Spotify se propone alcanzar los mil millones de oyentes en 2030, en medio de la preocupación por la rentabilidad

El logo de Spotify cuelga en la fachada de la Bolsa de Nueva York con una bandera estadounidense y otra suiza. El operador de música se ha expandido a los podcasts y audiolibros. Foto: Lucas Jackson/ Reuters

El consejero delegado, Daniel Ek, responde a los temores de los inversores de que el mercado del audio ofrezca pocas oportunidades. Comenzó exponiendo los éxitos de la empresa en los últimos cuatro años y combatiendo la idea de que “somos un mal negocio”.


Spotify Technology SA defendió el miércoles la estrategia de la empresa y esbozó planes de expansión en nuevos negocios para hacer frente a los temores de los inversores respecto de que la oportunidad del mercado del audio es limitada.

En su primer día de inversores desde que el gigante del streaming salió a bolsa hace cuatro años, Spotify destacó la fidelidad de sus cientos de millones de oyentes, sus recomendaciones musicales líderes en el sector y el éxito de su unidad de podcasts. La empresa también señaló su expansión global, su creciente conjunto de herramientas para creadores y las áreas en las que planea expandirse, como los audiolibros y, eventualmente, la educación, los deportes y las noticias.

La presentación se produjo en medio de la preocupación de inversores y analistas por la posibilidad de que la empresa no obtenga beneficios prontamente y de una caída del 55% en el precio de sus acciones en lo que va del año.

El consejero delegado, Daniel Ek, comenzó el evento, transmitido en directo, exponiendo los éxitos de la empresa en los últimos cuatro años y combatiendo la idea de que “somos un mal negocio”.

El director expuso además una ambiciosa visión de Spotify para la próxima década, en la que prevé convertirse en un negocio 10 veces mayor que el actual. “Por eso estamos invirtiendo de forma tan agresiva en construir no sólo un negocio más grande, sino también, pensamos, mucho más rentable”, comentó en una entrevista.

El director ejecutivo de Spotify, Daniel Ek, mostrado en 2018, rechaza la idea de que la empresa de audio esté en "un mal negocio". FOTO: LUCAS JACKSON/ REUTERS

Ek dijo que Spotify alcanzaría los mil millones de oyentes en 2030, y generaría 100.000 millones de dólares de ingresos anuales, con un margen bruto del 40%.

“Creemos que es una apuesta arriesgada”, declaró por su parte Daniel Ives, analista de Wedbush Securities. “A la calle le ha faltado confianza en el nombre y es un objetivo impresionante, pero agresivo”, añadió.

Las acciones de la empresa con sede en Estocolmo han caído un 70% desde el máximo histórico alcanzado el año pasado. Las acciones cerraron con una subida del 6% en las operaciones del miércoles. Las acciones de otras empresas tecnológicas también han caído con fuerza desde principios de año.

Después de poner patas arriba el negocio discográfico, Spotify se ha convertido en un gigante del audio con nuevos verticales en el podcasting y los audiolibros, según los ejecutivos, que difieren en sus perspectivas y sus finanzas. La expansión de la empresa más allá de una plataforma tecnológica centrada en la música es buena, dijeron.

“Este es un negocio mucho más grande que el que se vio en 2018″, sostuvo Ek en la entrevista. “Es un negocio mucho más resistente y diversificado de lo que vieron en 2018″, explicó.

Ek planteó a los inversores, sin embargo, que la compañía no ha hecho un buen trabajo explicando sus estrategias.

“Todos sabemos que hemos superado nuestra cuota de desafíos, pero también nos hemos transformado de forma espectacular como empresa, y no estoy seguro de que se entienda del todo ese viaje”, comentó a los inversores, hablando a distancia desde un teatro en la oficina de Spotify en Nueva York.

Spotify no sólo se ha hecho omnipresente -disponible en más de 2.000 dispositivos, desde relojes y altavoces inteligentes, hasta coches y electrodomésticos-, sino que ha atraído y retenido clientes gracias a su capacidad de hacer recomendaciones musicales personalizadas.

Ek dijo que el modelo “freemium” de Spotify ha dado a los oyentes la oportunidad de probar la plataforma sin riesgo alguno, a la vez que ha ayudado a la empresa de streaming de música a utilizar su nivel gratuito, apoyado por publicidad, para ayudar a canalizar a los oyentes hacia su negocio de suscripción.

Durante años, los ejecutivos de Spotify han dicho que darían prioridad al crecimiento y a la inversión en el negocio por encima de los beneficios. La compañía ha gastado alrededor de mil millones de dólares en acuerdos de podcast desde 2019.

El director ejecutivo sostuvo también que esas inversiones y las finanzas de la compañía, en conjunto, han nublado parte del crecimiento del negocio. Los márgenes brutos para la música han estado subiendo constantemente, en gran parte debido a la estrategia de mercado de dos lados de Spotify, donde cobra a los artistas y a los sellos por el marketing, las herramientas y los servicios. El margen bruto de la música es de aproximadamente el 28,5%, lo que, según Ek, representa un progreso significativo para alcanzar el objetivo a largo plazo del 30% al 35%.

“Marquee”, la herramienta estrella de Spotify que recomienda los nuevos lanzamientos musicales a los probables fans, duplicó en el primer trimestre sus nuevos clientes con respecto al cuarto trimestre y registró un aumento de los ingresos del 225% con respecto al año anterior, declaró Charlie Hellman, vicepresidente de productos musicales de Spotify, durante la presentación a los inversores.

Por su parte, la empresa espera que los podcasts sean rentables en los próximos uno o dos años, con un potencial de margen bruto de entre el 40% y el 50%.

Un tercio de los oyentes de Spotify sintonizan podcasts, dijo la empresa, y estos representan el 7% de todas las horas de escucha en la plataforma.

Con esto, la marca indicó que perseguirá los audiolibros con la misma agresividad con la que ha perseguido los podcasts.

“Nos tomamos muy en serio este espacio”, comentó Ek en la entrevista. “Creemos que es más grande de lo que la mayoría de los inversores creen”.

Nir Zicherman, jefe de audiolibros de Spotify, detalló que de música y podcasts a los audiolibros, la empresa puede ampliar drásticamente el mercado.

Según la empresa de investigación de mercado Grand View Research, el tamaño del mercado mundial del libro se estima en unos 140.000 millones de dólares. Esta cifra incluye los libros impresos, los libros electrónicos y los audiolibros, cuya cuota de mercado oscila entre el 6% y el 7%. Sin embargo, Ek cree que los audiolibros podrían generar 70.000 millones de dólares de ingresos anuales y márgenes superiores al 40% para la unidad de Spotify.

El otoño pasado, Spotify anunció un acuerdo para adquirir la plataforma de audiolibros Findaway. El acuerdo, valorado en unos 125 millones de dólares, está siendo revisado por la división antimonopolio del Departamento de Justicia, según fuentes relacionadas con el asunto. El Departamento de Justicia ha estado adoptando un enfoque más agresivo en el escrutinio de la actividad de los acuerdos, en particular cuando hay preocupaciones potenciales sobre la consolidación de la industria. El Departamento, por su parte, no hizo comentarios al respecto.

Un ejecutivo del sector editorial anunció el miércoles que había hablado con Spotify en los últimos meses, pero que la empresa parecía estar esperando a que se cerrara su adquisición de Findaway antes de revelar sus planes específicos.

Findaway, con sede en Ohio, es un distribuidor mundial de audiolibros digitales. Su oferta incluye Findaway Voices, que atiende a los autores autopublicados, ayudándoles a crear audiolibros de calidad profesional que pueden ser vendidos por todos los minoristas de audiolibros.

Durante la presentación del miércoles, Zicherman señaló que hay un actor principal en el sector de los audiolibros, Audible, de Amazon.com Inc.

“Sabemos que eso no alimenta la innovación”, declaró Zicherman. “Spotify impulsará la industria”, añadió.

Audible no respondió inmediatamente ante aquellas declaraciones. Findaway, por su parte, tampoco hizo comentarios.

Al mismo tiempo, el jefe de I+D, Gustav Söderström, dijo que la empresa está desarrollando sus capacidades para ofrecer una mejor experiencia de escucha y recomendación de audiolibros. Los audiolibros, con capítulos, se consumen de forma diferente a los episodios de un podcast o las canciones de un álbum.

Audible controla alrededor del 48% de las ventas de unidades de audiolibros en EE.UU., según el investigador de audiencias de libros Codex Group LLC.

Ek sostuvo que las mejores empresas del mundo son muy diferentes de cuando empezaron luego de dejar su huella en una categoría.

“Hemos pasado de ser un servicio de descubrimiento y reproducción de música, a una plataforma completa en la que los artistas y creadores pueden crear, participar y ganar”, concluyó Ek.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.