La columna de Ricardo Pizarro: “Derechos de los contribuyentes están para ser respetados”

La columna de Ricardo Pizarro: “Derechos de los contribuyentes están para ser respetados”

"Resulta fundamental comprender que el cumplimiento de los deberes tributarios debe ser indivisible con el respeto por los derechos del contribuyente".


La falta de educación tributaria es una realidad en nuestro país. El aumento de nuevos contribuyentes, especialmente Mipymes, acentúa esa situación. Para las personas, en general, hablar de sistema tributario es sinónimo de trámites complejos, burocracia y vocabulario indescifrable. El caso más próximo: ¿Quién no tiene un amigo que para su declaración de renta solo dio clic en aceptar la declaración, porque no entiende el formulario? La mayoría.

Y si a esta pregunta -que se responde por sí sola- le sumamos que existe un desconocimiento profundo sobre nuestros derechos como contribuyentes, el panorama parece desalentador. Por esto, como Defensoría del Contribuyente (Dedecon), en estos dos años de vida, trabajamos en distintas líneas de acción para proteger y resguardar estos derechos, por medio de nuestros servicios gratuitos y personalizados.

El año pasado, una de las prestaciones mejor evaluadas por nuestros usuarios fue la “representación administrativa” ante el Servicio de Impuestos Internos (SII). En palabras simples, como Dedecon tramitamos, a nombre de un/a contribuyente, recursos y peticiones ante posibles vulneraciones de derechos por retenciones a la devolución de impuestos o solicitudes de disminución de avalúo para el pago de contribuciones, entre otros.

¿Resultados? 9 de cada 10 casos fueron acogidos favorablemente a las/os solicitantes (94%), personas naturales y microempresas. Al analizar estos datos, es importante preguntarse: ¿Qué habría pasado con esos casos si no hubieran tenido el apoyo de un organismo público experto que los representara? ¿Conocen los contribuyentes sus derechos y están facultados para exigirlos?

Por lo anterior, nuestros esfuerzos están centrados en llegar a más contribuyentes, con apoyo eficaz y educación, no solo para que puedan adquirir herramientas necesarias para cumplir sus deberes tributarios de manera informada, sino que principalmente para que tengan la certeza de que sus derechos serán resguardados, defendidos y promovidos.

Tenemos claro que nos queda mucho por recorrer en este sentido y con desafíos cada vez mayores, pero nuestro compromiso con la defensa y protección de esos derechos es inamovible. Es más, el proyecto de Ley de Cumplimiento Tributario va en esa línea al fortalecer y ampliar nuestras atribuciones en favor de quienes más lo necesitan.

Por tanto, resulta fundamental comprender que el cumplimiento de los deberes tributarios debe ser indivisible con el respeto por los derechos del contribuyente. Darles más protección debe ser un componente clave en esta relación que debemos tener como Estado con quienes son actores fundamentales en la estructura socioeconómica del país. Será la única forma para seguir avanzando, a paso firme, hacia un sistema tributario justo.

*El autor de la columna es el defensor nacional del Contribuyente

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.