Los números que el mercado espera -y los que no- en las históricas elecciones

Foto: Luis Hidalgo / AP.

Si bien existen pocas encuestas que permitan tener alguna idea de lo que pasará en estos dos días, los analistas ya definieron su escenario base: la derecha alcanza un tercio. Los precios de los activos -bolsa y dólar, básicamente- ya tienen internalizados ese escenario. Pero también tendrán en el radar político-financiero a las otras elecciones, dado que marcarán el termómetro para las presidenciales.


Nerviosismo, incertidumbre, polarización, pérdida del centro político. Estos son los conceptos que los analistas y bancos de inversión utilizan al momento de analizar el histórico proceso electoral de este fin de semana en Chile. Ante esto, la mayoría optó por tener una posición cauta en materia de inversiones, poniendo en “caja” sus inversiones o bien tomar acciones más defensivas.

La política pública siempre ha sido clave a la hora de proyectar tendencias en los mercados. Pero este fin de semana es especial. Cuatro elecciones (constituyentes, goberandores, alcaldes y concejales) y en particular una que de su resultado dependerán las reglas del juego de largo plazo para Chile. Es por eso que en el mercado se pusieron el sombrero de expertos electorales para tratar de definir qué datos mirar este fin de semana y qué impactos tendrá en el valor de los activos.

Así lo define JP Morgan, uno de los bancos de inversión más grandes del mundo: “Las elecciones del próximo fin de semana serán fundamentales para saber qué sectores -moderados o extremos- dominan dentro de la izquierda y la derecha, así como para definir el futuro de las candidaturas presidenciales”.

En el fondo, ¿qué está en juego que le preocupe al mercado? La autonomía del Banco Central que ha permitido un control de la inflación y el derecho de propiedad privada en términos generales. A modo más específico, están mirando los derechos sobre el agua, la minería y otros recursos naturales. De hecho, un análisis encargado por Greenpeace, el 74% de las candidaturas para ser constituyente mencionan la palabra agua y el 44% se compromete a considerarla como un derecho para “las personas y el ecosistema”. También hay expectativas de que el sistema previsional y asegurador de salud sea discutido en este contexto.

La madre de las batallas

La atención estará centrada en la elección de constituyentes para reescribir la Constitución, la que de alguna manera es la madre de las elecciones. La Convención estará integrada por 155 miembros, de los cuales 138 serán elegidos directamente por el electorado y 17 estarán reservados para los pueblos originarios.

Si bien existen pocas encuestas que permitan tener alguna idea de lo que pasará en estos dos días, los analistas ya definieron su escenario base: la derecha alcanza un tercio, lo que permite que los cambios más extremos puedan ser bloqueados, dado el quorum requerido. Los precios de los activos -bolsa y dólar, básicamente- ya tienen internalizados ese escenario.

“Creemos que el mercado tiene internalizado un escenario donde la coalición de derecha obtiene algo más de un tercio de los constituyentes, con un rango entre 35%-39%. De esta forma, si la lista de derecha obtiene más de un tercio de los miembros constituyentes podría tener poder de veto para oponerse a reformas que se consideren radicales”, sostiene Samuel Carrasco, economista senior de Credicorp Capital.

Esto va en línea expectativas generadas a través de mediciones que sugieren que el 37% de los encuestados votaría por Vamos por Chile (derecha), mientras que el 55% por la Lista del Apruebo o Apruebo Dignidad (listas de partidos de izquierda).

Arturo Frei, gerente de la corredora de bolsa Renta 4, sostiene que parten de la base que lo que denominan la minoría conservadora obtendrá un 33%. “Ese escenario está respaldado en las últimas elecciones presidenciales y municipales. Nos cuesta mucho creer que el plebiscito sea representativo y no se cumpla el tercio conservador”.

Agrega que lo que estarán mirando será si se concreta una polarización mayor o no, entendida como la pérdida del centro político.

Ojo con la participación

Otro elemento que estará en el radar financiero será la participación en este proceso electoral. Entienden que mientras más personas participen, mayor legitimidad tendrá el proceso, lo que a su vez disminuye las posibilidades de ruidos políticos en adelante.

Para Credicorp, su escenario base considera una participación electoral inferior a la observada durante el Plebiscito, 51%, equivalente a 7,5 millones de votos. “Cualquier número superior a este sería una sorpresa positiva para nosotros y el mercado, dadas las cifras aún elevadas relacionadas con la pandemia. En todo caso, no cabe duda de que una mayor participación fortalecerá y validará el carácter democrático del proceso”.

El resto de elecciones

Los analistas también reservarán espacio en su radar político-financiero para las otras elecciones, más miradas como un todo y predictor del cuadro que se pueda configurar para la elección presidencial de noviembre próximo.

La última elección se llevó a cabo en 2016 y Chile Vamos obtuvo el 39% del total de alcaldes y el 40% del total de concejales. “Estas cifras podrían ser el punto de referencia del mercado y cualquier resultado significativamente diferente podría tener un impacto en los activos financieros”, dicen en Credicorp.

“Estas otras elecciones son un buen termómetro para la presidencial. En el corto plazo el catalizador de las expectativas será la constituyente, pero a mediano plazo serán relevante las municipales para anticipar las presidenciales”, piensa Frei.

Si no se cumplen los pronósticos

Cualquier desviación de estas expectativas internalizadas por el mercado puede provocar cambios, dicen los analistas. Pero incluso si se cumplen, el terreno podría ser fértil para la volatilidad, pudiendo asumir un rol protagónico en el segundo semestre.

JP Morgan estima que si la coalición gobernante es castigada en términos generales en las elecciones, es probable que los mercados reaccionen “con angustia no solo porque la nueva constitución terminará tomando forma diferente, sino también por un mayor riesgo de una derrota en las elecciones generales y de segunda vuelta para fin de año”.

Y, agrega, si la centroizquierda termina disminuyendo, es probable que el ambiente polarizado prevalezca más adelante, “un presagio de una segunda mitad del año volátil con riesgo de titulares asociados con la campaña política que se superpone con la redacción de la nueva Constitución”.

Un resultado distinto al que la derecha obtiene entre 35%-39% en constituyentes, podría tener un impacto en el mercado, tanto al alza como a la baja, dice Samuel Carrasco, de Credicorp. No obstante, enfatiza que ese nivel no es garantía de nada. Es cierto que si la lista de derecha obtiene más de un tercio de los constituyentes podría oponerse a reformas más radicales, “sin embargo, a nuestro juicio, esta es una condición necesaria, pero no suficiente. Como se ha visto en discusiones recientes en el Congreso, la coalición pareciera no estar alineada en el voto, señalizando que existen diferentes puntos de vista sobre temas sensibles como pensiones, salud y educación, entre otros. Esta situación fue particularmente evidente durante la discusión sobre retiros de AFP”.

Es así como hay quienes piensan que las probabilidades de que haya un incremento relevante en el valor de los activos posterior a las elecciones es menor a la que haya malas noticias. “Es en ese contexto es más posible encontrar peores noticias si es que no se logra el tercio, que mejores noticias si es que se logra. En el segundo escenario se mantendrá o habrá un impacto acotado, mientras que si no lo logra, las pérdidas pueden ser más relevantes”, explica el gerente de Renta 4.

Esto lo refleja el valor del dólar. Según Credicorp, el peso chileno solo por el efecto de incertidumbre política y económica transa con un castigo de $60. Así, aislando estos efectos, el peso chileno debería estar en el rango de $640-$650. “Estimamos que solo un resultado muy abultado para la coalición de derecha en las elecciones constitucionales tendría el potencial de descomprimir parcialmente esta prima. Sin embargo, en el escenario más probable, estimamos que esta prima se mantendrá durante todo el año y solo disminuirá gradualmente a medida que se obtenga mayor claridad sobre la evolución del proceso constitucional y la elección presidencial”, destaca el reporte.

Ante este escenario y con los precios de los activos ya internalizados, las recomendaciones apuntan a tener bajas exposiciones al mercado local. “Ante la alta incertidumbre existente, la principal recomendación es mantener una alta proporción de las inversiones en instrumentos de alta liquidez y bajo riesgo, como también recursos en caja”, dijo Jorge Tolosa, operador de renta variable de Vector Capital Corredores de Bolsa.

“Preferimos estar ligeros en IPSA, en el peso chileno y tasas debido a que el nivel de incertidumbre es relativamente alto. No sólo por la naturaleza única de la elección de constituyentes y la poca visibilidad de encuestas, sino que también por el factor sanitario, el ruido político de corto plazo y los bajos niveles de aprobación ciudadana de la clase política en general”, dice Samuel Carrasco, de Credicorp.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.