Sondeo evidencia crisis opositora y figuras del FA son mejor evaluadas

La DC reacciona al fallo por el caso Frei Montalva

FOTO: RUBEN ZAMORA/AGENCIA UNO

La oposición, en su conjunto, anotó retrocesos en la última encuesta CEP. Además, las figuras de la ex Nueva Mayoría son, en general, las más afectadas.




Los números para la oposición no son positivos. Al menos eso reflejó la última encuesta CEP dada a conocer ayer, reafirmando así el momento crítico que atraviesa la centroizquierda. Esta vez ni la expresidenta Michelle Bachelet logró sortear la crisis de su conglomerado.

Aunque la actual alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos se mantiene en el segundo lugar del ranking de las figuras mejor evaluadas con un 38% de valoración positiva, cae cuatro puestos respecto del sondeo anterior (42%). Y si antes la separaban dos puntos de Lavín -la figura más popular- ahora la brecha es de proporciones: 18 puntos.

El problema se hace más evidente cuando se analizan los porcentajes de aprobación de otras figuras de la ex Nueva Mayoría.

La mayor baja de todas las figuras de oposición correspondió al excanciller y actual presidente del PPD, Heraldo Muñoz, quien marcó un 25% de aprobación y un 27% de desaprobación. Esto, pese a que en la entrega anterior de la CEP, en diciembre de 2018, el exsecretario de Estado se posicionó como la figura con mayor evaluación positiva de la ex Nueva Mayoría luego de Bachelet.

De hecho, en ese momento, su irrupción como carta presidencial parecía inminente. Pero ahora esa posibilidad queda en suspenso. Más aún cuando dentro de su partido el senador Ricardo Lagos Weber -que ha reconocido sus aspiraciones presidenciales- lo superó al anotar un 28% de aprobación.

Quien tuvo la mejor evaluación dentro de la ex Nueva Mayoría -sin considerar a Bachelet- fue el excandidato presidencial del sector Alejandro Guillier (31 puntos), seguido por el alcalde comunista, Daniel Jadue (31). El senador socialista José Miguel Insulza, en tanto, alcanzó 26 puntos.

Pero la situación de los timoneles del resto de los partidos de la ex Nueva Mayoría que fueron medidos en el sondeo es aún peor. El senador y presidente del PS, Álvaro Elizalde, tiene un 17% de evaluación positiva y 32% de desaprobación; el jefe de la DC, Fuad Chahin, 15% de aprobación y 39% de desaprobación; y el comunista Guillermo Teillier 14% de evaluación positiva y 41% negativa. Los tres dirigentes bajaron considerablemente sus porcentajes en relación a la encuesta anterior.

El posicionamiento del Frente Amplio

Además del declive para los partidos históricos de la centroizquierda, hay otro factor preocupante para el sector: los dirigentes del Frente Amplio superan en evaluación positiva a sus figuras.

Giorgio Jackson es quien consigue la mayor aprobación en la oposición luego de Bachelet, ubicándose en el quinto lugar del ranking general de las figuras mejor evaluadas, con un 36% de valoración y un 28 de desaprobación.

Además, apareció un nuevo personaje en la medición. El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, fue considerado en el sondeo y obtuvo el octavo lugar de la tabla, con un 33% de evaluación positiva y un 26% negativa.

Tras el edil se encuentra la excandidata presidencial del bloque, Beatriz Sánchez, con el mismo porcentaje de aprobación (33%), pero con una evaluación negativa de 30%. En la encuesta anterior, entregada en diciembre, Sánchez obtuvo 36% de aprobación y 28% de rechazo, números que si bien van a la baja, están en el margen del error muestral de 3%.

Quien sí registró una baja sustantiva fue el diputado Gabriel Boric. En la encuesta pasada se encontraba cuarto en la tabla de aprobación con un 39% de evaluación positiva, superando a Jackson, pero para esta entrega tuvo una baja de 9 puntos porcentuales, quedando con un 30% de aprobación y un 30% de desaprobación.

Lo que sí: Jackson, Boric y Sharp tienen aún bajos niveles de conocimientos, 64%, 60% y 45%, respectivamente, teniendo margen para crecer en un futuro. La exabanderada, según la encuesta, es más conocida (71%).

Comenta