Clínica del Maule no se rematará: holding empresarial elabora oferta para quedarse con el recinto

VENTILADOR-CLINICA-LAS-6133785.jpg

02/04/2020 VISITA A URGENCIA DE CLINICA LAS CONDES, EN EL CONTEXTO DEL COVID-19 Mario Tellez/La Tercera

Tras una serie de frustrados procesos de liquidación del inmueble, el grupo Empresas Los Álamos manifestó su intención de comprar el centro de salud. El 7 de diciembre los acreedores votarían la oferta.




Fueron varios los remates infructuosos. El último, el 2 de septiembre pasado. No hubo postores. Si inicialmente el precio mínimo para quedarse con Clínica Del Maule era de $9.500 millones; la última vez ese valor había caído a $6.000 millones. A fines de octubre, sin embargo, surgió una nueva alternativa.

Clínica Del Maule es una de los centros de salud más emblemáticos de Talca. No sólo se inauguró hace más de 35 años, en 1984, sino que durante muchos años fue la única clínica privada de la ciudad. En 2019, tras acumular deudas por más de $7.000 millones, inició su liquidación.

El 27 de octubre pasado, el liquidador Nelson Machuca recibió una carta. “Por medio de la presente carta queremos manifestar nuestro interés en adquirir los activos del proceso de liquidación de la referencia (Clínica del Maule, Talca)”, se lee en la misiva. La misiva solicitaba, por ello, “un plazo de al menos 30 días con el fin de elaborar nuestra oferta final para entregar a la junta de acreedores”.

Tras la carta estaba la firma de Jorge Araya, en su calidad de gerente de administración de Empresas Los Álamos, un holding dirigido por la familia Méndez Piffault, cuyas oficinas centrales están en La Dehesa. En su página web, la compañía se describe como “un grupo conformado por ocho empresas, a través de las cuales damos solución a diferentes áreas y necesidades”.

Así, lideran la Constructora e Inmobiliaria Los Álamos, dedicada a la construcción y remodelación de retailers, casinos, hoteles, restaurantes y proyectos habitacionales; la empresa de arquitectura y diseño Laad; la firma de decoración Soho Muebles y Diseño; el taller automotriz especialista en adaptación y modificación de automóviles clásicos Custom Garage; el agua mineral Meret; la consultora Piffault Consultores; la firma audiovisual Reference Servicios de comunicación, y la compañía de alimentos para perros, Maggie Care.

Ahora, se podría sumar a su portafolio una clínica.

Durante estos días debieran hacer una oferta formal para acceder al activo. Ya la semana pasada el liquidador convocó a una junta extraordinaria de acreedores para el próximo 7 de diciembre. ¿Una de las materias? “Aprobar o rechazar ofertas directas”.

Contactado el liquidador, declinó hacer comentarios. Y en Empresas Los Álamos tampoco fue posible, -hasta el cierre de esta edición- conseguir respuesta.

Una historia de más de tres años

En agosto de 2018 la clínica se acogió a un procedimiento de reorganización concursal. Su crisis había partido en 2014, cuando se terminaron todos los convenios con el Estado que se habían generado tras el terremoto de 2010. El establecimiento contrató más personal para abordar esa demanda, la cual no fue ajustada a la nueva realidad de 2014 y 2015. A ello se sumó –señalaban- una caída de la actividad de toda la industria en 2017, que se prolongó hacia 2018, profundizando sus problemas financieros. Con deudas cercanas a los $7.000 millones, la firma se acogió a una reorganización.

La empresa aprobó un aumento de capital por $4.000 millones a ser suscrito por un tercero, junto con autorizar la venta de la clínica y sus activos. Y con ello, pagar a los acreedores. Si bien, esta propuesta fue aprobado en noviembre de 2018, la situación de la compañía solo empeoró: no se redujeron costos, cuatro inversionistas analizaron la inversión y no ofertaron, y dejó de tener continuidad de giro, incumpliendo el acuerdo. En mayo de 2019 se decretó su liquidación.

A esas alturas, el pasivo verificado era de $7.214 millones. Y los créditos, sumando los presentados a verificación, se acercaban a los $10.000 millones.

Y así se empezaron a incautar los bienes, y tras una serie de frustrados remates del inmueble –ya que no llegaron postores- apareció esta oferta, cuyo desenlace se sabría a comienzos de diciembre.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.