Retiros previsionales y estallido social provocan que Chile sea el país con mayor crecimiento de la liquidez

Banco Central prevé una menor caída de la economía este año ante desconfinamientos y medidas de apoyo a ingresos de hogares

El aumento del circulante ha respondido a incrementos de la demanda por efectivo de las personas a raíz de la crisis social y de los retiros de ahorros previsionales, detalla el Banco Central.




Múltiples factores son los que tienen a Chile entre los países con mayor crecimiento de la liquidez desde 2019 a la fecha.

No es algo puntual de la economía local, es una tendencia global debido a que la crisis provocada por el coronavirus llevó a que los estados y bancos centrales adoptaran medidas para proveer liquidez al sistema.

Y así lo destacó el Banco Central en su Informe de Estabilidad Financiera publicada durante esta mañana. “Al igual que en muchos países, en Chile los diferentes agregados monetarios se han expandido significativamente en el curso de la crisis provocada por la pandemia del Covid-19, en particular los más líquidos”, destacó.

En particular el agregado monetario denominado M1, conformado por circulante (monedas y billetes que mantienen personas), cuentas corrientes de empresas y personas, y depósitos a la vista, ha mostrado una expansión desde el estallido social que implica que la liquidez haya crecido más en Chile que en una muestra de países seleccionados por el Banco Central.

Así, por ejemplo, En Chile el M1 se expandió 90% desde enero de 2019. Después de Chile, donde más ha crecido la liquidez medida en M1 es Estados Unidos, con un avance de 78% desde 2019. Aunque se si mide solo 2020, ahí EE.UU. es el de mayor avance con un 67%, algo por encima de Chile que con un 61% queda en segunda posición. (ver gráfico)

“Las medidas de política extraordinarias implementadas en diversas jurisdicciones han implicado una inyección relevante de liquidez, la que se ha acumulado en activos de corto plazo, en un contexto de tasas de interés muy bajas y alta incertidumbre”, explica la entidad presidida por Mario Marcel.

Factor local

No obstante, hay elementos locales que explican por qué en el país se produjo un avance incluso mayor que en el resto. “En la economía local se suman particularidades que ha incidido en estos movimientos, tales como la crisis social previa, los retiros de ahorros previsionales y el requerimiento de reserva técnica a los bancos”, detalló el ente rector.

En Chile, agrega el BC, la base monetaria se duplicó durante el último año, lo que se asocia a un crecimiento del circulante de cerca de 70% y el encaje bancario (monedas y billetes disponibles en la caja de los bancos o depositados en el BCCh) del orden de 150%.

Es así como, el agregado monetario más líquido, M1 -que se compone del circulante y de depósitos a la vista- creció cerca de 60%, empujado por el mencionado crecimiento del circulante y por un incremento en torno al 50% de los depósitos vistas.

Por su parte, el M2 -que incluye M1, depósitos a plazo y bonos bancarios- ha experimentado un crecimiento más moderado, ya que la subida en el M1 ha sido compensada por una significativa caída de los DAP y de los bonos bancarios durante la implementación de medidas para asegurar la liquidez de los mercados.

Demanda y oferta de efectivo

Uno de los elementos que explica esta situación es la demanda de las personas. “La incertidumbre -que ha prevalecido desde el inicio de la crisis social a fines de 2019- junto con bajas tasas de interés, han incrementado la preferencia por instrumentos de menor riesgo y alta liquidez”, precisa la autoridad monetaria.

A ello se suma el retiro de fondos previsionales, que hasta suman unos US$36.500 millones, equivalente al 13% del PIB. “De los recursos retirados, una parte relevante permanece en activos de muy corto plazo, como son el circulante, las cuentas corrientes y cuentas vista”, recordó el BC.

En el IEF se detalla que el aumento del circulante ha respondido a incrementos de la demanda por efectivo de las personas a raíz de la crisis social y de los retiros de ahorros previsionales. “Es así como la tasa de crecimiento anual de emisión de billetes y monedas pasó de un 5% a 40% en lo más reciente”, enfatizó.

En cuanto a la oferta de dinero, el Central dice que han incidido de forma significativa las medidas “adoptadas por el BC desde fines de 2019 para mantener una orientación de política monetaria expansiva, proveer liquidez en mercados y contribuir a un adecuado flujo del crédito” (Capítulo I, IEF segundo semestre del 2020).

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.