¿Mareos, somnolencia o dolor de cabeza?: guía para evitar los efectos de una ola de calor

sol dolor de cabeza

Ilustración: César Mejías

Son los síntomas menos deseables cuando estamos expuestos, inevitablemente, a temperaturas elevadas: mareos, somnolencia o dolor de cabeza. Suponen riesgos para todos, incluso para quienes deben trabajar en una oficina o al aire libre. En Práctico te contamos qué precauciones tomar para prevenirlos.


El verano suele ser la etapa más esperada para algunos: podrán descansar, relajarse, ir a la playa o disfrutar de la piscina. Otros, deberán conformarse con el aire acondicionado de su lugar de trabajo, si es que lo posee. El trayecto cotidiano desde la casa a este y viceversa, puede generar malestar, esto sumado a síntomas como fatiga, dolores de cabeza o incluso dificultad para dormir que provoca el aumento del termómetro durante estas fechas.

El centro de meteorología anunció una ola de calor para esta semana; las temperaturas no bajarán de los 34ºC y 35ºC grados entre las regiones del Maule y Biobío.

https://twitter.com/meteochile_dmc/status/1221918061600608262?s=20

Según la Asociación Chilena de Seguridad, las altas temperaturas pueden desencadenar estrés por calor, que podría perjudicar el desempeño laboral y el bienestar. La ACHS describe tres etapas en el que este problema se puede manifestar:

Fatiga: falta de concentración o dificultades para memorizar, dificultad en las habilidades motrices.

Náuseas: mayor agotamiento, dolores de cabeza, mareos y/o calambres.

Confusión: colapso o pérdida de consciencia frente a un golpe de calor, la sangre se va a las extremidades y el cerebro sufre una falta de oxigenación. En situaciones extremas, se puede llegar a la muerte.

Pero no está todo perdido. Tu verano en la oficina puede ser más agradable y fructífero si tomas las precauciones necesarias. Quizás no sea tan divertido como tomarse unas vacaciones, pero definitivamente podrás lidiar mejor con este fenómeno propio de los primeros meses del año.

[caption id="attachment_990397" align="aligncenter" width="658"]

Autor: César Mejías[/caption]

Según el sitio Laborum.com, es primordial contar con espacios de trabajo adecuados y con los implementos necesarios:

Climatización: se recomienda a las empresas estar a la altura de las necesidades de los colaboradores. En espacios cerrados contar con aire acondicionado, y para los trabajadores al aire libre, es importante contar con espacios con sombra y agua suficiente.

Vestimenta: según una encuesta realizada por la página, para un 73,6% de los encuestados es importante que ciertas compañías sean flexibles con respecto al vestuario al momento de elegir un lugar para trabajar. Según la gerenta de marketing de Laborum.com, María Jesús García-Huidobro, la idea es mantener un ambiente cómodo en beneficio de los colaboradores, aunque esto implique cambiar las normas de vestuario: "en casos más extremos las empresas podrían evitar el uso de corbatas o chaquetas de traje, sobre todo en el caso de los hombres, pues para las mujeres podría ser más flexible", recomienda García-Huidobro.

Consumo de agua y alimentación: también afirma que es importante que los trabajadores consuman alimentos livianos para no empeorar la fatiga y la somnolencia asociada calor. La ACHS aconseja tomar pequeños sorbos de agua cada 10 o 15 minutos, así como también el consumo de frutas y verduras que brindan hidratación al organismo.

Evitar la sobreexposición: se debe evitar la exposición al sol lo más posible. Los trabajadores suelen tomar algunos minutos libres para salir de la oficina, pero es recomendable que hagan uso de áreas comunes con ventilación para estar más seguros, añade la encargada de marketing de Laborum. Para quienes trabajan al aire libre, la ACHS recomienda tener la cara limpia para facilitar la transpiración, como también el uso de protector solar.

Pausa de descanso: siempre es buena una pausa ya que no somos robots, y más aún con las dificultades relacionadas al calor. Así que García-Huidobro recomienda un descanso de 10 minutos cada 40 o 45 de trabajo y que no fuerce su trabajo si este se hace más pesado: "que no lo fuerce y se tome un momento, descanse, consuma agua y luego retome sus tareas. Así, se evitarán distracciones en los tiempos laborales y, además, desencadenar situaciones de estrés", finaliza la profesional.

https://www.latercera.com/practico/noticia/sin-inspiracion-en-el-trabajo/964055/

Comenta