¿En qué quedó la rebaja de la dieta parlamentaria? Discusión se retoma en el Senado

Rebaja dieta parlamentaria

Parlamentarios del Frente Amplio esperaban que antes del receso legislativo de febrero se concretara la reducción del 50% en sus remuneraciones. Sin embargo, desde el Senado pronostican que no será sino hasta abril próximo.




Fue trending topic en twitter y varios aplaudieron que, a solo 41 días del estallido social, el 27 de noviembre 2019, la Cámara de Diputados aprobara por amplia mayoría un proyecto de ley patrocinado por Giorgio Jackson y Gabriel Boric que rebajaba la dieta parlamentaria. Hoy esa remuneración asciende a $9.349.851, cifra que, descontando  impuestos, salud y pensiones, queda en un monto líquido cercano a los $6,5 millones.

El proyecto aprobado en la Cámara establece que un organismo técnico como el Banco Central fije un nuevo monto de remuneración para diputados, senadores y otros altos cargos públicos. Sin embargo, según  una norma transitoria también aprobada ese día, una vez despachada esta ley, los congresistas reducirían a $3.2 millones aproximadamente la dieta hasta que sea determinada la nueva remuneración.

Pese a que rebajar el monto fue aprobado en forma unánime por los 150 diputados de todos los partidos presentes en el hemiciclo ese día, su tramitación en el Senado no había tenido movimientos desde el día 3 de diciembre pasado, momento en que llegó a la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara Alta.

Recién  hoy, a partir de las 10.30 horas, la comisión tenía presupuestado recibir al Ministro de Hacienda, Ignacio Briones; al Presidente del Banco Central, Mario Marcel; al Director Nacional del Servicio Civil y Presidente del Consejo de Alta Dirección Pública, Alejandro Weber y al Presidente del Sistema de Empresas Públicas, Ricardo de Tezanos.

El presidente de esa comisión, Felipe Harboe, explicó que en marzo podría "ojalá despacharse" el proyecto para fijar un nuevo monto en la dieta. "La comisión está sesionando dos o tres veces por día con proyectos como paridad, infraestructura crítica, Ley Gabriela, antisaqueos y límite a reelección, entre otros. Eso ha hecho difícil tratar el proyecto. No obstante, hemos recibido muchas solicitudes de audiencia que quieren opinar sobre el proyecto y tenemos audiencias fijadas para escuchar. Durante marzo debería ojalá despegarse", señaló el senador.

Reclamos

Desde la Cámara, en tanto, reclaman que el proyecto no esté despachado antes del receso legislativo de febrero próximo. Uno de sus autores, Giorgio Jackson, pide su urgente tramitación. "Este proyecto lleva casi seis años esperando y recién con la movilización social pudo aprobarse en la Cámara. Es imperioso que el Senado le de urgencia para dar una señal importante de soltar privilegios", dijo a La Tercera.

Su compañero de coalición, Gonzalo Winter, en tanto, lamentó lo que denomina "lentitud del Senado" y pide que se sinceren posturas: "Quiero exigirle al Senado que legisle en esta materia y si no quiere rebajar la dieta, que lo diga".

El tema también preocupa en el oficialismo. En RN donde la diputada Ximena Ossandón, sostuvo que "éste es un gesto político necesario". La diputada asegura que desde la aprobación del proyecto, ella efectúa donaciones equivalentes al 50% de su dieta. Y en la UDI, el diputado Javier Macaya afirmó que "creo que (la tramitación) está dentro de los tiempos legislativos que habitualmente toman estos proyectos. Pero este tiene cierta carga de simbolismo, por lo tanto es importante que se tomen las definiciones luego".

Fuentes del Ejecutivo explicaron que la Secretaría General de la Presidencia tiene lista una indicación para agregar al proyecto,  que solo esperan que su tramitación se reanude para ingresarla. Esta modificación -agregan- apunta a que un organismo externo y técnico determine las remuneraciones y precisan que ya en tres oportunidades han hecho presente que la tramitación se haga con "suma urgencia", es decir, en un plazo de 15 días.

Comenta