6 cosas que debes saber para elegir y preparar bien un termo con comida

Mantener caliente el almuerzo que se ha preparado por la mañana y se ha metido en la lonchera puede plantear algunos problemas. Hay algunos trucos que puedes aplicar para mantener la temperatura de los alimentos y aquí te los contamos.




Vuelven los colegios, vuele también la presencialidad en algunos trabajos, lo que para muchos significa comenzar nuevamente a almorzar fuera de casa, es decir, en el trabajo o en el colegio. Te despertaste más temprano de lo habitual, preparaste con amor la comida para tu hijo, metes el termo en la lonchera y cuando sale del colegio le preguntas cómo estuvo la comida y te dice que no se la quiso comer porque estaba fría. No era lo que estabas esperando.

Claro, hay colegios en los que existe la posibilidad de que almuercen en el casino, pero muchos de los que han retornado al 100%, han preferido no volver aún a esa práctica para poder evitar contagios, por ende, piden llevar la comida desde la casa. Otra opción sería que niños y niñas pudiesen calentar su comida en microondas - si es que el colegio ofrece esa opción -, sin embargo, en términos de precaución pandémica, tampoco sería muy conveniente. Lo mismo puede pasar en el caso de los trabajos.

Mientras el clima nos lo permita, aún la opción puede ser preparar comidas frías o ensaladas, no obstante ya estamos en otoño y hay que empezar a pensar “fríamente”. Por eso, preparamos esta guía sobre buenos termos que existen en el mercado en Chile y además, consejos para lograr mantener la comida caliente por el mayor tiempo posible.

1. Termos

La mejor manera de mantener la comida caliente es en un termo o un recipiente aislante. Deben tener un sello hermético al vacío por el que no se escape el aire caliente y que el recipiente tenga un revestimiento o materiales aislantes.

  • Debe prometer mantener la comida caliente o fría por al menos 10-12 horas.
  • Si es para niños pequeños, ideal que no sea tan grande para que se adapte a sus porciones. También así es más probable que quepa en su lonchera y que esta no sea una carga excesiva más.
  • Que tenga una boca ancha. Es más fácil meter una cuchara y es más fácil de limpiar que un termo alto y estrecho.
  • Que tenga doble aislante.

CONSEJO: Practica con tu hija o hijo pequeño abrir y cerrar su termo.

A continuación seleccionamos algunos termos buenos basados en nuestras experiencias y en la de los usuarios de Amazon.





2. Elegir bien la comida

Por si no lo sabías no toda la comida se mantiene bien caliente en un termo, mientras más solido menos caliente se mantendrá.

  • Sopas, cremas y caldos siempre conservarán mejor el calor.
  • Alimentos salados como guisos o pasta son salsas es mejor que arroz solo con un trozo de pollo a la plancha.
  • No utilices un termo para alimentos secos como el arroz o los huevos revueltos.

CONSEJO: Los alimentos sólo se mantienen calientes o fríos en un termo si tienen algo de líquido.

Más sobre Vida práctica

    3. Calentar la comida

    Recuerda que debes calentar los alimentos hasta el punto de ebullición de 100 °C sin que se queme la comida, por supuesto. No importa si es en la cocina o el microondas. Si tienes termómetro de comida puedes ir verificando la temperatura. Esto asegurará que al momento de almorzar, la comida seguirá caliente.

    4. Preparar el termo

    Llena el termo con agua hirviendo para calentarlo. Deja reposar durante unos 10 minutos con el agua hirviendo dentro para ayudar a calentar el recipiente. Este precalentamiento ayudará a mantener caliente la comida que pongas en el termo hasta la hora de comer.

    Vierte el agua después de 10 minutos. No te olvides de reutilizarla.

    5. Lonchera térmica

    Para obtener una capa adicional de calor, lo ideal es guardar el termo en una lonchera con aislante. Las loncheras térmicas pueden tener varias características, como forro aislante, múltiples compartimentos, secciones especiales para bolsas de calor o bolsas de agua caliente, interiores impermeables, etc.

    CONSEJO: Guarda siempre de pie el termo. Enséñale a tus hijos nunca abrirlo antes de la hora de comida para evitar perder el calor.

    Aquí algunas opciones para grandes y chicos y distintos precios:






    6. Separar alimentos

    Aunque tengas un espacio limitado, haz lo posible por separar los artículos calientes de los fríos. Aunque tengas recipientes individuales para los alimentos calientes y fríos, puedes mantenerlos más separados utilizando un separador físico. Prueba a utilizar elementos neutros, como servilletas o utensilios, para añadir una pequeña división entre tus recipientes calientes y fríos. Puedes hacer una pequeña “muralla” de papel aluminio. De estos modos, te asegurarás de que las temperaturas de ambos recipientes se mantengan lo más controladas posible.


    *Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 22 de marzo de 2022. Los valores y su disponibilidad pueden cambiar.

    Comenta

    Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.