VTR sigue a la baja: Suma siete trimestres de caída en clientes de internet y pierde casi 10 puntos de participación desde 2020

Fueron 9.200 clientes de internet los que dejaron la compañía en los primeros tres meses de este año. Además, perdió más de 22.000 usuarios de TV cable, y 12.600 de telefonía. Desde mediados de 2020, pierde 140 mil abonados a internet. Sus ventas cayeron 19%, y su Ebitda se redujo un 34%. “El rendimiento sigue siendo desafiante en el mercado más competitivo de LLA”, señaló la matriz respecto a la operación chilena.




“Estamos perdiendo clientes porque no cumplimos con sus expectativas en el servicio técnico”, decía a Pulso el CEO de VTR, Vivek Khemka. Una declaración que daba a comienzos de marzo, mientras la compañía intentaba volver a cautivar a los usuarios, lanzando planes tarifarios que prometían mantener sus bajos precios por siempre. Hasta el cierre del primer trimestre de este año, sin embargo, la escalada continuaba en descenso.

Fue en junio de 2020 cuando VTR invirtió la tendencia. Si cerró ese mes, con 1.350.000 clientes de internet, creciendo respecto de marzo, a septiembre ese dato había caído un leve 1%, hasta los 1.310.000 usuarios, según los balances de Liberty Latin America (LLA). Lo que continuó sólo fueron caídas...y cada vez más pronunciadas, en línea con una seguidilla de cuestionamientos por la inestabilidad del servicio en medio de un auge en el teletrabajo por la pandemia del Covid-19. Hasta diciembre de 2021, la cartera había bajado a 1.218.900, una contracción de 9,7% desde el peak.

Y 2022 fue inaugurado también a la baja. VTR cerró los primeros tres meses de este ejercicio con 1.209.700 clientes, acumulando así siete trimestres consecutivos de caídas. Desde junio de 2020 a marzo de 2022, perdió 140.300 usuarios, equivalentes al 10,3% de su cartera.

Si en junio de 2020, VTR tenía un 37,6% del mercado en el negocio de internet, según datos de Subtel, a diciembre de 2021 ese porcentaje ya era de 28,5%.

“El rendimiento sigue siendo desafiante en el mercado más competitivo de LLA”, señaló la matriz en sus balances respecto a la operación local.

Es que la caída no ha sido exclusiva del negocio de las conexiones a internet, donde perdieron 9.200 usuario en el primer trimestre. En televisión la baja fue aún más pronunciada y contabilizó 22.900 clientes menos; en telefonía fue de 12.600 y en telefonía móvil, 5.900.

A mediados de 2020, la firma tenía 1.096.500 clientes de cable; hoy esa cifra es 5,3% inferior, hasta los 1.037.600. En telefonía fija se da la situación inversa: si antes de la pandemia tenían 529.100 clientes en ese negocio, ahora tienen a 532.300, un 0,6% más.

En total, si en junio de 2020 VTR sumaba 2.975.600 unidades generadoras de ingresos (RGU, por sus siglas en inglés), a marzo había caído a 2.779.600. En suscriptores de telefonía móvil los suscriptores cayeron desde 301.600 a 245.600.

Los únicos ingresos que caen

En el primer trimestre, los ingresos de VTR totalizaron US$170 millones, una baja de 19% frente a los US$210 millones de hace un año, o de 9% reajustado. Fue la única operación de LLA que reportó una caída. De hecho, el Ebitda de la compañía de telecomunicaciones descendió 34% en el período: desde US$70,5 millones a US$46,5 millones. La contracción -señalaron- respondió a la baja en ventas y al aumento de los costos de programación y comerciales, incluyendo los costos de marketing del festival Lollapalooza, que había estado suspendido por dos años, dado la pandemia del Covid.

“La presión de la competencia ha provocado un descenso de los niveles de ARPU (ingresos por usuario) y de abonados en los últimos doce meses, lo que ha repercutido negativamente en los resultados interanuales”, dijo Liberty Latin America respecto a VTR.

La caja de la compañía alcanzó los US$98 millones. Y sus deudas a US$1.529 millones.

“VTR registró un nivel reducido de pérdidas de banda ancha en el primer trimestre de forma secuencial, ya que nuestras actividades comerciales tuvieron algunos efectos positivos”, señaló la compañía en su presentación a inversionistas. Agregó que: “Sin embargo, el mercado sigue siendo intensamente competitivo. Seguimos centrados en la estabilización de nuestra base de abonados en Chile”.

Según precisaron, los resultados de las ofertas que partieron en marzo ya están causando efecto. “Experimentamos una enorme actividad de ventas y movimientos dentro de nuestra base, lo que impactó en los resultados de marzo y se extenderá durante el resto del año”.

Agregaron, de hecho, que las iniciativas estratégicas aplicadas, mejoraron las adiciones bruta de abonados... lo que, no obstante, también contribuyó a la disminución del ARPU.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.