Warnken y el futuro de Amarillos por Chile: “Si no nos formábamos como partido íbamos a ser irrelevantes en la discusión constitucional”

Fundador de Amarillos por Chile, Cristián Warnken. Fotografía: Lukas Solís / Agencia Uno.

Sobre la posibilidad de formar acuerdos con otros partidos, el presidente de Amarillos por Chile afirmó que “nosotros estaríamos encantados de participar en cualquier acuerdo, en cualquier conversación”


Cristián Warnken, presidente de Amarillos por Chile, explicó este domingo que el motivo “más urgente” tras la aspiración del movimiento por constituirse como partido político fue poder formar parte de “la discusión constitucional que continúa”.

“Llegamos a la conclusión de que si no nos formábamos como partido íbamos a ser irrelevantes en la discusión constitucional que continúa. Y nosotros hicimos una promesa en la campaña que era ir en la búsqueda de una nueva pero buena Constitución”, señaló el fundador del movimiento en conversación con Mesa Central.

El pasado 21 de septiembre el movimiento Amarillos por Chile realizó la inscripción de las primeras firmas que dan inicio al proceso para convertirse en un partido político. Estiman que, si todo sale conforme a lo planeado, en la primera quincena de octubre podrían obtener la luz verde del Servel.

Entre los primeros cien firmantes destacaron los exintegrantes de la Democracia Cristiana (DC) y exministros: Soledad Alvear, José Pablo Arellano, René Cortázar, José de Gregorio y Jorge Burgos. Además de los exsenadores Fulvio Rossi (exPs) y Eugenio Tuma (exPPD), además del exministro Isidro Solís (exradical).

“Para constituirnos como partido se elaboró una declaración de principios, para estar unidos en torno a ciertas ideas fuerza que nos unan, porque es gente muy diversa la que converge aquí en este movimiento”, indicó Warnken. “Esa declaración tiene que ver con la búsqueda de una nueva Constitución, pero es verdad que hay principios que tienen que ver también con la posibilidad de que exista un espacio nuevo, reformista, en la política chilena, que nosotros creemos que está vaciado ese espacio y Amarillos ojalá pueda contribuir en el futuro, eso lo veremos”.

Al respecto de la decisión de dar el paso de movimiento a partido, aseguró que “la decisión no fue fácil, yo mismo siempre fui partidario más bien de mantener esto como un movimiento, con la frescura, la vitalidad que tienen los movimientos ciudadanos fundamentalmente”.

“Si no nos constituíamos como partido, por ejemplo, no íbamos a poder elegir convencionales, que así lo llamo transitoriamente, en la nueva o convención o asamblea o cabildo que se elija para hacer esta nueva Constitución. No había otra manera que hacerlo de esta forma y esa es la causa más urgente del intento de formar un partido como Amarillos por Chile”, aclaró Warnken.

“Yo creo que nosotros vamos a lograr 18 mil militantes más rápido de lo que pide la ley. Esa es la intuición que tenemos porque de verdad hay mucha gente anónima, por decirlo así, que no había participado en política y que viene desde distintas vertientes que hoy día se dio cuenta que la política no hay que abandonarla”, afirmó.

Sobre la posibilidad de formar acuerdos para un nuevo proceso constitucional, el presidente de Amarillos por Chile afirmó que “nosotros estaríamos encantados de participar en cualquier acuerdo, en cualquier conversación”

Si pudiéramos llegar a ser partido, evidentemente que nos gustaría estar en todo lo que sea acuerdo, es decir, el espíritu fundante de Amarillos es el espíritu de los acuerdos, pero no sé si vamos a llegar y alcanzar, porque el proceso de formación de un partido tiene límites y plazos”, afirmó en Mesa Central. “El déficit que hemos tenido en Chile es el déficit de escuchar al que piensa diferente a uno y en ese espíritu estaríamos encantados de participar en cualquier acuerdo”.

Leer más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.