Empresas acuden a deuda para tener caja, aunque bajaron los pasivos con relacionados

Las últimas semanas en la Bolsa de Santiago han estado marcadas por operaciones de controladores y relacionados de las propias compañías.

De acuerdo a los números agregados publicados por más de 350 empresas –sin considerar bancos, corredoras ni compañías de seguros- muestran un incremento de 10,6% de los pasivos financieros, en gran parte por el alza de 20% de la deuda corriente (corto plazo) y de 7,6% para la de largo plazo.




Los datos de las empresas chilenas del tercer trimestre ya empezaron a conocerse, y uno de los puntos en los que se deberá tener atención, más allá de las ventas y las utilidades, es el nivel de deuda. Esto porque con los números publicados a junio, se concluye que las grandes compañías chilenas elevaron su endeudamiento para privilegiar su caja.

De acuerdo a los números agregados publicados por más de 350 empresas –sin considerar bancos, corredoras ni compañías de seguros-, al primer semestre muestran un incremento de 10,6% de los pasivos financieros, en gran parte por el alza de 20% de la deuda corriente (corto plazo) y de 7,6% para la de largo plazo.

En el grupo de las empresas más grandes del país abiertas en bolsa (IPSA), estos datos arrojaron un aumento de 8,68% de la deuda financiera, en parte por el ascenso de 18% de corto plazo.

Considerando sólo la deuda financiera corriente, 14 empresas del grupo de las 26 IPSA (sin bancos) subieron más de 20% su deuda. Nueve empresas incluso la aumentaron más de 50% (AES Gener, Aguas Andinas, CAP, Cencoshopp, CMPC, ENEL Américas, Falabella, IAM y Mall Plaza). La deuda financiera no corriente también escaló, un 5,3%.

De esta manera, la deuda total de las más de 350 empresas se elevó 6,6% en la primera mitad del año. Ello implicó que el total de pasivos exigibles como relación del patrimonio alcanzó 1,41 veces frente a 1,35 veces de hace un año.

Dentro de las 26 empresas IPSA, 13 tuvieron una tasa de crecimiento de dos dígitos de su deuda total. Vapores lideró con 128%, seguido por Parque Arauco (+31%). Sonda, Embotelladora Andina, Falabella, Enel Chile, CCU y Cap vieron aumentar sus pasivos totales entre 25% y 28%. En el caso de Falabella la deuda financiera neta del negocio no bancario escaló 8%.

Aunque hubo empresas que tuvieron que acudir a su patrimonio para enfrentar esta crisis (el patrimonio disminuyó 3,19% en todas las empresas y 0,19% en las IPSA), varias también usaron el endeudamiento para fortalecer su posición de liquidez en medio de la incertidumbre que significa la pandemia, pues no existe certeza respecto de cuánto tiempo tardará en volver la normalidad. De hecho, la caja total de las empresas IPSA se elevó 30% interanual.

En el caso de la Compañía Sudamericana de Vapores, ligada al grupo Luksic, explicó en sus reportes financieros que “el aumento del efectivo y equivalente de efectivo (caja) por US$73,5 millones se explica en mayor medida por la obtención y giro de dos créditos bancarios, uno cdon el Banco Security por US$35 millones, y otro con el Banco BTG Pactual por US$20 millones, que se giraron de forma anticipada durante el segundo trimestre de 2020 como medida de resguardo para asegurar la liquidez de la compañía ante el actual escenario mundial y que utilizarán posteriormente para renovar vencimientos para 2021 de deuda estructural de la compañía”.

Falabella, por ejemplo, revela que la deuda financiera neta de los negocios no bancarios presenta un aumento de 8% contra el año anterior, “principalmente explicado por $1.305.312 millones (US$1.589 millones) de nuevos financiamientos suscritos desde fines del primer trimestre de 2020 a la fecha, saldos que han sido mantenidos en caja, con el propósito de fortalecer la posición de liquidez, en el contexto de incertidumbre que presenta la pandemia”.

CCU va en la misma línea: La Razón de Liquidez al 30 de junio de 2020 aumentó en relación al 31 de diciembre de 2019 al pasar desde 1,63 a 2,12 veces. La compañía explica en sus estados financieros que tienen una mayor efectivo y equivalentes de efectivo, asociado a mayor emisión de deuda ($186 mil millones) y mayores Inventarios.

Baja la deuda con relacionados

Sin embargo, pese a la mayor deuda financiera, este año se produjo una reducción relevante de los compromisos con las empresas relacionadas, es decir, que tiene alguna relación con los propietarios de la firma. En términos agregados, la baja es de 11,3%, en especial la de corto plazo, que disminuyó 22,7%. Esto fue más notorio en el grupo de las empresas IPSA, que optaron por recortar en 41% los compromisos con relacionados. La deuda corriente con empresas relacionadas descendió 61% y la no corriente 8,9%. Con esto, este ítem pasó de representar el 6% de todos los pasivos a 3%.

Así, la deuda con empresas relacionadas sobre total de pasivos pasó de 3,20% frente a un 5,61%. Un total de 18 empresas del IPSA disminuyó esa relación.

La deuda corriente con empresas relacionadas registró una fuerte baja de 61%. Salvo Vapores y SQM (alzas de 1.000% y 750%). Enel Americas es la gran causa de la baja, con una baja de 87%.

Dicha empresa explica que la disminución de cuentas por pagar a entidades relacionadas corrientes por US$ 109 millones, se da principalmente por pago de dividendos a Enel SpA por US$ 277 millones, parcialmente compensado por préstamo obtenido por Enel Américas de Enel Finance Internacional (EFI) por US$ 150 millones.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.