Vamos por Chile no consigue las firmas y fracasa en su intento de ir a la Suprema por plebiscitos dirimentes

FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR /AGENCIAUNO

El plazo para reunir las 39 firmas requeridas para impulsar la reclamación ante la Corte Suprema expiraba este lunes, sin embargo, desde la coalición confirmaron que no lograron el objetivo. Constituyentes de RN y Evópoli habían respaldado la idea de la UDI de presentar la reclamación a pesar de que en privado sabían que no se alcanzarían las rúbricas necesarias.




Los convencionales de Vamos por Chile no lograron las 39 firmas que necesitaban para impulsar el requerimiento ante la Corte Suprema que habían anunciado, luego de que el pleno de la Convención Constitucional aprobara incorporar en su Reglamento General un mecanismo de plebiscito dirimente para resolver las materias en que no logren acuerdos por 2/3 de sus integrantes.

Para sectores de la UDI, dicha norma -que quedó sujeta a una reforma constitucional- vulneraba las reglas y, por tanto, apenas se aprobó activaron gestiones para presentar un escrito ante el máximo tribunal. Sin embargo, a horas de que expirara el plazo, este lunes, dirigentes del sector confirmaron que, pese a los esfuerzos que habían hecho en la previa, solo consiguieron 37 firmas, correspondientes a los convencionales de la UDI, RN y Evópoli y el apoyo del independiente Rodrigo Logan, lo que era insuficiente para concretar el ingreso del recurso.

Vamos por Chile tiene 37 convencionales en la Convención, por lo que necesitaban la firma de, al menos, otros dos constituyentes, ya que la reclamación ante la Corte Suprema exige un mínimo de 39 firmas.

“Los 37 de Chile Vamos y el independiente Rodrigo Logan pusieron su firma, pero no fue suficiente porque nadie de la ex Concertación estuvo dispuesto a defender las reglas del juego y la legalidad del proceso”, señaló ayer a La Tercera la convencional Marcela Cubillos (Ind.-UDI), pasadas las 13.00 horas.

Sin embargo, consultado por La Tercera, Logan afirmó que no puso su firma para la reclamación. “Tenemos que cuidar el país, tenemos una acusación al Presidente andando, una sociedad polarizada ante la presidencial, viene el 18 de octubre. El país no necesita que le echemos más leña al fuego y nos necesita más unidos que nunca”, explicó el convencional a este medio sobre su decisión.

Logan agregó: “Desde mi punto de vista como litigante, la forma en que está explicado el vicio esencial no es correcta y va a hacer que la Corte Suprema lo rechace. Aún cuando pueda ser esencial el vicio, éste no ha causado un daño directo”.

Desde Vamos por Chile habían contactado hace algunos días a los abogados Arturo Fermandois y Gabriel Zaliaznik, quienes redactaron dos borradores de reclamación y que fueron difundidos por los constituyentes de Chile Vamos durante el fin de semana.

Una estrategia fallida

El fracaso del sector se dio luego de que en el mismo colectivo de Vamos por Chile se instalaran intensas dudas sobre la pertinencia de judicializar el proceso constituyente. Así lo habían manifestado tanto privada como públicamente figuras como Cristián Monckeberg (RN) y Hernán Larraín Matte (Evópoli).

Pese a eso, según distintas fuentes, RN y Evópoli buscaron dar una señal de unidad, sumándose a la iniciativa como bloque a pesar de que sabían que era muy difícil que se lograran dos firmas en la centroizquierda o en independientes. Así, con la probabilidad cierta de que la acción no se concretaría, el costo de apoyarla se reducía. Sobre todo, porque además en esos sectores había quienes creían que la derrota ante la Suprema estaba casi garantizada.

Otras versiones afirman que tanto desde RN como Evópoli se hicieron esfuerzos “sinceros” por conseguir los apoyos necesarios. Por lo mismo, señalan las mismas fuentes, habría generado molestia en esos sectores el resultado de la frustrada jugada encabezada por la UDI. “Acá hubo un cierto sector que anunció a los cuatro vientos que íbamos a la Suprema y sabíamos que existían muy pocas posibilidades”, sostenía ayer en privado un convencional del sector.

A pesar de esto, desde Vamos por Chile dirigieron sus críticas a la oposición. “Ante la envergadura del engaño de los plebiscitos dirimentes, toda la centroderecha se alineó para recurrir a la Corte Suprema, pero 37 firmas no son suficientes, y esto lo sabemos desde el día de la elección de los convencionales. Pero lo que marca un hito hoy al no llegar a las 39 firmas es la cobardía de la izquierda democrática que sigue bailando al ritmo del PC y que no se han movido ni un milímetro de lo que ellos dictan”, sostuvo Arturo Zúñiga (UDI).

En la misma línea ahondó Cubillos. “El PC ‘negociará’ con amenaza de plebiscito intermedio arriba de la mesa. Y FA con tal que no le frustren su sueño de “una Constitución propia” seguirá jugando el juego del PC. Y los ex Concertación, que son aún menos que CHV, haciendo como que juegan porque no se atreven a diferenciarse”, afirmó.

“No tuvimos 39 firmas para ir a la Suprema, y lo que estaba en juego no era un quórum o un plebiscito, sino el Estado de derecho. La izquierda debió hacer tbn (sic) su esfuerzo, y no lo hizo. La historia los recordará como cobardes, y a poco andar verán lo torpe de sus cálculos”, escribió en su cuenta de Twitter Teresa Marinovic.

Constanza Hube (UDI), por su parte, sostuvo que “la centroizquierda democrática, que son aún menos que Vamos por Chile, no tuvieron el mínimo sentido común de apoyar la única vía para haber defendido el Estado de derecho. Quedará en la historia que 38 convencionales estuvimos dispuestos a defender las reglas con las que las personas votaron en el plebiscito. Esto es darle la espalda a cada una de las personas que votaron por nosotros”.

“Ni siquiera reunieron las 39 firmas para ir a la Suprema, porque no convencieron a otros del supuesto perjuicio (que no existe) del plebiscito dirimente. Mientras esta minoría desinforma y boicotea, el resto seguimos trabajando”, cuestionó desde la otra vereda Tomás Laibe (Colectivo Socialista).

*Esta nota fue editada a las 18.32 para precisar información y actualizar reacciones.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.