Los otros negocios y las inversiones del creador de Felices y Forrados

Los otros negocios y las inversiones de Gino Lorenzini, el creador de Felices y Forrados

El Banco Central advirtió el perjuicio para los afiliados de seguir las sugerencias de este tipo de asesores, pero también un posible conflicto de interés. ¿En qué invierte el creador de Felices y Forrados? Según él, transa todos los días, principalmente en acciones de EEUU, para lo cual compra dólares en Chile, mercado muy sensible a sus recomendaciones. Aunque aclara: "No hago ningún trading de vender y comprar dólares".




De cerca ha seguido el mercado y los reguladores en los últimos años las recomendaciones de cambios de fondos que hace Felices y Forrados. Pero no porque consideren acertadas sus sugerencias, sino porque cada llamado incide en el precio de los activos, tal como dijo el Banco Central (BC) la semana pasada en el Informe de Estabilidad Financiera (IEF), donde pidió que sean fiscalizados.

El IEF también mencionó que, según un estudio de la Superintendencia de Pensiones, más del 70% de los afiliados que se ha traspasado de fondo entre marzo 2014 y enero 2020, ha tenido un peor desempeño que si se hubiera quedado en su fondo original o en la estrategia por defecto.

El BC apuntó que este tipo de asesores podrían tener conflictos de interés y contar “con información que le permite anticipar movimientos en los precios de activos en los que pudiera tomar una posición propia o en interés de terceros relacionados”.

¿Cuáles son los negocios e inversiones de Gino Lorenzini, creador de Felices y Forrados? Lorenzini dice tener 120.000 suscriptores que pagan $2.000 mensual en Felices y Forrados, lo que se traduciría en ingresos por $240 millones al mes.

Este negocio inició en 2011 controlado por Inmobiliaria Punta Itata Limitada, donde Lorenzini tiene una participación minoritaria, y su esposa la mayoritaria. Pero en 2017 constituyeron Felices y Forrados SpA, y desde el año pasado es el único accionista. Por un par de años, Rafael Garay fue director del departamento de estudios de Felices y Forrados, esto hasta que se enemistaron. Garay salió recientemente en libertad condicional, tras ser condenado por 29 casos de estafa por más de $1.000 millones.

En otro de sus negocios, Lorenzini recomienda fondos mutuos (FFMM). Se trata de Happy and Loaded, que partió en 2015, y donde asegura tener 10.000 usuarios, que pagan entre $1.000 y $2.000 al mes, lo que se traduce en $10 millones mensuales mínimo.

Pero Happy and Loaded tenía otro ingreso. En los EEFF a marzo de 2018 de la AGF de EuroAmerica, Happy and Loaded SpA sale mencionado en el ítem “acreedores comerciales (proveedores)”, donde al 31 de diciembre de 2017 tenía un vencimiento con ellos en hasta un mes de $3.336.000. ¿La razón? Happy and Loaded recomendaba fondos de EuroAmerica, y ésta le pagaba comisión por los montos que le llegaban, convenio que habría durado desde 2015 y hasta que EuroAmerica le vendió su AGF a Zurich en 2018.

Lorenzini no quiere confirmar este monto, pero comenta que “teníamos integradas las páginas web entre Happy and Loaded y EuroAmerica, para que las personas se cambiaran de FFMM en dos click, y por esa integración, obvio que recibía una remuneración mensual”. EuroAmerica declinó referirse al respecto.

Actualmente la principal recomendación de Lorenzini en Happy and Loaded es invertir en fondos de inversión rescatables de Sartor, “porque estos tienen una rentabilidad estable, más o menos, de 6% al año”, afirma. Pero asegura que en este caso no hay un pago de comisión por hacer esa recomendación.

Inversiones

El creador de Felices y Forrados también tiene sus propias inversiones, pero asegura que todas ellas las hace en el extranjero mediante su sociedad Migatte SpA, la cual fue creada en septiembre de 2019. Dice que él mismo ejecuta las órdenes de compra para los $1.300 millones que tiene invertidos, enfocándose en acciones internacionales, principalmente de EEUU. Todo ello mediante el sitio web de la corredora en la que opera, la cual no quiere revelar. “Transo en el mercado todos los días”, afirma.

“Por política, históricamente ni yo, ni mis familiares cercanos, ni ninguna de mis empresas, ha invertido en acciones del mercado local, y si es que hubiese una que alguna vez compró una acción, se hizo la consulta a la CMF, la cual se autorizó, y se hizo en periodos que no estaban correlacionados con las sugerencias de cambios. Fue una vez, solo para demostrar que podía hacer una sugerencia y dejar eso como hito”, explica.

“Quiero ser tajante en que ni hoy, ni hace un año, ni hace dos años, ni hace ocho años, hemos tenido ningún portafolio de acciones o bonos del mercado nacional. De hecho, las inversiones que manejamos, están todas emitidas en mercados extranjeros”, reafirma.

¿Entonces, no tiene dinero en fondos de inversión de Sartor? “Al día de hoy no tengo ninguna inversión en los fondos de inversión de Sartor”, responde. ¿Eso quiere decir que no tiene, ni ha tenido, inversiones en los fondos de Sartor? “Lo que hago siempre es estrategia activa, si en algún momento de liquidez invierto en el fondo de inversión de Sartor… efectivamente he invertido en el pasado en inversiones de Sartor, y lo haría en el futuro, pero en este momento tengo todos mis activos en el extranjero”, detalla.

Desde Sartor dicen que “el señor Gino Lorenzini, a través de Happy and Loaded, ha recomendado a sus clientes, en diversas oportunidades, invertir en nuestros fondos, al igual como lo ha hecho con otros vehículos de inversión de distintas administradoras. Por otra parte, el señor Lorenzini adquirió en el pasado cuotas de nuestros fondos de inversión, las cuales fueron transadas a través de operaciones realizadas por corredoras de la Bolsa de Comercio, siguiendo la normativa vigente. Actualmente no posee cuotas de fondos administrados por Sartor”.

El 10 de marzo de este año, Lorenzini hizo un seminario en el Hard Rock Café para los miembros premium de Felices y Forrados, donde incluso invitó a las AFP, pero no asistieron. En ese momento, Lorenzini dijo: “Los fondos (de Sartor) que yo sugiero, y donde tengo invertidos mis ahorros, es renta fija de corto plazo”.

¿Y también compra dólares? “Tengo que comprar dólares, pero solo para poder invertir en las acciones de EEUU, no hago ningún trading de vender y comprar dólares. El único vehículo para poder invertir en EEUU, es tener dólares”, puntualiza.

La CMF

Desde julio de 2011, Felices y Forrados ha llamado a 86 cambios de fondo, donde 10 de esas sugerencias fueron hechas desde octubre del año pasado. Justamente tras el estallido social, este negocio de Lorenzini hizo saltar las alertas de los reguladores: el dólar superó todos los pronósticos, alcanzando máximos históricos en medio del nerviosismo de los inversionistas, pero según un informe de Citibank, el principal motivo que impulsó a la divisa fueron los cambios que hicieron los usuarios de Felices y Forrados.

En concreto, los asesorados por Lorenzini estaban en un 100% en el fondo E (el más conservador), pero el 16 de octubre la sugerencia fue cambiarse en un 50% al fondo A (el más riesgoso), que es intensivo en dólares, por lo que las AFP salieron en masa a comprar el billete verde. En tanto, el 11 de noviembre llamó a mover el restante 50% al A. Estos cambios tardan unos cuatro días en concretarse.

El 12 de noviembre, el dólar vivió su jornada más volátil en 20 años, pues durante la sesión tocó los $800,08, pero terminó en $784,5 tras una intervención verbal del BC, donde anunció la inyección de dólares al mercado. La moneda llegó a los $800 el 15 de noviembre. Más tarde, el BC hizo la mayor intervención del mercado cambiario desde que existe el esquema de libre flotación.

Lo cierto es que la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) ha investigado las actuaciones de Lorenzini, pero el proceso no prosperó. Tras ser consultada, la CMF no se quiso referir.

El ex superintendente de Pensiones, Alejandro Ferreiro, dice que “hoy, de acuerdo al artículo 164 de la Ley de Mercado de Valores (LMV), quien conozca de las recomendaciones de Felices y Forrados (con anticipación), no se considera que posee información privilegiada”.

Esto, porque la ley señala que se entiende por información privilegiada la referida a un emisor de valor particular o sus negocios, y la que se posee de “decisiones de adquisición, enajenación y aceptación o rechazo de ofertas específicas de un inversionista institucional”. Pero Lorenzini no tiene información de la compra o venta específica que harán las AFP, ya que solo hace una recomendación a los afiliados, quienes ven si optan o no por seguir el camino sugerido, y eso altera el precio de los activos en general.

Ferreiro dice que hay regulaciones pendientes sobre este tema, como por ejemplo, “asimilar las recomendaciones de Felices y Forrados a las decisiones de inversionistas institucionales para darles el carácter de información privilegiada. De este modo, quien conozca y se anticipe a esas recomendaciones en beneficio propio, incurriría en uso indebido de información privilegiada”.

Lorenzini relata que "la información de la sugerencia no se la doy absolutamente a nadie, a ningún tercero. De hecho, te doy un ejemplo: el año pasado tuve una reunión con un fondo de inversión inglés (...) El hedge fund de Londres en esa reunión me planteó efectivamente que yo les vendiera información privilegiada, es decir, que les dijera antes las sugerencias, y yo les dije: no puedo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.