Cosecha económica

Agricola Garces

"El agricultor sabe que las condiciones externas pueden tener efectos en la cantidad y calidad de la cosecha. Pero nunca van a cambiar el producto sembrado. Es como pasa ahora, en que la inflación, la caída en el mercado de renta fija y el alza de las tasas de interés pueden recoger tendencias mundiales".




En el campo nadie esperaría cosechar un producto distinto del que sembró. Los resultados, siempre, quedan condicionados inexorablemente a las decisiones previas.

En el ámbito de las variables económicas pasa algo parecido. La premura a la hora de sopesar las externalidades de las decisiones que tienen impactos no cambia los resultados que estas igualmente tendrán en el futuro.

En el último tiempo tenemos varios ejemplos que lo demuestran. Se advirtió que los estímulos fiscales y monetarios que se aplicaron en Chile para contener los efectos de la pandemia eran más que robustos y que shocks adicionales podrían tener efectos en los precios locales. Las decisiones asociadas a los retiros se hicieron sabiendo los eventuales resultados y hoy podemos palpar sus efectos. La inflación anual se ubica en 5,3%, su mayor nivel en casi 7 años, impulsada por presiones inflacionarias mundiales y por el exceso de liquidez local. Las advertencias no eran antojadizas, sino técnicas y con evidencia.

Otro de los resultados esperados era la distorsión que se produciría en el corto plazo en el mercado de renta fija, porque la venta masiva de papeles para pagar los retiros tiene enormes impactos en sus rendimientos y trae asociada un alza visible en las tasas de interés. No debería sorprendernos la caída anual acumulada de casi 14% en el fondo E en el periodo enero-septiembre, en la que, además de factores externos, influyeron los movimientos locales.

Pero también hay efectos de largo plazo que han sido debidamente anticipados. Y estos no solo se relacionan con la erosión de los fondos previsionales disponibles para la jubilación. La profundidad del mercado financiero en Chile permitió el desarrollo de instrumentos financieros de largo plazo que han ayudado no solo a las empresas, sino también a las familias. Un mercado financiero más profundo actúa también como amortiguador de los shocks económicos internacionales, atenuando el ciclo económico local. El retiro masivo de los fondos previsionales ha restado profundidad al mercado de capitales chileno, efecto que ya podemos ver en los créditos hipotecarios, los que han evidenciado importantes aumentos de las tasas de interés y reducción de los plazos. ¿Efectos esperados de segunda vuelta? Menos familias podrán acceder a una vivienda y el mercado inmobiliarios sentirá los efectos en los próximos meses.

El agricultor sabe que las condiciones externas pueden tener efectos en la cantidad y calidad de la cosecha. Pero nunca van a cambiar el producto sembrado. Es como pasa ahora, en que la inflación, la caída en el mercado de renta fija y el alza de las tasas de interés pueden recoger tendencias mundiales. Pero las decisiones previas locales condicionaron los resultados económicos y, lamentablemente, esta cosecha nos afectará a todos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.