Tres cocineras nos cuentan cuáles son sus “robots” favoritos para ayudarte en esta cuarentena

Ilustración: César Mejías

¿Buscando ayuda con los quehaceres de la casa? Aquí, lo que hay que saber sobre los multifuncionales para cocinar antes de comprar uno.




Si podemos encontrar consensos, es que estamos viviendo días difíciles para todos. Si estar en cuarenta ya es complicado anímicamente, más aún si le sumamos entretener a los niños y trabajar. Pero eso no es todo: hay que hacer el aseo y cocinar.

La solución para muchos está en la automatización, mejor aún si es con la ayuda de un “robot” están las ya conocidas aspiradoras, y también los de cocina, que prometen hacer de todo, incluso autolimpiarse. Wikipedia los define así: “también llamado procesador de alimentos, multiprocesadora simplemente procesadora o máquina de cocina toda-en-una, es un electrodoméstico usado para realizar diversas tareas repetitivas en el proceso de preparación de la comida”.

Y aunque hay muchas marcas y variedades el elemento común es el mismo: una máquina que corta, tritura, bate, amasa y cocina, entre otros. La pionera y la más popular es la alemana Thermomix, a la que le ha salido competencia con aparatos que prometen lo mismo, pero a mitad de precio. Sea cual sea, hay que tener en cuenta que no cocinan solos, son solo una ayuda y hay preparaciones que no tienen como la de hornear.

1. Solo para postres

La periodista gastronómica Alejandra Mulet (40), hace casi un año tiene en su casa la SuperCook de Kitchen Center, la que usa principalmente para preparaciones dulces. “Soy fanática de la cocina, me gusta picar la cebolla, revolver la olla y ser parte de todo el proceso. Donde sí me ayuda muchísimo, cuando no tengo tiempo, es a hacer postres más complejos, que requieren más dedicación”. Por estos días Mulet ha regaloneado a sus hijos de 9 y 4 años con suspiros limeños que hace con su aliada. Su hit es el brownie: se echan todos los ingredientes juntos y solo debes llevarlo al horno.

Bonus track: “Tiene una aplicación para el celular que permite ingresar las recetas que uno quiera y editarlas a mi pinta”, cuenta.

Supercook, $599.990

2. Desde sopas a pisco sour

“Por mucho tiempo me rehusé a tener una, no quería dejar la experiencia de cocinar, pero me di cuenta que no la reemplaza, es solo una ayuda”, cuenta la cocinera Camila Cariaga (36), quien desde hace dos años se auxilia con la máquina EasyWays. “Son muchos artículos en uno, en el mismo vaso hago desde cremas de verduras que se cocinan ahí mismo, hasta el pisco sour que preparo con limones completos y además quedan con hielo frappé”, relata. Camila, quien trabajaba desde su casa antes de la cuarentena, valora otra de las funciones de estos aparatos: se pueden programar y se apagan solos.

“Estos días la he querido más que nunca. Si en general la uso tres veces a la semana, en cuarentena la he usado casi todos los días. El tiempo que destino a la cocina, lo uso para jugar con mi hija Amanda (4). Hemos cocinado juntas, es más fácil que me ayude apretando un botón a que revuelva algo en una olla caliente”, agrega la cocinera que por estos días comparte recetas fáciles con el #CocinaLaCuarentena.

Bonus track: “Doy fe del excelente servicio técnico que tienen, si hay un problema lo reparan en muy poco tiempo”.

EasyWays, Kitchen Pro, $549.990

3. Dos máquinas en una casa

La periodista Mané Caceres (40, 3 niños) hace 5 años se compró la Thermomix, y en noviembre sumó a su cocina la última versión, la TM6. “Hago caterings y eventos y en mi casa cocino yo, por lo que decidí quedarme con las dos, les saco el jugo”, relata. “Uno de los mitos que hay es que la comida queda toda con el mismo gusto y eso no es así, hay que soltarse, adaptar las recetas e innovar”, agrega. La Thermomix es alemana y la más cara del mercado, pero para Cáceres vale 100% la pena. “Es una inversión no menor, pero que se puede pagar en muchas cuotas. Mensualmente ves un ahorro con todo lo que dejas de comprar”. En la casa de esta periodista todo se hace en el robot, desde el yogur de los niños, la mayonesa que se consume, la harina de garbanzo que usan para cocinar, las limonadas hasta preparaciones más sofisticadas como la carne mechada o el risotto. “La uso muchísimo, con o sin cuarentena la recomiendo a ojos cerrados”, sentencia.

Bonus track: “Tiene la pesa incorporada en el vaso, la nueva fermenta el yogurt y viene con más de 56 mil recetas que se pueden ver directamente en la pantalla”.

Thermomix TM6 , $1.260.000

Comenta