Buenos datos para decorar

edificio

Ilustración: César Mejías.

Isidora es diseñadora y su marido Andrés es arquitecto, juntos viven hace dos años en un departamento de los años 60 en Providencia, donde atesoran obras de arte, objetos traídos de diversos viajes y recuerdos de familia. Un espacio donde nada está al azar y abundan los buenos datos.


Justo un mes antes de casarse y partir de luna de miel a Bali, Isidora García y Andrés Rudloff, se toparon —mientras caminaban con su hijo por Av. Pocuro— con un cartel de arriendo pegado en uno de los edificios más emblemáticos de esa calle: la construcción de los años 60 del arquitecto Víctor Emanuel Becker, fiel representante de la arquitectura moderna de Santiago, desde donde florece cada primavera una frondosa buganvilia que cubre gran parte de la fachada. Llamaron para agendar una visita ese mismo día.

"No estábamos buscando un departamento, pero cuando entramos y vimos cómo era, nos miramos y dijimos: este es, aquí tenemos que vivir. A Andrés le gusto la luz y la orientación nororiente. A mí, los espacios, porque es un departamento muy bien pensado, con un hall de entrada que incluye un clóset para los abrigos y dormitorios amplios", cuenta Isidora.

Y así fue como sin quererlo, dos días después estaban en una notaría firmando los papeles de contrato. Y un mes más tarde —a la vuelta de su luna de miel— armando de a poco su nueva casa, donde cada objeto, cuadro o mueble tiene un lugar muy bien pensado. "Nuestro mayor susto es que parezca casa piloto. Por eso, nos atrevemos a mezclar una lámpara de lágrimas con una mesa rústica, dos cosas que para la mayoría no tienen mucho que ver, para nosotros tiene todo el sentido. Además, nos gusta ir de a poco decorando, tomarnos el tiempo necesario para llevar a cabo una idea que tenemos en la cabeza", cuentan.

A continuación, sus mejores datos de decoración:

[caption id="attachment_779574" align="alignnone" width="3744"]

Foto: Rodrigo Cisterna.[/caption]

La alfombra es un regalo de matrimonio que le hicieron las amigas del colegio a Isidora y Andrés, la cual está hecha 100% a mano con fibras naturales por artesanas de la Patagonia chilena. Los diseños se pueden encontrar en el Instagram casa_sur o en casasur-co.com.

[caption id="attachment_779586" align="alignnone" width="5482"]

Foto: Rodrigo Cisterna.[/caption]

Cada vez que sus amigos los visitan les preguntan o hacen algún comentario sobre la mesa de comedor que tiene un estilo rústico, como recién sacada de una casa de campo. Lograr hacerla no fue fácil y después de deambular por varios maestros, lograron dar con uno en el Persa Biobío con quien trabajaron paso a paso la madera para que quedara como una mesa original. "Para que lograr el estilo hay que echarle a la madera barro, luego esparcirlo para que quede natural y terminar fijando con un spray".

Ha sido tal el éxito entre sus conocidos que decidieron emprender y desde hace unos meses están realizando estas mesas a pedido. Para contactarlos escribir a rudloff.arq@gmail.com.

[caption id="attachment_779589" align="alignnone" width="3744"]

Foto: Rodrigo Cisterna.[/caption]

El frutero que está sobre el comedor lo encontraron en un viaje a Nueva York, en el museo MoMA. "Siempre de los viajes nos traemos cosas, algún detalle, nos gusta la idea de que nadie más lo tenga".

[caption id="attachment_779598" align="alignnone" width="3744"]

Foto: Rodrigo Cisterna.[/caption]

[caption id="attachment_779601" align="alignnone" width="3744"]

Foto: Rodrigo Cisterna.[/caption]

La pizarra de tiza con marco negro que acompaña el comedor la diseñaron ellos con molduras que compraron en la fábrica Todo Yeso, ubicada en Arturo Prat 1765, Santiago. "Voy probando ideas que se me ocurren. Nos encanta mezclar lo moderno con lo antiguo y ver si funciona. Lo bueno es que la mayoría de las veces funciona", cuenta Isidora.

[caption id="attachment_779611" align="alignnone" width="5616"]

Foto: Rodrigo Cisterna.[/caption]

[caption id="attachment_779613" align="alignnone" width="3744"]

Foto: Rodrigo Cisterna.[/caption]

El móvil que destaca cerca del ventanal está inspirado en el trabajo del escultor estadounidense, Alexander Calder. "Desde mis años universitarios siempre he admirador el trabajo de Calder y hace poco encontré a un diseñador chileno que se especializó sobre móviles en Londres y que hace un trabajo similar ", dice. Para conocer los modelos ingresar al Instagram: movilescolgantes.

[caption id="attachment_779617" align="alignnone" width="3744"]

Foto: Rodrigo Cisterna.[/caption]

Desde Bali trajeron la cabeza de bronce que cuelga de la pared principal del living y para lograr subirla al avión tuvieron que comprar una maleta nueva. "Desde que organizamos el viaje sabíamos que volveríamos con una cabeza de búfalo, pero las típicas que todo el mundo conoce, esas de hueso, son imposibles de ingresar al país por lo que la opción era encontrar una de resina. Un día estábamos caminando bajo una lluvia torrencial y la vimos al otro lado de la calle, al final de un pasillo, y supimos que ¡era la cabeza!".

[caption id="attachment_779620" align="alignnone" width="3744"]

Foto: Rodrigo Cisterna.[/caption]

Justo al lado de ventanal hay un cuadro del artista chileno Santiago Ascui que Isidora le regaló a Andrés para su cumpleaños. "Siempre estoy atenta a lo que está haciendo y voy seguido a sus ventas de taller. Me encanta su trabajo". Para conocer más sobre Ascui ingresar a santiagosalvador.cl o al Instagram: santiagoascui.

[caption id="attachment_779630" align="alignnone" width="3605"]

Foto: Rodrigo Cisterna.[/caption]

[caption id="attachment_779624" align="alignnone" width="3744"]

Foto: Rodrigo Cisterna.[/caption]

Este móvil está puesto justo al lado de la ventana de la pieza principal. Y al igual que los otros móviles de la casa, tomaron protagonismo con la llegada de Benicio, a quien le gusta mucho mirarlos. Este modelo se puede comprar en www.pichintun.com.

[caption id="attachment_779633" align="alignnone" width="3423"]

Foto: Rodrigo Cisterna.[/caption]

Los tonos de la pieza de Benicio se ajustan a la paleta de colores del departamento: gris, blanco, negro, se mezclan con algunos objetos más coloridos, como el móvil de cuatro colores que compraron en el museo Guggenheim de Nueva York. Las mantas que cuelgan de la cuna son de Zara Home.

[caption id="attachment_779634" align="alignnone" width="5166"]

Foto: Rodrigo Cisterna.[/caption]

Sobre la autora:

Periodista de La Tercera.

Comenta