Evento de dispositivos de otoño de Amazon: altavoces Eco con Wi-Fi, un Kindle para tomar notas y más

Halo Rise, la nueva alarma inteligente para el velador, será capaz de rastrear los patrones de sueño sin una pulsera mediante el uso de sensores sin contacto y la inteligencia artificial para medir los patrones de movimiento y respiración del usuario, según Amazon. Foto: Amazon/ AP

A diferencia de años anteriores, Amazon se abstuvo de hacer locuras. En su lugar, amplió los productos y la funcionalidad de sus líneas más populares. Como siempre, los nuevos aparatos orientan a los clientes hacia las ofertas digitales de la empresa: libros, contenidos de salud y bienestar, videos en streaming y mucho más.


El evento de hardware de otoño de Amazon, suele ser el lugar donde se desvelan productos extraños como el microondas Alexa y la impresora de notas adhesivas. Este año, el gigante del comercio electrónico se ha centrado principalmente en dispositivos más prácticos: un gran lector electrónico Kindle con capacidad para tomar notas, un despertador de velador con seguimiento del sueño y altavoces Eco que pueden potenciar la red Wi-Fi.

La estrategia de Amazon ha sido normalmente utilizar sus anuncios de dispositivos para hacer un estudio de mercado sobre la viabilidad de un producto. Hace un año, la empresa anunció un robot doméstico llamado Astro que aún no ha puesto a disposición de todos los consumidores. Lo mismo ocurrió con una cámara de seguridad interior voladora presentada hace dos años.

Aunque el evento del miércoles se centró en el hardware, la propuesta subyacente de Amazon es su software. Como siempre, los nuevos aparatos orientan a los clientes hacia las ofertas digitales de la empresa: libros, contenidos de salud y bienestar, videos en streaming y mucho más.

Kindle Scribe: una tablet para leer y escribir

El Kindle, hasta ahora, ha tenido un propósito singular: mostrar libros digitales y publicaciones periódicas compradas a través de Amazon. El Kindle Scribe añade capacidades de escritura. Es un salto en funcionalidad y precio. Mientras que los Kindles estándar cuestan a partir de US$ 100, el Scribe costará US$ 340 cuando esté disponible a finales de este año.

A lo largo de los años, Amazon ha añadido iluminación para mejorar el contraste y la lectura nocturna, conectividad Bluetooth para audiolibros y, más recientemente, resistencia al agua. El Scribe incluye todo eso, además de una pantalla más grande de 10,2 pulgadas, un lápiz incluido, una nueva aplicación de cuaderno y la posibilidad de tomar notas dentro del contenido de Kindle.

Hay dos opciones de lápiz óptico: un lápiz básico que se acopla magnéticamente al lateral del Scribe, y un lápiz premium que también incluye una goma de borrar específica y un botón de acción programable. Ninguno de los dos lápices necesita ser cargado o emparejado.

Puedes añadir notas adhesivas a páginas específicas de libros electrónicos y anotar documentos importados. La aplicación de cuaderno incluye una lista de tareas y una plantilla de papel rayado, y cualquier cuaderno creado en Scribe tendrá una copia de seguridad en el almacenamiento en la nube de Amazon sin costo adicional.

Muchas tablets tienen lápices ópticos compatibles y ofrecen funciones de dibujo. Pero sus tablets tienen pantallas en color que consumen mucha energía y son más difíciles de ver en exteriores. La Scribe tiene una duración de la batería de tres semanas para tomar notas (hasta 12 semanas si sólo la usas para leer) y su pantalla incolora no deslumbra bajo la luz directa del sol.

Estoy deseando ver cómo se compara la Scribe con los competidores de las tablets de tinta electrónica. La ReMarkable 2 tiene una fantástica experiencia de escritura a mano, pero no es compatible con los libros de Kindle. La Boox de Onyx, por su parte, puede ejecutar la aplicación Kindle para Android, pero tuve que instalarla de manera forzada.

Halo Rise: una luz para despertar que monitorea tu sueño

Amazon introdujo Halo, un rastreador de salud basado en la muñeca, en 2020. Su último dispositivo Halo no es uno portátil, sino un rastreador de sueño/despertador de US$ 140. El Halo Rise, disponible a finales de este año, está diseñado para las mesitas de noche. El dispositivo tiene una esfera de reloj digital y un semicírculo de luces que puede aumentar gradualmente su intensidad antes de que suene la alarma.

El Halo Rise, de US$ 140, es en parte una luz para despertarse y en parte un rastreador del sueño, con un sensor de radar integrado que puede evaluar la calidad del sueño. Foto: THE WALL STREET JOURNAL, AMAZON

Para reducir el factor sorpresa, Amazon no ha utilizado cámaras ni micrófonos. En su lugar, el Rise tiene un sensor de radar de baja potencia que mide los movimientos del cuerpo, como el ascenso y descenso del pecho al respirar. (El Nest Hub de Google también utiliza un radar para detectar los patrones de sueño). El Halo Rise sólo empieza a registrar los movimientos del sueño cuando el entorno está oscuro y te acuestas para dormir. Si estás en la cama leyendo, no se captura nada. Los datos sobre el sueño no se utilizan para recomendaciones de productos o publicidad, según la empresa. Y no se registrará a nadie que esté en la cama contigo.

La aplicación Halo existente puede mostrar el tiempo de sueño, las diferencias entre el sueño ligero y el profundo, y una puntuación global del sueño. Los sensores de temperatura y humedad te indican si la habitación es demasiado húmeda o calurosa para dormir cómodamente. Si habilitas el Rise para que funcione con los altavoces Eco, puedes preguntarle a Alexa cómo has dormido y obtener un breve informe hablado.

Actualizaciones de Eco: Eero y la integración automática

Los ejecutivos de Amazon han dicho que la compañía está centrada en tecnologías que afectan al mundo real, como la computación ambiental y la inteligencia artificial. El asistente virtual Alexa de la compañía sigue gobernando las prioridades de Amazon.

Los nuevos Eco Dot, de US$ 50, y Eco Dot con reloj, de US$ 60, tienen una calidad de audio mejorada y un sensor de temperatura. La versión con reloj digital también tiene una pantalla más interactiva. Además de la hora, puede mostrar información como los próximos eventos del calendario.

Pero lo más destacable es que los altavoces inteligentes pueden actuar ahora como puntos de Wi-Fi en red, ampliando la cobertura de los routers Eero de Amazon hasta en 3.000 metros cuadrados. Amazon llevará esa funcionalidad Eco-Eero también a la cuarta generación de Eco y Eco Dot del año pasado. Aunque esto parecerá un regalo para quienes ya tienen ambos, también es una forma de que Amazon aproveche la popularidad de sus productos para hacer frente a sus competidores.

La compañía ha anunciado una segunda generación de Eco Auto, de US$ 55, un pequeño dispositivo que se monta en el panel de instrumentos del auto y añade capacidades de Alexa mientras se maneja. Es más pequeño que la versión anterior, y ahora puede llamar a la asistencia en carretera y recoger música u otro audio donde lo dejaste, en otros dispositivos Alexa.

Como el primero no estuvo a la altura de su potencial, nos reservaremos el juicio hasta que podamos probar este nosotros mismos. El dispositivo depende de un smartphone para la conectividad, y con Apple CarPlay y Android Auto casi omnipresentes en los vehículos más nuevos, ¿sigue siendo necesario un Alexa en el auto?

Nuevas funciones para Fire TV

La experiencia de Fire TV está llegando al gran marco inteligente Eco Show 15 del año pasado como una actualización de software. Ahora puedes transmitir contenido de otros servicios importantes como Paramount+ en la pantalla montada en la pared. Todavía no puedes hacer esto en los dispositivos Eco Show más pequeños.

Hay un nuevo Alexa Voice Remote Pro, de US$ 35 dólares, que se venderá por separado para los dispositivos de streaming de Fire TV. Tiene un teclado retroiluminado y una función de buscador remoto. Ahora puedes pedirle a Alexa que localice el control a distancia, una función que por sí sola merece la pena cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.