La dura crítica de Entel a la jueza que rechazó demanda en contra de Wom por publicidad de “chicas 1,2,3”

Entel acusó a la magistrada Carolina Ramírez del 7° Juzgado Civil de Santiago de "absoluta displicencia". Esto, luego de que la jueza desestimara la demanda de competencia desleal en contra de Wom y no ponderara de manera ecuánime, a juicio de Entel, la prueba presentada por la demandante. El caso ahora pasó a la Corte de Apelaciones.


La guerra entre Entel y Wom no acaba. Hace una semana Entel -compañía controlada por el holding Almendral, ligado a las familias Hurtado Vicuña y Matte- presentó un recurso de casación respecto de la sentencia del 7° Juzgado Civil de Santiago que desestimó su demanda de competencia desleal en contra de WOM, propiedad del fondo británico Novator Partners LLP y que opera en Chile desde 2015.

El objetivo de Entel es que la Corte de Apelaciones de Santiago declare la nulidad del fallo de la magistrada Carolina Ramírez y que condene a WOM por ejercer “una serie de prácticas publicitarias, contrarias a la buena fe y a las buenas costumbres, desplegado una sistemática estrategia de hostigamiento y desprestigio con el fin de desviar clientela a su favor”.

Pulso PM tuvo acceso al escrito que presentado por los abogados de Entel -Pedro Pablo Gutiérrez, Juan Francisco Asenjo y Sebastián Zamora-, en el cual se hace una dura crítica a la jueza por, a su juicio, no ponderar de manera ecuánime la prueba presenta por la demandante.

Según Entel, no es coherente el criterio de la jueza que calificó como meramente “molesta” la comparación de Entel con la reconocida película de terror El Resplandor, que hiciera en su publicidad WOM. A su parecer, dicha acción afecta negativamente la imagen de la compañía.

“Indistintamente de que la audiencia sepa que un vendedor de la empresa no adoptará actitudes tan desorbitadas, no deja de ser dañino para la compañía la comparación con una película en que el personaje que se intenta parodiar es un asesino. Este punto es especialmente relevante ya que la sentenciadora adopta una postura de absoluta displicencia, sin más sustento que su simple opinión, pese a que existe un informe del experto Enrique Vergara que sostiene precisamente lo contrario”, sostuvo Entel en su escrito de 44 páginas.

El mismo documento nombró en 48 ocasiones a la jueza con sendos cuestionamientos a sus conclusiones plasmadas en su sentencia. En ella la magistrada consideró que los hechos denunciados por Entel “no pueden ser calificados como contrarios a la buena fe o buenas costumbres, correspondiendo más bien a actos admitidos en el mundo publicitario”. Para la jueza, “la publicidad cuestionada no pretendía informar a los consumidores sobre los beneficios de su producto o justificar racionalmente su superioridad por sobre los demás servicios existentes en el mercado, información de la que la generalidad de los consumidores precisa al momento de optar por un determinado bien o servicio”.

Sin embargo, para Entel la magistrada dictó un fallo “desprovisto de prueba técnica que sustente su decisión, refugiándose únicamente en su criterio personal”. “El presente recurso de apelación desarrolla cómo en la sentencia recurrida se concluyó erradamente que el actuar de WOM no es contrario a la competencia leal. Lo que existe en la decisión recurrida es una apreciación personal de la sentenciadora, sin apego a la buena fe y las buenas costumbres mercantiles en la práctica del avisaje”, acusó.

Además el escrito enfatizó que “el fallo pareciera tener una decisión adoptada de antemano, previo incluso al análisis de la prueba, acomodando su razonamiento para poder denegar la demanda, antes que tomar su decisión luego de haber valorizado objetivamente la prueba y el mérito de los antecedentes”.

Los cuestionamientos y el otro juicio pendiente

En su presentación Entel volvió a cuestionar la parte central de su demanda que consiste en tres puntos: El primero es la proyección no consentida ni autorizada del logo de WOM en el edificio corporativo y otros inmuebles de propiedad de Entel, entre ellos, la emblemática Torre Entel.

Le sigue: “La utilización de una compañía ficticia “Clavistel” en sus publicidades, cuyo nombre, logotipo y tipografía es una alusión directa a Entel . En las publicidades de “Clavistel”, WOM caracteriza a ésta –y por extensión a Entel – como una compañía cuyo único fin es engañar y perjudicar sus clientes (’clavar’ a sus clientes)”.

Y por último: “El uso de una campaña audiovisual y gráfica en la que WOM expresamente reconoce haber hecho uso de músicas y coreografías vinculadas a las publicidades de la marca 123 de propiedad de Entel. Particularmente nos referimos, al uso de la popular campaña publicitaria de Entel –y que es parte del imaginario colectivo– conocida comúnmente como Chicas 1,2,3 o Chicas Entel”.

Pero no es la única acción judicial que divide a ambas compañías.

A fines del año pasado, la compañía liderada por Christopher Laska interpuso una demanda contra la firma de telecomunicaciones. Los acusó de competencia desleal. Según se lee en la acción judicial -que es tramitada en el 21 Juzgado Civil de Santiago-, Wom acusa a Entel de intervenir sin autorización la plataforma FIGMA de Wom, accediendo a información de uno de los proyectos que a esa fecha mantenía en absoluta reserva: Wom TV.

La compañía dijo que, a fines de 2020, la administradora de la cuenta de WOM en Figma, al revisar la actividad del software, se percató que una persona con correo Entel había ingresado como invitada a ella. Se advirtió la intromisión, se analizó el historial de este usuario y concluyeron que había revisado el proyecto WOM OTT-TV –por un lapso de un mes, de manera casi diaria-, donde estaba todo el detalle de este nuevo negocio. Hoy, este hecho es fruto de una querella criminal por espionaje informático que interpuso WOM hace un año.

Descargos de Wom

Frente a la apelación de Entel, Marcelo Fica, director de Asuntos Legales de Wom respondió: “Respecto de los recursos que ha anunciado la demandante, luego que hace unas semanas el 7° Juzgado Civil de Santiago rechazara íntegramente la demanda por competencia desleal interpuesta en contra de Wom en abril de 2018, desde WOM entendemos que la empresa está haciendo uso de los derechos procesales que tiene cada parte, por lo que es normal que busquen perseverar en esa línea”.

“De la misma manera, queremos comentar que desde Wom también hemos presentado una apelación al fallo del 7mo juzgado civil, ya que consideramos entre otras cosas, que al haber sido completamente desechada la demanda interpuesta por el demandante, correspondía que se les condenara en costas, por lo que esperamos que la Corte de Apelaciones así lo considere”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.