Consejos y productos para lidiar con los pelos de tus mascotas

Muchas mascotas pelechan, algo que se acentúa con los cambios de temporada, la mala alimentación o el estrés. Como sea, ver sus pelos sueltos cubriendo todas las superficies puede ser un bastante abrumador, pero aquí hay recomendaciones para sobrellevarlo.




A veces, tener mascotas que pelechen o no es cosa de suerte. Se supone que siempre están cambiando su pelaje, pero son varios los factores que influyen en la cantidad de pelo que van repartiendo por toda la casa. Yo en un momento viví con mis tres perros en un departamento: tres mestizos imitación de cocker, pastor alemán y salchicha. Pero creo que nunca tuve rastros de ellos en mi ropa. Mi amiga Natalia, por su lado, tiene tres gatos de pelo corto y un perro mestizo, y siempre se queja de que no puede usar ropa negra.

“Cuando voy al mall y me compro ropa bonita, tengo que recordarla así, como me la probé, porque nunca más la vuelvo a ver en ese estado: apenas entro a mi casa me lleno de pelo”, me cuenta. Y por eso anda para arriba y para abajo con un cepillo para sacarse los pelos, siempre a mano en su cartera.

Recolector de pelo Zeropelo


Otro amigo, Nicolás, tiene dos perros, Mickey y Donald, que recogió de la calle en 2019 y no sabe qué hacer con tanto pelo que se les cae. Sobre todo con el encierro durante la pandemia. Ahí empezó a fijarse en miles de detalles en su casa que nunca antes notó: grietas en las paredes, baldosas chuecas, muebles cojos que intentó arreglar sin resultados positivos, sumados a los pelos de sus mascotas repartidos por toda la casa. Estaban pegados en los cojines, en la parte de abajo del sillón, arriba de las alfombras y de su cama.

Por todo el departamento hay pistas de la existencia de Mickey y Donald, y por eso Nicolás decidió comprarse una aspiradora robot: su paranoia por mantener la casa sin pelos ha disminuido bastante. Doy fe de eso.

Aspiradora iRobot Roomba 671


Vuelvo a decir que soy afortunado en no tener que lidiar con eso, pero recuerdo, por ejemplo, a mi abuela, que en mi infancia temprana no me dejaba dormir con mis mascotas: “Es peligroso para los niños. Los animales sueltan pelo y se van a tus pulmones”, me decía. Así que las mascotas dormían en sus colchones, lejos de mí. O mientras ella no lo viera al menos. Pero, ¿es una creencia popular o realmente podría ser nocivo?

El médico veterinario Christian Arredondo no le da tanta importancia: “Efectivamente, el pelo se puede digerir o aspirar, y eso podría tener un efecto nocivo en las personas, sobretodo en los niños, pero no conozco a nadie que haya padecido una obstrucción por eso”, dice. “Habría que estar expuesto a una cantidad muy alta. En ese sentido, sería el mismo riesgo al que se sometería una peluquera. Y ni tanto”, ejemplifica.

Sería más peligroso para los propios gatos, cuenta el especialista. “Los de pelo largo se lamen mucho y pueden acumular tricobezoar (bolas de pelo). A los felinos enfermos se les da un laxante para animales o a veces ellos mismos terminan vomitando estas bolas”, cuenta. “Pero el pelechaje es inminente en perros y gatos. Está pasando todo el tiempo, pero lo vemos más con los cambios de estación, cuando dejan atrás su pelo viejo”

El sitio norteamericano DogTime enumera una cantidad de recomendaciones que, la verdad, como tenedor de mascotas, encuentro exageradas: arreglárselas con un limpiador de aire, fundas de cama lavables, ojalá tener un piso de madera dura, baldosas o en su defecto uno que combine con el pelo de la mascota. Además de aspiradoras inteligentes como la que compró Nicolás, un trapero húmedo a la mano, cepillos para pelusas con velcro y paños de microfibra. Demasiado creo yo.

Cepillo para pelos Furminator


Arredondo es más concreto y hace énfasis en tres cosas. Desde lo práctico, cepillar el pelo de los animales con un guante especial que ayuda a arrasar con lo viejo. Y recomienda matar dos pájaros de un solo tiro: es como hacerle cariño al animal, pero al mismo tiempo, uno le quita ese pelo antes de que se reparta por todo el hogar. Él mismo lo ha probado en sus gatos y dice que funciona bien.

Guante saca pelos TrueTouch


El especialista no recomienda tanto el baño como una solución. “Hay gatos que no tienen buena relación con el agua, ¿para qué exponerlos a un mal rato?”, dice. “Pero hay perros de pelo largo que podrían disfrutar un baño dos veces al mes, y así aprovechar de despojarse del pelaje muerto”.

Ante sus recomendaciones, no pude evitar preguntarle por otra creencia popular que he escuchado con fuerza entre mis amigos que ya son padres y que buscan mascotas para sus hijos: ¿existen perros o gatos hipoalergénicos? La respuesta es no. “Hay mascotas que por su tipo de pelo son menos reactivos a uno, como alérgeno, pero no son hipoalergénicos”, afirma.

“Una buena alimentación, con suplementos vitamínicos y Omega 3 y 6, son importantes para evitar ver una casa llena de pelos”, dice Arredondo, “No porque un alimento diga premium significa que lo sea. Hay que hablarlo con un especialista y elegir uno certificado”.

Además hace hincapié en algo importante: “Las mascotas pueden perder mucho pelo por estrés. Lo mejor es la tenencia responsable y cariñosa, hacer que se sientan queridos, tranquilos y protegidos”.

Finalmente, en palabras simples, el que quiere durazno, debe bancarse la pelusa. O si no le gustan las espinas, no tenga rosas. Las mascotas seguirán dejando sus bolas de pelo por todo el hogar y hay que saber lidiar con eso, de la mejor manera.


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 10 de febrero de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.