Las aerolíneas de Estados Unidos apuestan a un repunte de los viajes de negocios este otoño boreal

En esta foto de archivo se puede ver el vuelo 718 de American Airlines, el primer vuelo comercial Boeing 737 MAX de Estados Unidos desde que los reguladores levantaron la suspensión de 20 meses en noviembre, aterrizando en el aeropuerto LaGuardia en Nueva York, Estados Unidos el 29 de diciembre del 2020. REUTERS/Eduardo Munoz/File Photo

Las compañías aéreas dicen que la recuperación de las reservas continúa a pesar de la variante Delta del covid-19 y los atrasos en la vuelta a la oficina de grandes empresas.




Las aerolíneas están rediseñando sus mapas de rutas, apostando a que los pasajeros que viajan por negocios, quienes en su gran mayoría no viajaron el año pasado, regresarán a pesar de las nuevas preocupaciones sobre la propagación de la variante Delta, altamente infecciosa del covid-19, en los Estados Unidos.

Delta Air Lines Inc. está volviendo a agregar vuelos este otoño (boreal) en centros de negocios como New York y Boston, mientras reduce los vuelos en muchas de las rutas de vacaciones que se hicieron populares durante el verano.

“Estamos cambiando nuestra capacidad para ofrecer ahora más asientos de negocios”, afirmó Joe Esposito, vicepresidente senior de planificación de redes de Delta.

Delta ha estado encuestando a clientes corporativos para asegurarse de que sea en el momento adecuado. “No queremos colocar los asientos antes de que vuelen”, afirmó Esposito. “Queremos colocar los asientos cuando estén listos para volver a volar”.

Los viajes de vacaciones generalmente se ralentizan cuando termina el verano, mientras que los que viajan por negocios comienzan a hacerlo nuevamente. Cómo se desarrolla ese cambio este año es una prueba importante para las aerolíneas que dependen en gran medida de los lucrativos clientes corporativos.

Southwest Airlines Co. y Alaska Air Group Inc. han buscado evitar que el tráfico de vacaciones caiga por un precipicio en septiembre, con ventas destinadas a atraer a los viajan por ocio a través de pasajes con grandes descuentos para este otoño. Southwest, que también está restaurando algunas rutas comerciales, ha dicho que su venta de tarifas lanzada en junio resultó en dos de los días de reserva más grandes en la historia de la compañía.

En general, las aerolíneas, como de costumbre, están planeando horarios más reducidos después del verano, al tiempo que señalan que sus reservas no han disminuido a pesar de la creciente preocupación por la variante covid-19, más contagiosa. La cantidad de personas que pasan por los aeropuertos de Estados Unidos alcanzó un nuevo récord de la era pandémica el domingo, con casi 2,24 millones de personas pasando por seguridad, según la Administración de Seguridad del Transporte. El recuento estuvo aproximadamente un 17% por debajo de los niveles de 2019.

Las aerolíneas han dicho que las empresas han comenzado a enviar, lentamente, a sus empleados de nuevo a viajar, con los viajes de negocios nacionales aumentado a aproximadamente el 40% de los niveles de 2019. Las aerolíneas han estado anticipando que más clientes corporativos regresarán en los próximos meses, aunque algunos ejecutivos de aerolíneas han dicho que un repunte total aún puede estar muy lejos. Pero el alza actual podría terminar rápidamente. El aumento del número de casos y las nuevas restricciones tuvieron un rápido efecto paralizador en los viajes por aire el año pasado.

La variante Delta altamente infecciosa ha llevado a los gobiernos locales y a las grandes empresas a renovar los requisitos de mascarillas. La semana pasada, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades instaron a los estadounidenses en determinadas circunstancias —incluidas las personas vacunadas en zonas de alto riesgo del país— a comenzar a usar mascarillas nuevamente.

Los últimos acontecimientos han creado incertidumbre sobre si los trabajadores regresarán a las oficinas según lo planeado. Empresas destacadas como Apple Inc. y Google de Alphabet Inc. han decidido posponer la decisión de hacer que los empleados vuelvan de manera presencial. Los ejecutivos de las aerolíneas han dicho durante mucho tiempo que el regreso a las oficinas provocaría más viajes de negocios; por lo que el repunte en el que han estado apostando podría extenderse más hacia el futuro.

“Sabíamos que el otoño iba a ser un poco más un signo de interrogación respecto del momento exacto”, afirmó Savanthi Syth, analista de Raymond James. Aún así, dijo que las aerolíneas no han hecho ajustes importantes en los horarios de otoño, aunque pueden terminar recortando algunos vuelos en septiembre y octubre. Es posible que estén anticipando retrasos de solo unas pocas semanas, agregó. “No creo que la visión de la recuperación de la demanda haya cambiado”, sentenció.

Vasu Raja, director de ingresos de American Airlines Group Inc., dijo el mes pasado que ha habido un desfase de cuatro a ocho semanas entre el regreso de los empleados a las oficinas y el comienzo de los viajes de negocios. Para las ciudades con mayores actividades comerciales o de negocios, incluidas New York, Washington, DC y Chicago, la aerolínea anticipa que la demanda comenzará a regresar en octubre, afirmó.

American Airlines también está cambiando el servicio hacia los mercados que tienen actividades de negocios, agregando capacidad en rutas como LaGuardia al Aeropuerto Internacional O’Hare de Chicago en medio de señales de que los viajeros corporativos están regresando. Una señal reveladora de la recuperación: más reservas para viajes de un día sin equipaje registrado.

“Nada está escrito en piedra”, afirmó Brian Znotins, vicepresidente de planificación de redes y horarios en American. “Esa es otra cosa que hemos aprendido a través de esta pandemia: tenemos que ir a donde está la demanda, y no necesariamente a donde creemos que va a ir”.

La pandemia puso patas arriba el proceso de diseño de una red de aerolíneas. Antes del año pasado, la toma de decisiones dependía en gran medida de los patrones de viaje que no habían cambiado mucho de un año a otro. Pero esas tendencias históricas se han derrumbado, lo que ha dejado a los planificadores de las aerolíneas sin saber adónde querrían ir sus clientes a continuación.

Las aerolíneas se movieron rápidamente para agregar vuelos a medida que los países europeos, uno por uno, abrieron sus puertas a los estadounidenses vacunados durante el verano. Pero los ejecutivos de las aerolíneas han dicho que es probable que los viajes de negocios transatlánticos permanezcan escasos durante meses, especialmente porque la administración de Biden dijo recientemente que mantendría restricciones que excluyen a la mayoría de los no estadounidenses de Europa y otros lugares.

Las aerolíneas económicas como Spirit Airlines Inc. y Frontier Airlines dicen que esperan que los rivales más grandes vuelvan su atención a las rutas de negocios y a las internacionales de larga duración, un cambio bienvenido después de que estas aerolíneas compitieran palmo a palmo por los viajes nacionales (en Estados Unidos) de ocio durante todo el verano.

Daniel Shurz, vicepresidente senior de comercio de Frontier, dijo que la recuperación de los viajes le ha permitido a la aerolínea reanudar algo más cercano a su ciclo de planificación normal, lo que significa que ahora está pensando en el comienzo del invierno.

“Nos sentimos cómodos de tener una buena idea de cómo van a funcionar las cosas en ese período”, sentenció. “En esta época del año pasado estaba preocupado por septiembre”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.