Atacama: SMA formula cargos graves a minera sudafricana por deficiente relocalización y muerte de chinchillas en construcción de yacimiento de oro y plata

La chinchilla de cola corta está en "peligro crítico" según el Ministerio del Medio Ambiente. Foto: SMA

La minera Gold Fields arriesga una multa de hasta $10 mil 400 millones. “Los ejemplares fueron capturados sin seguir los protocolos establecidos, lo que derivó en la muerte de dos de ellos y en la lesión de uno adicional" dijo el Superintendente Cristóbal De La Maza.




El 26 de noviembre, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) formuló cuatro cargos (tres graves y uno leve) en contra de la minera Golds Fields por incumplir las condiciones, normas y medidas establecidas en su Resolución de Calificación Ambiental (otorgada en 2019), durante la edificación del yacimiento a rajo abierto Salares Norte, ubicado en las comunas de Diego de Almagro, Chañaral y Copiapó, en la Región de Atacama.

Dado que la construcción del proyecto -que explotará oro y plata en un período de trece años- supone movimientos de tierras y excavaciones con explosivos, el permiso ambiental reconoce como impacto la pérdida del hábitat de la chinchilla de cola corta (roedor en “peligro crítico”, según el Ministerio del Medio Ambiente), que vive y se desplaza por los roqueríos del lugar, por lo que propone, como medida de mitigación, un “Plan de rescate y relocalización” de estos ejemplares en otro sector, próximo al proyecto.

Sin embargo, en octubre de 2020 la empresa informó a la SMA un “incidente” con una chinchilla macho, que tres días después de ser relocalizada presentó una cojera en una de sus patas -que terminó siendo una fractura-, lo que motivó una visita inspectiva de la Superintendencia y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), y concluyó con la formulación de cargos.

Estos refieren a deficiencias en la relocalización de los ejemplares capturados -producto de incumplimientos en la observación de los animales, la afectación de su bienestar y la falta de mantención de su fuente alimenticia-, en los rescates -hubo ejemplares no rescatados y se omitió el uso de sondas endoscópicas-, y en la falta de protocolos ante la muerte de dos ejemplares.

Una cuarta infracción refiere incumplimientos en otras medidas ordenadas por la SMA a la compañía, como la entrega de las necropsias de las chinchillas fuera de plazo.

Los ejemplares fueron capturados sin seguir los protocolos establecidos, lo que derivó en la muerte de dos de ellos y en la lesión de uno adicional. Además, la empresa implementó de manera deficiente la intervención de roqueríos, donde habita esta especie, sin informar que se habían detectado ejemplares adicionales, no identificados en la línea base, con el posterior impacto de estas zonas. Además, se omitió el reporte de diversos informes que solicitó la Superintendencia en el marco de medidas urgentes y transitorias para controlar riesgos ante la evidente afectación de esta especie por parte de la empresa” detalló Cristóbal de La Maza, Superintendente del Medio Ambiente.

La formulación de cargos inicia un procedimiento sancionatorio contra la empresa, que podrá formular sus descargos y presentar un Programa de Cumplimiento, a aprobar por la Superintendencia. En este proceso Gold Fields arriesga multas de hasta $ 10 mil 400 millones.

El jefe de la oficina regional de la SMA en Atacama, Felipe Sánchez, resaltó que la formulación de cargos “es el resultado de un trabajo de investigación que comenzó en octubre de 2020, cuando la empresa informó el primer reporte de incidentes, y a partir de ese momento la Superintendencia utilizó todas las herramientas de fiscalización disponibles para poder verificar si la empresa estaba dando cumplimiento al plan de rescate de relocalización de chinchillas. Este trabajo se realizó también en coordinación con el SAG, y eso permitió obtener buenos resultados”.

Por su parte, la empresa informó en un comunicado que Salares Norte presentará un Programa de Cumplimiento, basado en el escenario y la evaluación de riesgos realizados, “y con la convicción de que en todo momento hemos buscado actuar de forma responsable y en línea con el proceso descrito en la Resolución de Calificación Ambiental del proyecto. Si bien consideramos que existen antecedentes que nos llevan a tener diferencias en algunos de los cargos presentados, hemos determinado presentar el Programa de Cumplimiento en vista de la continuidad responsable del proyecto, con el propósito de buscar la mejor alternativa en el proceso de recate y relocalización que minimice el riesgo sobre la chinchilla”.

En respuesta al inicio del proceso sancionatorio, Constanza Pantaleón, gerente de Asuntos Corporativos de Gold Fields, agregó que “Salares Norte presentará un Programa de Cumplimiento que contendrá un conjunto de medidas concretas destinadas a abordar los cargos señalados por la autoridad. Desde Gold Fields estamos convencidos de que este camino nos permitirá avanzar en abocar todas nuestras energías al despliegue de las medidas necesarias para retomar un proceso de rescate y relocalización que minimice el riesgo sobre la chinchilla con el más alto estándar. Desde el inicio de nuestras exploraciones hemos procurado no solo actuar de forma responsable y proactiva, alineados con la Resolución de Calificación Ambiental del proyecto, sino que nos hemos comprometido con ser un aporte al conocimiento de esta especie y su cuidado. Estamos conscientes de su importancia, y por lo tanto su protección seguirá siendo una prioridad estratégica para Gold Fields”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.