Accionistas de Latam Airlines aprueban aumento de capital que le permitirá salir del Capítulo 11 y dará el control a los acreedores

La propuesta de la compañía considera US$10.293 millones en nuevas acciones y bonos convertibles. Las actuales acciones serán solo el 0,1% de la futura Latam. Si todos los accionistas actuales suscriben acciones y bonos, tendrían el 34%, mientras los acreedores poseerán el 66%. Los grandes accionistas, la familia Cueto y las aerolíneas Delta y Qatar Airways, podrán llegar al 27%, pero deberán ingresar millonarios recursos.


Con un amplio respaldo los accionistas de Latam Airlines aprobaron este martes la propuesta de reorganización con la que la compañía busca salir del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras en Estados Unidos, al cual se acogió en mayo de 2020 en medio de los severos que generó en sus ingresos la reducción de sus operaciones producto de la pandemia, y que dará el control a los acreedores.

El respaldo de los accionistas se da luego que el plan fuera aprobado a mediados de junio por la Corte del Distrito Sur de Nueva York y que en mayo la aerolinea alcanzara un acuerdo con los acreedores disidentes.

La junta, que comenzó a las 16:32 de la tarde y terminó pasadas las 19 horas, contó con la participación de acciones representativas del 82,32% de la sociedad, y la propuesta fue aprobada con el 99,85% de los votos presentes, es decir, el equivalente al 82,17% del total de las acciones de la aerolínea.

La propuesta de la compañía, en cuya propiedad participan la familia Cueto y las aerolíneas Delta y Qatar Airways, considera un aumento de capital por US$10.293 millones, que incluye tanto la emisión de nuevas acciones como de bonos convertibles, también conocidos como acciones de respaldo.

Hasta ahora, Latam Airlines tiene 606 millones de acciones. Con la nueva emisión, la futura empresa tendrá, en total, 606.407 millones de acciones, con lo cual los títulos actualmente existentes equivaldrán exactamente al 0,1% de la futura Latam Airlines.

Según la propuesta del directorio, US$9.493 millones de ese aumento de capital corresponderá a la conversión futura de los bonos convertibles, lo que permitirá a la empresa bajar deudas y conseguir recursos frescos. Para ello se emitirán 531.991 millones de acciones: cifra que equivale al 87,72% de la futura Latam.

Por otro lado, los actuales accionistas tendrán la opción de suscribir nuevas acciones por un total de US$800 millones, para lo cual se emitirán 73.809 millones de acciones, una cifra que representará el 12,17% de la nueva compañía.

En tanto si los accionistas actuales suscribieran toda la parte que les corresponde del aumento, la estructura de capital quedaría distribuida entre un 34% en los actuales accionistas y un 66% los acreedores, según una lámina que acompañó la exposición de Roberto Alvo, gerente general de Latam Airlines. Los grandes accionistas -la familia Cueto y las aerolíneas Delta y Qatar- podrían tener el 27% de la futura propiedad, pero a cambio comprometieron la suscripción de la mitad del aumento de capital por US$ 800 millones y la suscripción de la clase B de los bonos convertibles, que asciende a US$ 1.373 millones.

Roberto Alvo sostuvo que pese a la mejora en las operaciones la compañía sigue funcionando bajo los niveles prepandemia. En junio la aerolínea operó al 74% de la capacidad que tenía en el mismo mes de 2019. Sin embargo, destacó que la compañía alcanzó ya en el cuarto trimestre del año pasado un márgen operacional positivo.

Además, resaltó que tras el proceso quedará con una posición de liquidez de US$2.700 millones, de los cuales US$1.700 millones corresponden a caja.

Según las proyecciones de la compañía tras salir del Capítulo 11 la aerolínea quedará con un Enterprise value estimado de US$14.000 millones, un valor patrimonial de US$7.355 millones y una deuda neta que ascendería a US$6.645 millones.

La aerolínea resaltó este martes que en los 27 meses transcurridos desde el inicio de la pandemia ha repensado sus operaciones desde cero y ha implementado una serie de reorganizaciones. Por ejemplo, redujo su base de empleados en 13 mil personas, redujo su flota de 340 a 299 aviones, cerró sus operaciones domésticas en Argentina y aplicó ahorros por US$ 900 millones.

Pasos a seguir

Roberto Alvo confirmó que tras la aprobación la compañía espera salir del Capítulo 11 en el cuarto trimestre de este año.

Al respecto precisó que los pasos que vienen consideran la inscripción en el registro de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) de las acciones y los bonos convertibles, lo cual se espera concretar en el tercer trimestre, luego se dará inicio al periodo de opción preferente el que se extenderá por 30 días, y, en caso de quedar un remanente, se realizará un segundo periodo, para luego proceder a la emisión efectiva de los instrumentos, lo que se estima ocurrirá entre el tercer y cuarto trimestre de este año.

Alvo señaló que más allá de salir del Capítulo 11 el plan busca dar continuidad y sostenibilidad a la compañía en el largo plazo.

Respecto al efecto que pueda generar en la recuperación de las operaciones de la compañía el difícil escenario internacional marcado por la amenaza de recesión y el aumento en el precio de los combustibles Alvo reiteró que ven la situación con cautela.

“Yo creo que estamos en un momento que es incierto y complejo para la industria en general, estamos viendo precios del combustible en niveles históricos muy impulsados por la crisis en Ucrania y las sanciones a Rusia, obviamente estamos viendo una devaluación en las monedas en la región muy importante, en el caso de Chile es muy notorio y también estamos mirando la situación en la economía”.

El gerente precisó que “la recuperación de la demanda ha sido buena estos meses, ha sido rápida y hasta ahora hemos visto esa recuperación sostenida, pero obviamente que vemos los próximos meses con cautela y la pregunta importante que nos hacemos nosotros es que tan preparados estamos y cuál es el nivel de flexibilidad que tenemos para adaptarnos rápidamente a los distintos cambios de escenario que hemos vivido durante toda la pandemia”.

Alvo agregó que “la compañía está preparada para ajustar su operación si ese fuera el caso, pero por el momento, no hemos visto indicios en la demanda que nos preocupen, pero sabemos que en esta industria los cambios suceden muy rápido, así que estamos muy atentos”

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Arqueólogos encontraron los restos que corresponderían a Ankhesenamun, esposa de Tutankamón, y su madre Nefertiti, la legendaria faraona que gobernó Egipto hace 5.500 años.