Apertura de cuentas corrientes en moneda nacional crece a tasas nunca antes vistas

Jose-de-Gregorio-8689692.jpg

En julio y agosto aumentaron 21,4% y 21,9% interanual, respectivamente. Antes de este año, nunca, desde que hay registro, se había registrado un crecimiento a dos dígitos. Según la ABIF, esto se debe a "una recientemente modernización de la regulación bancaria que permite la suscripción de contratos de cuenta corriente por medios remotos". Otros también lo atribuyen a la alta liquidez que hay en la economía.




Ya es sabido que las cuentas corrientes en dólares han venido creciendo como nunca antes se había visto en Chile, producto de la incertidumbre local. Pero esto ha ocurrido en un contexto donde el número de cuentas de este tipo es bajo, pasando desde las 50.922 que había en agosto de 2019, a las 86.979 que se registraban a agosto de 2021.

Lo que no se había observado, sino hasta este año, son los incrementos que han registrado las cuentas corrientes en moneda nacional, que también están creciendo a tasas inéditas, al menos desde que hay cifras disponibles (2011) en el sitio web de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

Así las cosas, en marzo por primera vez superaron los 5 millones de cuentas corrientes en moneda nacional, y en agosto ya había 5.543.370 cuentas de personas naturales.

¿Los crecimientos? En julio y agosto aumentaron 21,4% y 21,9% interanual, respectivamente. Estas son por lejos las mayores alzas año contra año que anotan este tipo de cuentas. Antes de 2021, nunca, desde que hay registro, se había visto un aumento a dos dígitos.

Por lo general el crecimiento interanual de las cuentas corrientes en moneda nacional estaba entre 6% y 8%, pero en enero fue 10%, al mes siguiente 11%, en marzo 12%, en abril saltó 15%, en mayo 17%, y en junio 19,6%.

El gerente de estudios de la Asociación de Bancos (Abif), Matías Bernier, comenta que “la banca durante varios años ha impulsado una importante transformación digital, lo que le ha permitido ofrecer a sus clientes cada vez más productos de manera expedita. A lo anterior, se suma una recientemente modernización de la regulación bancaria que permite la suscripción de contratos de cuenta corriente por medios remotos”.

Esa normativa de la CMF justamente rige desde abril de este año. Desde ahí en adelante se ven los incrementos más grandes, pero en realidad las alzas ya venían desde enero. Y ahí viene la explicación que dan otros agentes del mercado, quienes apuntan a la alta liquidez que hay en la economía, principalmente ligado a los retiros y el IFE.

Para el economista jefe de Bci, Sergio Lehmann, este aumento importante en cuentas corrientes en moneda nacional “tiene que ver con la enorme liquidez presente en la economía, que ha generado incentivos para ello”.

De hecho, los saldos que hay en cuentas corrientes crece más rápido que la apertura de estas cuentas. Y el aumento comenzó mucho antes, desde el estallido social, pero se acrecentó con la llegada de la pandemia.

Así, si desde octubre de 2019 los saldos en cuentas corrientes en moneda nacional crecen a dos dígitos, desde abril de 2020 las alzas interanuales están por sobre el 25%, alcanzando su mayor incremento interanual del que hay registro en febrero de 2021, cuando crecieron 69%. Con todo, en agosto la subida fue de 44,6% hasta alcanzar un saldo de $19.002.573 millones (unos US$22.915 millones).

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.