De CNN a Paramount, las empresas del mundo de la comunicación recortan puestos de trabajo a medida que aumentan las presiones

En CNN, los bajos índices de audiencia, la preocupación por la publicidad y los problemas de su empresa matriz, Warner Bros. Discovery, han provocado numerosos despidos. Foto: Brian Snyder/ Reuters

Las compañías de entretenimiento y las editoriales buscan recortar costos en medio de las pérdidas del streaming y la desaceleración de la publicidad. Si a esto le agregamos el temor a una recesión, un sector que logró sobrevivir y, en algunos casos, prosperar mientras las audiencias aumentaban durante la pandemia, se encuentra ahora en receso.


La ralentización de la publicidad, las preocupaciones económicas y las tensiones del cambio hacia el streaming han puesto a muchas de las principales empresas del mundo de la comunicación en modo de recorte de gastos y despidos.

Las organizaciones de noticias, las cadenas de televisión, los estudios de cine y televisión y los gigantes del entretenimiento despidieron a cientos de trabajadores solo durante la semana pasada, incluyendo las unidades de producción de televisión de Warner Bros. Discovery Inc.

Estos movimientos se producen después de que muchas empresas de entretenimiento hayan invertido en los últimos años en servicios de streaming que ahora son un peso para los resultados financieros. Mientras tanto, la televisión tradicional y el cable siguen enfrentándose a la pérdida de los espectadores y suscriptores.

Si a esto le agregamos el temor a una recesión y a una ralentización del gasto publicitario, un sector que logró sobrevivir y, en algunos casos, prosperar mientras las audiencias aumentaban durante la pandemia, se encuentra ahora en receso.

Mientras los parques temáticos de Disney baten récords, su negocio de streaming perdió casi US$ 1.500 millones en el último trimestre. FOTO: ZACK WITTMAN/ THE WALL STREET JOURNAL

Walt Disney Co., Warner Bros. Discovery y Paramount Global perdieron un total de US$ 2.500 millones en streaming sólo en el último trimestre y ahora intentan frenar los costos. El martes, AMC Networks Inc. anunció que recortará el 20% de su plantilla en Estados Unidos, alegando la incapacidad de sus aplicaciones de streaming para compensar las pérdidas por el cord-cutting (práctica de cambiar un servicio de TV por cable o satélite, para pasar a consumir contenidos a través de la red).

En CNN, los bajos índices de audiencia, la preocupación por la publicidad y los problemas de su empresa matriz, Warner Bros. Discovery, provocaron despidos la semana pasada. En una nota dirigida al personal, el presidente de CNN, Chris Licht, dijo que el canal hermano de CNN, HLN, dejaría de emitir programación en directo como parte de sus esfuerzos de ahorro.

A su vez, Gannett Co., la empresa editora de muchos periódicos, entre ellos USA Today, comenzó el jueves a despedir a más de 200 personas, además de otros 400 recortes de puestos de trabajo a principios de este año. El miércoles, The Washington Post aseguró que dejaría de publicar su revista impresa de los domingos, lo que supondría la pérdida de unos 10 puestos de trabajo.

El Departamento de Trabajo, por su parte, anunció el viernes que el mercado laboral estadounidense seguía siendo históricamente ajustado. El empleo en el sector de la información ha crecido más rápidamente que el mercado laboral en general en los últimos meses, con un aumento del 5% de los puestos de trabajo entre enero y noviembre, aproximadamente el doble de rápido que el empleo general en el mismo periodo.

Según algunos economistas, los despidos pueden tardar en aparecer en los datos económicos, ya que suele haber un desfase entre el momento en que las empresas los anuncian y el momento en que los trabajadores son despedidos y abandonan las nóminas. Sin embargo, algunos trabajadores despedidos también están encontrando rápidamente nuevos puestos de trabajo, ya que las ofertas de empleo siguen siendo abundantes.

Neil Begley, vicepresidente senior de la empresa de calificación Moody’s Investors Service, sostuvo que aunque el mercado laboral sigue siendo fuerte, muchas empresas están preocupadas por una posible recesión. Esas preocupaciones económicas y los despidos de otras empresas facilitan que éstas reduzcan su plantilla.

“Hay una expresión desagradable que dice: ‘No puedes dejar que una crisis perfectamente buena se desperdicie’”, explicó Begley.

El miércoles, NPR indicó que la disminución de los patrocinios corporativos, a la luz de “un choque económico mundial”, significaba que debía recortar al menos US$ 10 millones de su presupuesto para el año y que esencialmente congelaría la contratación. La empresa comentó que intentaría evitar los despidos.

Por otra parte, Magna, una unidad de Interpublic Group of Cos.’s Mediabrands, comentó en septiembre que esperaba que el gasto publicitario en Estados Unidos creciera a un ritmo más lento el próximo año.

Warner Bros. Discovery ha despedido a más de 1.000 personas desde la fusión de Discovery y WarnerMedia. FOTO: BING GUAN/BLOOMBERG NEW

Las empresas de entretenimiento se enfrentan a presiones que van más allá del entorno macroeconómico. Sus grandes apuestas por el streaming parecen ahora más inestables, ya que el mercado de las suscripciones de streaming está madurando en Estados Unidos y la competencia por captar clientes entre una serie de rivales es feroz.

“A medida que el mercado se llena de gente y la competencia se hace más feroz, hay menos que cosechar”, sostuvo Zuhayeer Musa, cofundador de Levels.fyi, que ayuda a los trabajadores a negociar ofertas de una serie de empresas, incluidas las de tecnología y medios de comunicación.

Netflix Inc. fue una de las primeras empresas de streaming en recortar personal y costos, despidiendo a más de 400 personas a principios de este año. Algunos ejecutivos de los medios de comunicación dijeron que los movimientos de Netflix -que se produjeron cuando la empresa perdió suscriptores por primera vez en una década- impulsaron un mayor enfoque en otras empresas con servicios de streaming para controlar los costos y tratar de mejorar la rentabilidad.

Por su parte, Warner Bros. Discovery se enfrenta a un nuevo reto: reducir la pesada carga de la deuda derivada de la fusión en abril de Discovery y la unidad WarnerMedia de AT&T Inc. La compañía, cuyas propiedades incluyen HBO Max, Discovery+, los estudios de cine y televisión de Warner Bros. y canales de cable como CNN y TNT, ha despedido a más de 1.000 trabajadores desde que se cerró el acuerdo.

Disney, cuyo negocio de streaming perdió casi US$ 1.500 millones sólo en el último trimestre, despidió recientemente a su presidente ejecutivo, Bob Chapek, y volvió a poner al frente a su predecesor, Robert Iger. El martes, Disney advirtió en un documento regulatorio que podría enfrentarse a un cargo por deterioro mientras reestructura su negocio.

En su primera reunión con los empleados desde su regreso, Iger aseguró que Disney daría prioridad a ganar dinero sobre la adición de suscriptores en su negocio de streaming.

Por otro lado, se espera que NBCUniversal, de Comcast Corp., reduzca sus puestos de trabajo como parte de la reducción de costos en la unidad, según personas relacionadas con el asunto. NBCUniversal ha completado recientemente un programa de jubilación voluntaria que ofrecía a personas de 57 años o más.

La unidad CBS de Paramount Global ha reestructurado recientemente sus operaciones de entretenimiento como parte de un esfuerzo de reducción de costos, lo que ha provocado la salida de dos altos ejecutivos. También se han producido recortes en las unidades de ventas de publicidad de Paramount y en las unidades de producción tanto de CBS como de Paramount.

En el caso de AMC Networks, el hogar de muchos programas de televisión populares, incluyendo “The Walking Dead” y “Better Call Saul”, comentó el martes que estaba despidiendo a unas 200 personas para ahorrar recursos, ya que lucha por generar suficiente dinero de sus servicios de streaming para compensar el continuo declive de la televisión por cable.

Finalmente, Roku Inc., el mayor fabricante de dispositivos de streaming en Estados Unidos, dijo el mes pasado que planeaba despedir a unos 200 empleados. La empresa, que vende anuncios que se ven en su propio servicio de streaming, el Canal Roku, y anuncios que aparecen en otros servicios de streaming que se ven en los dispositivos Roku, aseguró que los patrocinadores estaban reduciendo su gasto en publicidad en el cuarto trimestre debido a la incertidumbre sobre una posible recesión.

“No están gastando con nadie”, comentó recientemente a los inversores el director ejecutivo Anthony Wood. “No es sólo que no estén gastando con nosotros”, añadió.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.