“Sobre mi cadáver”: Bachelet reitera que no será candidata por tercera vez

Michelle Bachelet

Expresidenta dijo que la idea “no le hace bien a la democracia” y que “no puede ser que porque algunos piensen que es el único árbol parado, todos se suban arriba del árbol”.




“¿Cómo lo digo? ¿En diplomático? ¿O lo digo en chileno? Sobre mi cadáver. Y la razón es política”, comenzó contestando la pregunta que se dejó para el final de más de una hora y media de conversatorio por Facebook Live en el que, como alta comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, analizó hoy el impacto internacional y en Chile del coronavirus. Fue Paulina Vodanovic, la presidenta de la Fundación Horizonte Ciudadano -creada por la exmandataria- la que le hizo una consulta totalmente ajena al tema del encuentro: si volvería a ser candidata presidencial por tercera vez.

“La democracia exige nuevas caras, que no quiere decir que sean caras jóvenes necesariamente, pero nuevas caras. No puede ser que porque no haya nadie más, que la misma señora que ya estuvo dos veces vuelva por tercera vez. Creo que eso no le hace bien a la democracia”, replicó.

Además de volver a cerrar la puerta a otra campaña a La Moneda (el año pasado dijo que “no busco, no quiero y no voy a ser candidata”), sinceró dos cosas sobre su futuro: “Tampoco estoy interesada en ser secretaria general de Naciones Unidas, por si acaso”, y dijo que quiere volver al país.

“A Chile voy a volver, no me voy a quedar para siempre por estos lados”, aseguró. Bachelet -quien ocupa el cargo en la ONU desde septiembre de 2018- y quien criticó el argumento de que podría regresar ante la falta de precandidatos presidenciales en la oposición, replicando así el cuadro del sector hacia finales del primer gobierno de Sebastián Piñera.

“No puede ser que porque algunos piensen que es el único árbol parado, todos se suban arriba del árbol; no. Se requiere que se apoyen y se generen liderazgos nuevos, que se hagan cargo del nuevo país que vamos a ver, porque también -y no solo por el Covid- es un país que ha ido cambiando”, sentenció. Pero así como alentó a que otros líderes “tenga, propuestas interesantes”, advirtió que “uno de los mayores desafíos es la construcción de confianzas”.

E insistió en que “no solo yo no volvería como candidata, sino que estoy en contra de todos estos grupos cerrados que toman decisiones y que no se amplían a la ciudadanía, que ha mostrado ser responsable, seria y capaz de hacer propuestas también. Así que yo, de verdad, no”. Acá la exmandataria no nombró a nadie.

Esta argumentada negativa suya a volver a competir llega justo cuando su figura ha estado circulando varias veces en el marco de esta crisis. Bachelet ha intervenido opinando y a veces cuestionando el manejo de la pandemia por parte del actual gobierno, pero su nombre también ha sido mencionado como parte de un teórico “pacto social” que involucre al gobierno y a la oposición.

El pasado 6 de mayo criticó la entonces vigente idea de entregar el “carné Covid” -que a la larga la autoridad suspendió- durante un diálogo remoto con el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi. Ahí también sostuvo que “salud o economía es una controversia falsa”. Y el viernes 15 de mayo se unió a los expresidentes Ricardo Lagos y Eduardo Frei en una conversación remota junto a Piñera, en la que intercambiaron puntos de vista sobre la crisis.

“Demasiado exceso de fuerza” en protestas

A Bachelet también le preguntaron por las protestas de la semana pasada en El Bosque y otras comunas de Santiago, por la falta de alimentos, movilizaciones que han sido criticadas por el gobierno y que ha calificado como ajenas a las que siguieron al 18 de octubre. La expresidenta cuestionó que “ha habido demasiado exceso de fuerza como respuesta a todo tipo de movimiento social, y que es dañino, no le hace bien a la democracia y genera indignación”.

Y contó que “he leído, he escuchado y me han mandado información de protestas que han estado surgiendo en barrios de Santiago, como en El Bosque y otras partes, con letreros que dicen “Tenemos hambre”. Es clave, y también así lo recomendé, generar mecanismos de protección social importantes. Porque, claro, ha habido distribución de algunas canastas de alimentos, pero parece que son escasas comparativamente para la situación”.

Yendo hacia atrás, la exmandataria dijo que ante lo ocurrido a fines del año pasado, le “recomendé en su momento a varios líderes” que “el camino era el diálogo, no la represión”. Dijo que “si bien hubo protestas con actos violentos, la mayoría fueron pacíficas, dentro de cauces normales de una movilización social, y muchas veces de una respuesta excesiva por parte de las fuerzas de seguridad o militares, y que dio origen, también, a generar más violencia”.

Reiteró que ante el cuadro actual “la solución no es el exceso en el uso de la fuerza, sino el diálogo entre actores sociales, no solo entre actores políticos. En nuestro país, como hay una falta de credibilidad de las instituciones, es clave sentar a todos los actores”, como la “sociedad civil”, sea “el Colegio Médico, como otros dirigentes sociales importantes”.

“Muy de acuerdo con que se requieren nuevos liderazgos, le contestó el presidente del PR, Carlos Maldonado, “pero no hay recetas para ello, los liderazgos surgen mediante el trabajo y las características personales”.

Heraldo Muñoz, jefe del PPD, dijo coincidir con ella “en la necesidad de elaborar propuestas y programas de protección social para lidiar con lo que está detrás de las protestas en El Bosque y La Pintana. No son las mismas protestas del 18 de octubre”. b

Comenta