Corea del Sur anuncia su interés por unirse al TPP-11

La idea ya genera la oposición del sector agrícola, pues estiman que podría hundir a los granjeros locales.


Corea del Sur anunció su intención de unirse al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP), también conocido como TPP-11. La idea es potenciar su posición en términos de comercio e inversión. De los 11 países firmantes, Chile, Brunei y Malasia aún no ratifican el acuerdo.

Según informó la agencia EFE, la intención de Corea del Sur, fue anunciada por el ministro de Finanzas de la nación asiática, Hong Nam-ki. “El ejecutivo está aglutinando opiniones del público y debate social en torno a la adhesión del CPTPP”, indicó la autoridad en una reunión con miembros del gobierno.

Seúl había dicho anteriormente que estaba estudiando la posibilidad de unirse a este acuerdo. La idea ya genera la oposición del sector agrícola de Corea del Sur, pues estiman que podría hundir a los granjeros locales, ya que implica una importante apertura de mercados internos.

El CPTPP, que es el acuerdo renegociado del TPP-11 y tiene 11 países firmantes. Aprobado en 2018, ya cuenta con la ratificación de Australia, Canadá, Japón, México, Nueva Zelanda, Perú. Singapur y Vietnam. Chile, Brunei y Malasia aún no lo ratifican.

Hace solo tres meses, China anunció su intención de unirse al TPP-11. El ministro de Comercio, Wang Wentao, sostuvo en septiembre de este año una llamada de seguimiento con su homólogo Damien O’Connor, ya que Nueva Zelanda es la nación depositaria del acuerdo.

El acuerdo original fue concebido por Estados Unidos como un bloque económico para contrarrestar el poder del gigante asiático, y el entonces presidente Barack Obama dijo en 2016 que era EE.UU., y no China, quien debía escribir las reglas regionales del comercio. Sin embargo, su sucesor Donald Trump, se retiró del acuerdo en 2017, y al año siguiente Japón lideró el pacto revisado y rebautizado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.