Latam Airlines propone protocolo de comunicación entre las cortes de EEUU, Chile, Colombia e Islas Caimán

Passenger planes parked on a runway are seen during a general quarantine amid the spread of the coronavirus disease (COVID-19), at the Arturo Merino Benitez International Airport, in Santiago, Chile May 26, 2020. REUTERS/Ivan Alvarado

En otra materia, se detallaron deudas en bonos senior que mantiene la aerolínea con AFPs y compañías de seguros chilenas, además de administradoras extranjeras.




Mientras en estos días se están publicando avisos relativos a la reestructuración de Latam Airlines en periódicos como el New York Times, The Wall Street Journal y USA Today, a través de un documento entregado al juez a cargo del caso de la reestructuración de la aerolínea en Nueva York, Latam Airlines y algunos de sus deudores presentaron un requerimiento con propuestas de un protocolo de comunicaciones transfronterizas de los distintos tribunales que están cursando recursos legales ligados este caso.

Los tribunales en cuestión son los de EEUU, Chile, Colombia e Islas Caimán. En este último país, comúnmente sindicado como paraíso fiscal, hay dos liquidadores provisionales que están a cargo de llevar los procesos de las firmas ligadas a la aerolínea: Latam Finance Limited y Peuco Finance Limited.

Dentro del protocolo solicitado, se sugieren directrices y modalidades de comunicación entre los tribunales, donde se podrían realizar audiencias conjuntas de videoconferencia con traductores. Para evitar dudas, durante las comunicaciones de corte a corte, un tribunal no debiera revelar ningún documento o información archivada bajo sello en ese tribunal con cualquier otro tribunal.

En caso de alegatos, se pretende proporcionar una copia de éstos por correo electrónico a cada parte autorizada. Se pide que los representantes extranjeros, deudores y liquidadores emitan informes escritos a los tribunales en lo que concierna al progreso de la reestructuración o desarrollos en cualquiera de los procedimientos, acompañados de una traducción profesional de los documentos. Se prevé que cualquier informe presentado a alguno de los tribunales se presente simultáneamente en las otras cortes.

Tenedores de bonos senior

En la arena de reclamos de créditos, la firma legal White & Case LLP presentó su declaración verificada en relación del grupo ad hoc de ciertos tenedores que significan el 6,875% de notas senior con vencimiento en 2024 y del 7% de los títulos que vencen en 2026 emitidos por Latam Finance Limited, además de los bonos locales Serie A, B, C, D y E con fechas de término que fluctúan entre 2022 y 2029, todos estos emitidos por Latam Airlines Group.

En los acreedores que pertenecen a este “grupo ad hoc” que totaliza deuda por US$ 601 millones, resaltan AFPs y compañías de seguros chilenas.

AFP Cuprum, aparece en este grupo manejando US$ 4 millones en bonos de Latam que vencen en 2026 y US$ 53,69 millones en papeles locales serie E, con lo que suma un monto de US$ 57,69 millones en acreencias.

En tanto, AFP Capital tiene US$ 13,7 millones de deuda de Latam en bonos locales serie B, US$ 4,94 millones en bonos locales serie D y US$ 38 millones en bonos locales serie E. Totaliza casi US$ 57 millones. Por su parte, la Administradora General de Fondos Sura, perteneciente al mismo holding que AFP Capital, mantiene US$ 16,1 millones en bonos locales serie A, US$ 3,65 millones en títulos serie B, US$ 8,17 millones en serie C y US$ 2,57 millones en serie D.

Por el lado de las compañías de seguros, en este grupo ad hoc aparecen Bice Vida con US$ 22,5 millones en bonos a 2024, US$ 8 millones con vencimiento en 2026, US$ 176,4 mil en papeles serie B y US$ 4,5 millones en títulos serie D; Confuturo, con US$ 45,5 millones con vencimiento en 2024 y US$ 5 millones que expiran en 2026; Penta Vida, con US$ 17,64 millones en papeles serie A, US$ 18 millones en serie B, US$ 7,05 millones en serie C, US$ 9,9 millones en serie D y US$ 900 mil en serie E; y Vida Security Previsión, con tenencias por US$ 7 millones en bonos serie A y US$ 3,4 millones en serie C.

Por el lado internacional, en el grupo ad hoc destaca la administradora de fondos ubicada en Londres, Caius Capital LLP, que tiene acreencias de US$ 16,65 millones en bonos que vencen en 2024 y US$ 25,83 millones en títulos que tienen como límite 2026.

Desde la costa oeste de EEUU figura DoubleLine Capital LLP, compañía basada en Los Ángeles que tiene acreencias por US$ 55,46 millones en bonos a 2024, US$ 43,55 millones en títulos a 2026 y US$ 1,37 millones a 2027; también aparece TCW Investment Management Company, con bonos por US$ 34 millones que vencen en 2026.

En Nueva York figuran HSBC Securities, tenedor de US$ 30,51 millones en bonos a 2026, US$ 5,15 millones en instrumentos que vencen en 2023 y US$ 7,42 millones a 2027; Livello Capital Management, con US$ 1,5 millones en bonos a 2026 y US$ 1 millón a 2027; LMR Partners, con US$ 10 millones en bonos a 2024 y US$ 1,15 millones a 2026; VR Global Partners, con US$ 3,25 millones en bonos a 2024, US$ 53,74 millones en vencimientos a 2026, US$ 7,6 millones a 2023 y US$ 1 millón a 2027; y Warlander Asset Management, con US$ 7,25 millones en bonos que vencen en 2026.

Comenta