La alianza de Renault con Nissan planea invertir US$ 25.700 millones en autos eléctricos

En esta foto de archivo se puede ver el logo de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi antes de una conferencia de prensa conjunta de los directores de Renault, Nissan y Mitsubishi en Yokohama, Japón, el 12 de marzo del 2019. REUTERS/Kim Kyung-Hoon/File Photo

La inversión es inferior a la de algunos rivales, ya que los fabricantes de autos japoneses son cautelosos con respecto a la demanda de los clientes.




La alianza de los fabricantes de autos Renault-Nissan-Mitsubishi dijo que gastaría US$ 25.700 millones en vehículos eléctricos durante cinco años, buscando demostrar que la problemática asociación aún funciona.

La inversión de las empresas está por debajo de lo que gastan algunos rivales, como Volkswagen AG, producto, en parte, de una postura más cautelosa sobre los vehículos eléctricos por parte de los dos miembros japoneses de la alianza, Nissan Motor Co. y Mitsubishi Motors Corp.

La alianza no había hecho un anuncio conjunto desde mayo del 2020. Jean-Dominique Senard, presidente de Renault SA y presidente de la junta operativa de la alianza, dijo que le habían preguntado si la alianza podría sobrevivir.

“El mensaje principal de esta reunión es que la alianza es algo fuerte y que existe”, afirmó el Senard. “Tengo que decirles que hemos estado trabajando y trabajando, y trabajando duro, tal vez bajo el radar”.

Dijo que las fricciones después del arresto del 2018 en Japón del arquitecto de la alianza Carlos Ghosn son cosas del pasado. Los jefes de las tres compañías se turnaron para destacar cómo estaban trabajando juntos, incluyendo un plan de Nissan para reemplazar su Micra hatchback con un nuevo modelo eléctrico que se construirá en una fábrica de Renault en Europa.

Aún así, las tres compañías, todas pioneras en la fabricación de automóviles que funcionan con baterías, se han quedado atrás de sus rivales en los últimos años, y su monto combinado de inversión en vehículos eléctricos es inferior a la de otros grandes fabricantes de autos.

En la foto se puede ver a Jean-Dominique Senard, presidente de Renault, hablando en una planta de reciclaje de autos usados ​​en Francia, en noviembre. FOTO: BENJAMIN GIRETTE/BLOOMBERG NEWS

Volkswagen ha dicho que gastará € 52.000, equivalentes a US$ 58.200 millones, en vehículos eléctricos y tecnologías relacionadas durante los próximos cinco años, lo que es parte de un impulso tecnológico general para el que tiene un presupuesto de US$ 100.000 millones. General Motors Co. ha dicho que gastará US$ 35.000 millones en vehículos eléctricos y autónomos hasta el 2025.

“Tenemos 10 años, incluso más, de experiencia en autos eléctricos. No empezamos de cero”, afirmó Clotilde Delbos, directora financiera de Renault. “Por eso creemos que no tenemos que gastar más miles de millones de lo que anunciamos”.

El fabricante de vehículos eléctricos Tesla Inc. dijo que entregó 936.222 vehículos en 2021, mientras que Renault y Nissan juntos vendieron aproximadamente una quinta parte de esa cantidad de autos eléctricos.

Otra razón del plan de gastos relativamente modesto de la alianza es la perspectiva más sobria que tienen dos de sus miembros japoneses, Nissan y Mitsubishi Motors, que ingresaron al mercado de vehículos eléctricos hace más de una década, pero que lucharon durante años para hacerse un espacio.

El director ejecutivo de Mitsubishi, Takao Kato, dijo que la compañía tenía como objetivo que la mitad de sus ventas provenga de vehículos eléctricos e híbridos para el 2030, una cifra más baja que la de muchos rivales.

“No parece muy ambicioso, pero hay una razón”, afirmó Kato. Dijo que, a diferencia de Europa, los gobiernos del mercado central de Mitsubishi, en el sudeste asiático, aún no se comprometen completamente con los autos eléctricos a batería.

“A veces, el gobierno dice que impulsaremos los BEV (vehículos eléctricos a batería) con mucha fuerza, pero al próximo año dicen, ‘Ah, lo siento, hemos revisado nuestra dirección’. Entonces, la estrategia siempre está cambiando”, afirmó. “Por el momento estamos muy atentos al movimiento de esos países”.

A diferencia de hace una década, cuando Nissan aumentó la producción para una demanda que no llegó, ahora está esperando que los clientes comiencen a comprar vehículos eléctricos, dijo Ashwani Gupta, el segundo al mando de Nissan. Afirmó que el fabricante de automóviles está trabajando para reducir los costos centrándose en nuevas tecnologías de baterías, como las baterías de estado sólido que no transportan iones a través de un líquido y pueden contener una carga más grande.

“Creo que el precio de los vehículos eléctricos, como todo el mundo sabe, es bastante caro en comparación con otros autos”, afirmó Delbos de Renault.

Hace dos años, la sociedad Renault-Nissan estuvo a punto de romperse por una relación accionaria y de participación inclinada a favor de Renault. La empresa francesa posee el 43% de Nissan, mientras que Nissan solo posee el 15% de Renault a pesar de ser una empresa mucho más grande.

Las peleas se han calmado durante la pandemia, ya que ambas compañías se enfocan más en supervisar sus negocios en problemas. Nissan perdió miles de millones de dólares en los últimos dos años fiscales y espera volver a obtener ganancias en el actual año fiscal que finaliza en marzo. Aún así, los ejecutivos de la alianza dicen que las líneas de batalla permanecen sin cambios.

Senard dijo el jueves que no quería hablar sobre la estructura accionaria. “En ese tipo de temas, la vida es larga y nunca debemos ser impacientes”, sentenció.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.