Semana de citas clave para la Constitución: gobierno y UDI coinciden en la “deliberación democrática”

FOTO: KARIN POZO/AGENCIAUNO

El senador Javier Macaya puntualizó que los bordes constitucionales no son “intransables”. La ministra de la Segegob, Camila Vallejo, recalcó que el gobierno seguirá acompañando el proceso.


Una de semana de reuniones relevantes para el futuro del proceso constituyente será la que recién parte. Mientras este lunes el oficialismo -Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático- tendrá una cita para tratar de llegar a acuerdos, el jueves se replicará el encuentro de todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria para seguir buscando consensos. En la previa, tanto desde el gobierno como el presidente de la UDI, Javier Macaya, afirmaron que el contenido de un posible texto debe atravesar por una “deliberación democrática”.

Luego de que el viernes pasado se presentara el documento de los partidos de Chile Vamos -UDI, RN y Evópoli- titulado “Principios del nuevo proceso: mayor presencia de la institucionalidad y distancia con el proceso anterior”, donde proponen un comité que redacte principios que delimiten la elaboración de una nueva Carta Magna, como “la unidad del Estado del Chile; la existencia de tres poderes del Estado autónomos e independientes; la existencia de un Congreso bicameral compuesto por una Cámara de Diputados y Diputadas y un Senado; la protección del derecho a la vida; la protección del medioambiente; la protección de la propiedad, haciéndola extensiva a los fondos previsionales y al aprovechamiento de las aguas”, entre otros, este domingo Macaya recalcó que estos no son “intransables”.

“Hay conversaciones respecto a qué bordes se pueden tener en este diálogo que tiene que seguir generándose, sin exclusiones, sin intransables. No es dejar amarres, pero sí fijar principios ordenadores”, recalcó Macaya en entrevista con Mesa Central de Canal 13.

En esa línea, el legislador explicó que “se pueden poner bordes que sean virtuosos, que hoy la sociedad tiene, por ejemplo, el reconocimiento de esos pueblos originarios, pero no la plurinacionalidad”, y subrayó que “fijándose bordes bien estructurados que eviten que se vuelva a pensar en refundar Chile, creo que el órgano es más bien indiferente”.

Además, el senador explicó que la propuesta realizada por su coalición no implica que ellos quieran escribir la próxima Carta Magna, “porque acá nos han acusado de que queremos escribir antes de la Constitución y que queremos omitir la deliberación necesaria democrática que se tiene que dar por el órgano. Nosotros lo que queremos hacer hoy es no inhibir esa deliberación democrática que se tiene que dar en el órgano, pero sí fijarle una cancha. Se habla mucho de la hoja en blanco, aún las hojas en blanco tienen bordes”.

Sobre las propuestas del bloque opositor, el presidente de Renovación Nacional, el también senador Francisco Chahuán, afirmó en la presentación de la propuesta que “no hay espacio para intentos refundacionales. Las hojas en blanco no tienen espacio en el trabajo que vamos a realizar”.

Además, Macaya coincidió en que hay que sacar los focos públicos a la discusión constitucional y volver a darles protagonismo a temas como la seguridad, el orden público, la economía. “Llevamos seis meses de gobierno y el foco de la política ha estado puesto exclusivamente en el tema constituyente”, puntualizó, coincidiendo con el diputado Tomás Lagomarsino (PR), quien lo planteó en la reunión del viernes pasado.

“Las prioridades de las personas no están puestas en el proceso constitucional, sino en temas como la seguridad y la inflación, y por lo tanto planteamos tener un proceso constitucional poco ostentoso y sobrio que permita no distraernos de las tareas que como país tenemos que enfrentar en el corto plazo, pero también darle salida institucional y una nueva Constitución al momento que estamos viviendo y a nuestro país. Fue una idea que concitó algún grado de respaldo en algunas fuerzas políticas de centroizquierda, como también de centroderecha”, explicó el parlamentario radical.

La posición del gobierno

En tanto, la vocera de gobierno, Camila Vallejo, manifestó que el Ejecutivo espera que sea un órgano electo democráticamente el que redacte una posible nueva Constitución. “Evidentemente que haya una elección, que no sea un organismo impuesto, es lo que esperamos todos yo creo, en general, no solamente el gobierno, la ciudadanía y las mismas fuerzas políticas que han participado”, sostuvo en Canal 13.

Asimismo, consultada respecto de si el gobierno va a seguir planteando posturas frente al proceso constituyente, la secretaria de Estado aseguró que “nuestro gobierno tiene opinión, porque esto es política y obviamente tenemos principios y cosas que defender, que ya ha señalado el Presidente, que son los términos generales de cómo esperamos que se dé esta conversación, el diálogo con todos los sectores. Que de alguna manera se respete lo que fue el mandato popular y la necesidad de contar con una Constitución hecha en democracia y que el organismo sea obviamente un organismo democrático que puede ir definiendo la propuesta”.

“Hay opiniones distintas sobre, por ejemplo, los contenidos que se han presentado, pero nuestro gobierno está acompañando este proceso, representado por nuestra ministra secretaria general de la Presidencia, Ana Lya Uriarte, que va a estar, por cierto, esta semana también”, puntualizó la titular de la Segegob.

Asimismo, hizo frente a los cuestionamientos sobre el protagonismo que ha tenido el debate constitucional y aseguró que “se ha tratado de instalar que nuestro gobierno, sobre todo del mundo opositor, de que nuestro gobierno no gobierna y se preocupa solo del tema constitucional, y eso es absolutamente falso (…) Nosotros gobernamos”.

A su vez, el presidente del Senado, Álvaro Elizalde (PS), quien encabeza las conversaciones entre las fuerzas políticas, explicó que aún falta mucho para lograr acuerdos en torno al proceso constituyente. “Esta semana recibimos las propuestas de las distintas fuerzas con representación parlamentaria y en la próxima reunión de trabajo que se va a realizar el próximo jueves vamos a recibir las contrapropuestas, de esa manera esperamos que se acerquen un poco los puntos de vista, porque todavía estamos lejos de llegar a un acuerdo”, aseguró el socialista.

También insistió en la necesidad de que haya participación ciudadana para la discusión del texto. “No creo que me corresponda estar calificando las propuestas, no obstante he señalado que el proceso constituyente debe ser un proceso de deliberación democrática y, por tanto, finalmente es la ciudadanía la que tiene que determinar los contenidos que tienen que estar presentes en la Constitución”, dijo el senador.

A su vez, la presidenta del PS, Paulina Vodanovic, manifestó que “la derecha no está en posición de rayar la cancha” y recalcó que “lo que tiene que entender la derecha es que aquí ya se abrió un proceso constituyente que no se puede cerrar por voluntad política, el proceso tiene que continuar su marcha tal como lo comprometió la derecha democrática”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.