Mi primera moto: cómo iniciarte en el mundo de las dos ruedas

moto

Ilustración: César Mejías.

En días en que el transporte público no funciona a su máxima capacidad, el flujo del tráfico ha incrementado y con ello los atascos que —en ocasiones— superan las dos horas arriba de un autobús o automóvil. Ante este problema, comprar una moto puede ser la opción más inteligente.


Noviembre de 2019. En pleno horario punta, a causa de la crisis social, algunas de las principales arterias de Santiago no dan abasto y parece que cada día hay más autos. Desde los embotellamientos solo un vehículo logra desplazarse con plena libertad entre la fauna automotriz: es una moto. Y piensas, ¿por qué no soy yo quién va manejando ese bólido? Si te picó el bichito y estás por tomar la decisión de tener tu propia motocicleta, acá te dejamos algunos consejos para hacer más fácil el camino.

https://www.latercera.com/practico/noticia/alta-fidelidad-audio-hi-fi/778921/

No es un trámite tan simple. Walo Frías conductor de Rock & Ruedas en Radio Futuro y amante de estos vehículos, considera que "una persona que se va a subir por primera vez a una motocicleta no puede llegar y tomar cualquiera, porque comprar una moto es equivalente a comprar un avión: si caes puedes hacerte mucho daño o incluso morir".

El curso: aprende a manejar tu moto

Aprender a usar una moto es algo que puedes hacer por tu cuenta o tomando un curso. Lo más recomendable, si estás partiendo de cero, es tomar uno para interiorizarte en todo lo práctico y teórico que necesitas saber para rendir el examen a la hora de querer adquirir tu licencia clase C.

Si bien existen numerosos lugares que ofrecen este servicio, lo importante siempre es considerar el contenido que ofrecen las clases, pues además de lo práctico y psicotécnico, es necesario incluir la teoría que te ayudará a responder las preguntas del examen en el municipio. Estas clases ofrecen una inducción a la comunicación y convivencia vial, mecánica básica, y seguridad. Dentro de los más conocidos, destacan automovilclub.cl, motofull.cl, enmotoclicleta.cl, etcétera.

Gonzalo Pereira, gerente de Motoplex, acota que "además de estudiar el manual de educación vial completo, también se recomienda leer el segmento de motoristas. Ahí explican cuáles son los riegos, las reglas y las diferencias entre conducir un vehículo de cuatro ruedas y una moto".

[caption id="attachment_915113" align="alignnone" width="1280"]

Ilustración: César Mejías.[/caption]

Para comprar tu moto: homologación y papeleo

Según Chile Atiende, lo primero a considerar es la homologación de la motocicleta, en el caso de que esta sea nueva. Esto verifica "el nivel de emisiones de gases de escape y el cumplimiento de los requisitos de seguridad, dimensiones y funciones del vehículo, incluyendo sistemas y componentes".

Cuando el modelo de motocicleta está homologado, "los fabricantes, armadores, importadores o sus representantes, quedan autorizados para otorgar el Certificado de Homologación Individual (CHI) por cada motocicleta que comercialicen".

Si la moto que comprarás es usada, Pereira detalla que además del CHI, deberás contar con "la revisión técnica al día para circular, de lo contrario, no será legal su uso".

Contando con estos documentos, el paso que sigue es fijarse en que la moto esté inscrita y con su debida patente. Pereira enseña que esta debe ubicarse exclusivamente en el sitio señalado por el fabricante, que por lo general es un sector que cuenta con la iluminación de un foco que hace más fácil visualizar la patente: "Si la patente está puesta en otro sitio, como debajo de la cola, estarás cometiendo una infracción".

Además, debes como todo usuario de un vehículo motorizado, deberás contar con tu seguro obligatorio, el cual deberás portar junto al permiso de circulación, el padrón, el certificado de homologación y la revisión técnica.

https://www.latercera.com/practico/noticia/buenos-datos-para-decorar/779558/

Reglas para el piloto

Así como la moto debe cumplir con la normativa, su conductor también. Pereira detalla que "para circular por vía pública, se deben ocupar guantes, botas de caña alta, prendas que cubran brazos y piernas, y también tener un chaleco reflectante dentro del kit de emergencia. A eso, claro, es necesario sumar un casco que esté homologado con protección DOT".

La sigla DOT, que refiere Pereira, significa que el aparato está certificado por el Departamento de Transporte de Estados Unidos, por lo que podrías usar tu casco en las calles de ese país.

https://www.latercera.com/practico/noticia/adoptar-comprar-perro-animal/776313/

Comprar la primera moto: ¿cómo la escojo?

Retomando la idea de que conducir una moto es similar a pilotar un avión, Walo Frías detalla que "como un avión, tienes que aprender los mandos, qué significa cada uno, para qué van a ser usados y un etcétera de mucha teoría. Aprendido desto, lo aconsejable es ir a un lugar seguro donde quien conduce no sufra influencia directa de otros elementos, para que de esta forma pueda aprender a controlar su motocicleta con confianza, antes de salir a la ciudad".

Según detalla el experto en vehículos de dos ruedas, los fabricantes saben que hay personas que recién se arriesgan a tomar una moto y otros con un poco más de experiencia, o que cuentan con tiempo para aprender, por lo mismo existen motos como el modelo Scooter, que es muy fácil de conducir, y otras más equipadas con cambios, embrague, manillas, pedales y otros tantos que hay que aprender a sincronizar.

Pereira, por su parte, enseña que "en términos de la elección de nuestra primera moto, tenemos que considerar que hay infinidades de modelos deportivos, clásicos, chopper, scooter, eléctricas, etcétera. En todas ellas la posición de manejo, el centro de gravedad, la distancia de frenado, velocidad de frenado, entre otros factores, cambia y esto influye en la conducción de la moto a diario".

Por lo mismo, añade que "si la moto que vas a comprar es nueva, en lo posible elige una que se adapte a tus medidas, ya que si nunca has manejado una moto básica, es probable que comparte una deportiva sea riesgoso, ya que tienden a tener una respuesta más agresiva, frenados más cortos y, por ende, es más difícil controlarlas".

Si de peso y estatura se trata, Frías considera que "una moto puede ser conducida por cualquiera sin importar esos factores, pero alguien que recién comienza debería partir por una moto scooter y luego de dominar esa pasar al siguiente nivel con una moto para practicar enduro, que puede servir para iniciarse en vehículos que requieren más coordinación".

Comenta