Los traders de opciones apuestan por un retorno del petróleo a los US$100

Los inversionistas han adquirido opciones de compra vinculadas a que los precios del crudo alcancen un hito por primera vez desde el boom petrolero de Estados Unidos en 2014.




Los traders se han lanzado a lo que algunos creen es una puesta única en el mercado de la materia prima más importante del mundo: que el precio del petróleo llegará a los US$100 el barril.

Se han hecho con opciones de compra vinculadas a los precios del petróleo-crudo Brent y West Texas Intermediate (WTI) que alcanzan los US$100 para finales del próximo año. Los precios del petróleo no han llegado a superar ese hito desde el 2014, cuando un boom del crudo estadounidense deprimió el mercado de las energías.

Los propietarios de las opciones de US$100 —los contratos de compra de WTI (precio del petróleo) que más se han adquirido en la Bolsa Mercantil de New York— están haciendo una apuesta a que los precios del petróleo se dispararán después de surgir más de un 40% este año. El rugiente rally, impulsado por el descongelamiento de las restricciones del coronavirus, ha levantado los precios del WTI a sus máximos niveles desde el 2018, con un barril a casi US$70, y el precio promedio de la gasolina en Estados Unidos sobre los US$3 el galón, según GasBuddy.

La popularidad de las opciones de US$100 es otro ejemplo de los traders convergiendo en apuestas que parecen extravagantes y que ellos consideran una manera casi garantizada de ganar dinero. Los analistas dicen que es poco probable que el petróleo se deslice hasta los US$ 100 en algún futuro cercano, ya que la economía mundial todavía se está recuperando del impacto del covid-19 y los productores principales están aumentando la producción en respuesta de la demanda resurgiente.

“Todos han estado mirándolas”, afirmó Adam Webb, director de inversiones de la firma de trading Blue Creek Capital Management LLC, sobre las opciones de compra de US$ 100 para el petróleo en diciembre del 2022. “No hay que pensarlo dos veces”.

Webb piensa que una recuperación de la economía estadounidense ayudará a catapultar los del WTI hacia los US$ 100 el barril. El fondo ha vendido opciones de venta para financiar la compra de las calls (opciones de compra) de US$ 100, que considera insosteniblemente baratas.

La oleada de actividad en las opciones de US$100 del petróleo tiene paralelos con apuestas especulativas que han proliferado en otras esquinas de los mercados financieros. En enero, los traders se apilaron en opciones de compañías no rentables como GameStop Corp. y AMC entertainment Holdings Inc. Pensaron que esto dispararía el precio de las acciones, infligiría pérdidas en los inversionistas bajistas y los impulsaría a recomprar las acciones que habían vendido en corto. La dinámica, que se auto alimenta, llevó a precios incluso más altos en un frenesí de trading que se reavivó a principios de junio.

Apostar por un inminente retorno a los US$ 100 del petróleo es sorprendente, poco más de un año después de que la pandemia golpeará la demanda de energía y los futuros del crudo estadounidense cayeran bajo cero. Los productos derivados del crudo alimentan los autos, los generadores de electricidad y son componentes básicos del plástico, haciendo que el petróleo sea un componente vital en la economía mundial. Las subidas en el mercado del crudo, de alguna manera, se autocorrigen, porque los precios más altos reducen la demanda y estimulan una mayor producción.

Salvo una afluencia de inversores a los mercados de materias primas o una caída del dólar, la demanda de petróleo debería elevarse muy por encima de los niveles pre pandémicos en el cuarto trimestre para que los precios alcancen los US$100 este año, según la analista de JPMorgan Chase, Natasha Kaneva. Según ella, eso es casi imposible. Otros motivos para tener precaución incluyen el aumento en las exportaciones del crudo iraní en caso de un acuerdo nuclear con Estados Unidos.

Eso no ha disuadido a los traders de construir una gran posición en opciones de compra de US$ 100. Los contratos dan a su propietario el derecho a comprar futuros de crudo a US$ 100 el barril. Se pagan si los precios suben por encima de ese precio de ejercicio antes del vencimiento

Los contratos de diciembre de 2022 que apuntan a los US$ 100 son, por mucho, la opción de compra del WTI que más se ha adquirido en la Bolsa Mercantil de Nueva York. Hay más de 60.000 en circulación, según el proveedor de datos de opciones QuikStrike, que cubren más de 60 millones de barriles de crudo.

Algunos traders están apostando que el petróleo a US$ 100 podría suceder este año: las opciones de compra de US$ 100 de diciembre de 2021 están vinculadas a 15,9 millones de barriles de WTI. En el mercado Brent de Londres, los contratos de US$ 100 para diciembre de 2021 cubrieron más de 32 millones de barriles la semana pasada, frente a ninguno a finales del año pasado, según Intercontinental Exchange.

Incluso, algunos de los que compran estas opciones no esperan que los precios del petróleo lleguen a los US$ 100, pero creen que se beneficiarán de todas maneras. Los traders dicen que los contratos, denominados billetes de lotería, probablemente se apreciarán si los precios del petróleo siguen subiendo o si los participantes esperan que los mercados de crudo se vuelvan más volátiles.

Los compradores están apostando por una mayor volatilidad más de lo que están apostando por los precios más altos del petróleo, afirmó Robert Yawger, director de futuros de energía de Mizuho Securities USA. La volatilidad y las opciones están intrínsecamente vinculadas, por lo que, en igualdad de condiciones, eso aumentaría el precio de los contratos.

Yawger no cree que el petróleo se acerque a los US$100 el barril, y señala que el mercado de futuros fija los precios del WTI en alrededor de US$61 el barril para diciembre de 2022. Dijo que los propietarios de las opciones de compra de US$100 se beneficiarán de todos modos, porque la volatilidad esperada es baja y es probable que aumente. Los vendedores están “básicamente regalando (volatilidad)” a los precios actuales, sentenció.

Un trader que compró calls de US$ 100 para diciembre de 2022 a fines del año pasado ya estaría sentado en ganancias en papel. Los contratos se cotizaron a 70 centavos el lunes, según muestran los datos de QuikStrike, frente a los 27 centavos del 31 de diciembre.

Los traders dicen que todavía son relativamente baratos porque la demanda de los productores que buscan protección contra la caída de los precios significa que las opciones de venta del petróleo suelen ser más caras que las de compra. Sin embargo, la operación call de los US$ 100 no está libre de riesgos.

Jean-Louis Le Mee, director ejecutivo de Westbeck Capital Management LLP, pronostica que los precios del crudo subirán a máximos históricos en 2023, pero se sorprende de cuántas opciones de compra de Brent de US$ 100 hay para 2021. El fondo de cobertura se mantiene alejado de estos contratos alcistas y prefiere comprar opciones que Le Mee cree que se concretarán en dinero. Incluso si aumenta la volatilidad, los contratos de US$ 100 perderán valor si ocurre demasiado cerca del vencimiento, afirmó.

En cambio, Westbeck ha registrado ganancias vendiendo calls de crudo Brent de US$ 65 para diciembre de 2022 que compró el año pasado y utilizó las ganancias para comprar contratos de US$ 80 para diciembre de 2023.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.