Uber llega a un acuerdo para incluir a todos los taxis de Nueva York en su aplicación

New York has been the site of a fierce battle between Uber and the city’s iconic yellow taxis for years.

Nueva York lleva años siendo escenario de una intensa batalla entre Uber y los icónicos taxis amarillos de la ciudad. FOTO: AMIR HAMJA/BLOOMBERG NEWS

La empresa, que prometió alterar el sector de este tipo de transporte en EE.UU., apuesta ahora porque los taxis tradicionales impulsen su próxima ola de crecimiento.




Uber Technologies Inc. se está haciendo amigo de un antiguo enemigo.

La empresa ha llegado a un acuerdo para incluir a todos los taxis de la ciudad de Nueva York en su aplicación, una alianza que podría aliviar la escasez de conductores del magnate de los viajes compartidos y moderar las elevadas tarifas, a la vez de ofrecer más negocio a los taxistas, cuyo medio de vida se vio afectado por la aparición de las aplicaciones para compartir autos y la pandemia.

Aunque Uber ha establecido asociaciones con algunos operadores de taxis en el extranjero, y los usuarios de varias ciudades de EE.UU. pueden utilizar su aplicación para reservar taxis si los taxistas deciden figurar en ella, la alianza de la ciudad de Nueva York es su primera asociación a nivel de ciudad en EE.UU.. Nueva York, uno de los mercados más lucrativos de Uber, ha sido un campo de batalla para la empresa y los icónicos taxis amarillos de la ciudad durante años.

“Es más grande y más audaz que todo lo que hemos hecho”, dijo Andrew Macdonald, jefe de movilidad global de Uber. La empresa espera lanzar la oferta a los usuarios esta primavera.

Como parte del acuerdo, los socios tecnológicos, autorizados por la Comisión de Taxis y Limusinas (TLC) de la ciudad de Nueva York, integrarán el software de sus aplicaciones de taxi con el de Uber. Estas aplicaciones, gestionadas por Creative Mobile Technologies y Curb Mobility, son utilizadas por los aproximadamente 14.000 taxis de la ciudad, según Uber. Las dos empresas permiten el pago con tarjeta de crédito en los taxis y gestionan las pantallas que muestran el tiempo, las noticias y los anuncios a los pasajeros.

Los pasajeros pagarán aproximadamente la misma tarifa por los viajes en taxi que por los de Uber X, según la empresa. Los conductores de Uber en la ciudad de Nueva York reciben una tarifa mínima por tiempo y distancia fijado por el TLC, aunque Uber dijo que sus conductores suelen ganar más que esa tarifa. Y los taxistas que acepten llevar pasajeros de Uber recibirán el mismo pago.

La tarifa de taxis amarillos con taxímetro se basa en un cálculo diferente, lo que significa que los taxistas pueden ganar menos, lo mismo o más en un viaje de Uber, dependiendo de la naturaleza del viaje. A diferencia de los conductores de Uber en Nueva York, los taxistas verán los ingresos esperados antes de un viaje y podrán rechazar los viajes que no consideren que valen la pena, explicó Uber.

Uber y sus socios taxistas recibirán una parte de la tarifa. Las empresas no han querido especificar las condiciones. La tasa media global de aceptación de viajes de Uber en el cuarto trimestre fue del 20%.

Las acciones de Uber subieron un 5%, hasta 34,70 dólares, el jueves.

Para Uber, la alianza supone un cambio de rumbo. Después de prometer la disrupción de la industria del taxi en Estados Unidos, ahora apuesta porque los taxis tradicionales impulsen su próxima ola de crecimiento. Para 2025, Uber quiere incluir todos los taxis del mundo en su aplicación. “Es ciertamente ambicioso”, declaró Macdonald, pero “ciertamente creo que es posible”, agregó.

Uber ha llegado a un acuerdo para incluir los taxis de la ciudad de Nueva York en su aplicación, una medida que ayudará a aumentar la disponibilidad de conductores para los pasajeros y abrirá un nuevo conjunto de clientes para los taxistas (29 de junio del 2020, AP Photo/Mark Lennihan).

Meera Joshi, teniente de alcalde de Nueva York que supervisa el TLC, dijo que la alianza crea oportunidades económicas para los taxistas “sin añadir más y más autos”.

“La palabra ‘disrupción’ era casi en cierto modo una palabra superficial”, indicó Joshi, que anteriormente fue comisionada del TLC. Uber modernizó el sector del taxi, redujo las barreras de entrada e hizo que los usuarios se acostumbraran a un servicio con solo pulsar un botón. Pero no mató a los taxis ni alteró la naturaleza fundamental del servicio, concluyó.

Los grupos de taxistas lucharon contra Uber durante años. En muchos países, los sindicatos y los grupos de presión de las principales compañías de taxis estuvieron detrás de los casos judiciales que prohibieron la aplicación. Los reguladores tomaron medidas contra el modelo de trabajo por encargo de la empresa. Mientras que los taxistas de las principales ciudades europeas, como Londres, París y Roma, cortaron el tráfico en protesta contra Uber más de una vez.

La empresa forjó inicialmente alianzas con los taxis para salvar su negocio en algunos mercados de ultramar, pero redobló esa estrategia cuando se convirtió en un motor de crecimiento. Los intentos de Uber por atraer a los taxis recibieron un impulso durante la pandemia, cuando se agotó el negocio principal de los conductores de taxi en la calle. La empresa afirma que el año pasado registró más de 122.000 nuevos taxistas en su aplicación, cuatro veces más que en 2020.

En Barcelona, por ejemplo, Uber suspendió sus operaciones después de que el gobierno local impusiera una norma que exigía a los conductores de viajes compartidos esperar 15 minutos antes de recoger a los pasajeros. Tras un paréntesis de dos años, Uber volvió el año pasado a la ciudad con varios cientos de taxis en su aplicación, siguiendo el uso de ese modelo en Madrid.

También en Austria Uber recurrió a la contratación de taxis cuando una norma restringió el año pasado su negocio, al exigir a los conductores la obtención de licencias de taxi. Una campaña de reclutamiento ha contratado a más de 2.000 taxistas en el país, convirtiéndolo en uno de los mayores mercados de taxis de Uber en el extranjero, según la empresa.

En Hong Kong, donde los taxis son una opción más barata y cómoda para los viajeros, Uber adquirió el año pasado una popular aplicación de alquiler de taxis, lo que le permitió contratar a miles de taxistas de la ciudad.

Uber puede ganar más que su negocio de viajes. Además de esto, Macdonald dijo que el 35% de las personas que empezó a utilizar la aplicación para llamar a los taxis pasó a utilizar otros productos de Uber, como su servicio de entrega de comida.

La pandemia golpeó fuertemente al sector del taxi, y los conductores quieren maximizar sus ganancias para compensar esas pérdidas, sostuvo Ron Sherman, director ejecutivo de Creative Mobile Technologies, uno de los socios de Uber en la ciudad de Nueva York.

La alianza con Uber da a los conductores la oportunidad de asegurarse un pasajero de vuelta en los viajes fuera de Manhattan, cuando a menudo regresan vacíos, afirmó, especialmente doloroso cuando los precios de la gasolina se disparan. La empresa de Sherman tiene una aplicación de taxi llamado Arro, pero su base de usuarios no es igual a la de Uber, dijo.

Mientras tanto, Uber carece de suficientes conductores en Estados Unidos. Durante la crisis sanitaria estos se dedicaron a otros trabajos, como el reparto de comida y alimentos, y la escasez resultante hizo que los precios de los viajes alcanzaran niveles récord el año pasado. Los conductores están volviendo poco a poco, pero los usuarios vuelven más rápido, advirtieron Uber y su rival Lyft Inc. Los precios de sus viajes han bajado desde los máximos del año pasado, pero el mes pasado seguían siendo un 17% más altos de media que en enero de 2021, según la empresa de estudios de mercado YipitData.

“Ellos tienen la demanda y nosotros la oferta”, manifestó Sherman. Uber “necesitaba más oferta, así que tenía sentido que empezáramos a hablar de una asociación”, añadió.

Sheik Jalloh, que lleva más de una década conduciendo un taxi en Nueva York, dijo que el acuerdo ayudaría a su sector a mantenerse al día con los tiempos cambiantes. “Esta es la tecnología en la que confía la nueva generación. Nadie quiere esperar un taxi cuando llueve o nieva. Sólo quieren llamarlo”, dijo.

A algunos conductores de Uber, sin embargo, les preocupa que la alianza desanime a la empresa de pagarles las bonificaciones que ha estado ofreciendo durante la escasez de mano de obra. Muchos conductores volvieron a los trabajos de transporte compartido gracias a esos incentivos.

“Vas a tener un montón de conductores en espera”, declaró Edison Morcelo, que conduce a tiempo completo para Uber y Lyft en la ciudad de Nueva York. La inclusión de miles de nuevos conductores podría significar mayores tiempos de espera para conseguir viajes y menos bonificaciones para los conductores de Uber.

Los analistas dijeron el jueves que Uber tendrá una ventaja inicial con la asociación sobre Lyft en uno de los mercados de viajes compartidos más lucrativos del mundo. Lyft, por su parte, respondió que no estaba buscando inmediatamente acuerdos con taxis.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.