Recomendaciones de cambios de fondos de AFP alejan al dólar de sus fundamentos

Dólar se dispara y el peso chileno se convierte en la moneda más depreciada entre las emergentes

El dólar interbancario cerró ayer en $ 816,24, lo que supone su nivel más alto desde el 27 de mayo pasado y una fuerte alza de $ 19,16, esto a pesar de que el Londres el cobre subió 1,13%




Para operadores del dólar y renta fija local se han transformado en algo habitual el seguir las recomendaciones de aquellos que aconsejan cambios de fondos de las AFP. El impacto que pueden provocar en los precios de mercado es algo conocido, y hasta el Banco Central apuntó a la necesidad de una regulación. Esta semana, el dólar se disparó a pesar del alza en el valor del cobre, algo que los expertos atribuyen a una de estas recomendaciones.

El dólar interbancario cerró ayer en $ 816,24, lo que supone su nivel más alto desde el 27 de mayo pasado y una fuerte alza de $ 19,16, esto a pesar de que el Londres el cobre subió 1,13%. El dato no es menor, pues existe una fuerte correlación con el metal rojo: si su valor cae, subirá el dólar porque entrarán menos divisas al país, mientras que si sube, la moneda de EEUU cae. O al menos así tendía a pasar. Pero en estos días se ha perdido esa relación.

¿Qué hay detrás? Luis Felipe Alarcón, economista de EuroAmerica, señala que en las fluctuaciones de ayer incidieron la caída de los mercados globales y el que Hacienda no ha liquidado dólares en las últimas jornadas, pero también la reciente recomendación de Felices y Forrados.

Ejemplo de ello es también lo ocurrido el 12 de noviembre pasado, cuando el dólar vivió su jornada más volátil en 20 años, pues durante la sesión tocó los $800,08, un saltó fuertísimo respecto de los $760,78 del cierre previo, y a pesar de que el cobre sólo cayó desde US$2,657 a US$2,648. En la jornada, la divisa terminó en $784,5 tras una intervención verbal del BC, donde anunció la inyección de dólares al mercado. Felices y Forrados había recomendado el 11 de noviembre cambiarse en un 100% al fondo A.

En su último Informe de Estabilidad Financiera, el Banco Central advirtió de los efectos de estas asesorías sobre los precios de los activos, y llamó al mundo político a legislar para regular este tipo de compañías.

Las recomendaciones

Felices y Forrados, que cuenta con más de 100.000 clientes, recomendó el 16 de junio cambiarse en un 50% al fondo A, y 50% al fondo C. Al día siguiente, la divisa subió más de $10 desde $785,7 a $797, mientras en paralelo el precio del cobre bajaba desde US$2,612 la libra a US$2,601, y el dólar index trepaba 0,2%. Pero ayer el efecto pareció ampliarse cuando la divisa saltó casi $20. De esta manera, acumuló en dos días un incremento de $30,54, siendo el peso chileno la moneda más depreciada del mundo.

Según Sergio Lehman, economista jefe de BCI, lo ocurrido en la jornada se explica porque el ánimo positivo de los mercados globales se ha moderado, recogiendo la preocupación por rebrote en contagios; porque las medidas fuertemente estimularías anunciadas por el Banco Central y señales que apuntan a mantener la tasa de política en el mínimo técnico por los próximos dos años llevan a un debilitamiento del peso.

Pero, a ello, agrega que “las recomendaciones de cambio de fondos de AFP, en la medida que sean seguidas por un grupo importante, tiene incidencia en los mercados. De ahí la importancia que sean regulados y que se fundamente la capacidad técnica de quienes hacen las recomendaciones”.

En esa línea, Alarcon sostiene que las recomendaciones “tienen la capacidad de hacer que el peso chileno varíe en contra de los fundamentos, como el precio del cobre o los mercados internacionales”.

¿Cómo se produce el efecto? Al cambiar, por ejemplo, desde el fondo E al fondo A, las AFP deben vender renta fija y adquirir dólares, pues el 84,8% de las inversiones de dicho fondo se encuentra en acciones de mercados internacionales.

Pero no siempre las recomendaciones tienen incidencias tan claras. Y no siempre parecen afectar los precios, sobre todo en un mercado como el del dólar, que diariamente transa más de US$1.000 millones.

El 1 de abril FyF recomendó cambiarse en un 80% al fondo A y 20% al C. Al día siguiente de la notificación, el dólar cayó desde $861,8 a $859,48, mientras que el precio del cobre pasó de US$2,165 a US$2,187 y el dólar index trepó de 99,673 a 100,18. En esa línea, el 24 de marzo recomendó dirigir un 40% al fondo A, pero al día siguiente el dólar pasó de $845,99 a $844,84, con el metal rojo cayendo levemente también.

En su IEF de mayo, el Central advirtió además sobre eventuales conflictos de interés de los asesores. Consultado por PULSO en mayo pasado, Gino Lorenzini, creador de Felices y Forrados, señaló que no tiene acciones ni bonos locales, pero que “tengo que comprar dólares, pero solo para poder invertir en las acciones de EEUU, No hago ningún trading de vender y comprar dólares. El único vehículo para poder invertir en EEUU, es tener dólares”.

Comenta