Bethia y la venta de Colmena: “Cuando las reglas del juego están desde hace 15 años sujetas a discusión, es muy difícil apostar por un negocio”

27 de febrero 2017 Fachada, isapre Colmena Foto : Alejandra De Lucca V.

El 13 de mayo, el gerente general de Bethia, Ramiro Sánchez, declaró ante la FNE junto a ejecutivos de Colmena. En 62 páginas repasó el ingreso del holding al negocio y entregó su crítica visión respecto al devenir de la industria. “El problema es que hoy día está todo en discusión, y no hay claridad si de acá a tres años van a existir las isapres”, subrayó.


L a tercera podría ser la vencida. La venta de Colmena a Nexus era el tercer intento del fondo de inversión LV Salud por vender la compañía. Primero fue a una empresa internacional, lo que no llegó a puerto. Luego fueron los propios accionistas de la isapre -el principal es Bethia, con el 46%- los que le solicitaron a LarrainVial activar un proceso de enajenación. La corredora contactó a cerca de 100 potenciales interesados -todas firmas extranjeras relacionados con el sector- y estructuró una lista corta de tres actores. Se avanzó con un fondo con inversiones en el área de salud y seguros, hubo due diligence y viajes. Al final tampoco se logró cerrar el negocio. El gerente general corporativo de Bethia y director de Colmena, Ramiro Sánchez, declararía en mayo ante la Fiscalía Nacional Económica que los dueños del fondo habrían optado por no seguir adelante por falta de certeza jurídica. “Debido a la baja certidumbre legal que hay y había en ese minuto en la industria de isapres en Chile, dijeron que les gustaba mucho nuestra compañía, mucho todo lo que habíamos hecho, pero que querían esperar un poco a que hubiera más claridad respecto a todo el tema regulatorio y a los cambios que podían haber antes de tomar una decisión de invertir”. Luego aparecería Nexus. En abril se informó que Nexus Chile SpA, controladora de la isapre Nueva Masvida, adquiriría el control de Colmena Salud S.A. En diciembre, el fondo LV Salud se había disuelto, constituyéndose Colmena Holding, que incluyó los activos a la venta de Colmena Salud S.A., tales como la isapre, la compañía de seguros y el centro médico Medicien.

La operación ingresó a la Fiscalía Nacional Económica en abril y en junio extendió el análisis a Fase 2, tras detectar posibles riesgos a la competencia.

El pasado 13 de mayo, el presidente de isapre Colmena, Jaime García; el gerente general de Bethia, Ramiro Sánchez; el gerente general de la isapre, Felipe Galleguillos, y el gerente de Finanzas de la misma, Eugenio Cornejo, comparecieron -vía remota- ante los profesionales de la FNE Sebastián Fernández, María Paz Dulanto y Constanza Weber. En el marco de la transacción de compra por parte de Nexus, los ejecutivos repasaron su ingreso a Colmena, las opciones de venta ya descritas y su visión del negocio. En el expediente de la operación están las 62 páginas transcritas de esa declaración; una buena parte ha sido tajada, sobre todo lo que dice relación con temas comerciales y estratégicos.

Ramiro Sánchez relató el ingreso de Bethia al negocio. Contó que tomaron la decisión en 2013 por una oportunidad que se abrió. Para ello se estructuró el Fondo de Inversión Privado LV Salud para adquirir la isapre. “La invitación que se hizo a los distintos inversores que participaron en este fondo era que, en un plazo de (tajado) años íbamos a tomar una serie de acciones para mejorar el desempeño económico de la isapre y después se iba a buscar una venta a algún actor estratégico de la industria, ya sea local o internacional; iba a ser una apertura en bolsa y eso quedó así expresado en el pacto accionistas que se armó”, subrayó. En ese contexto, vendieron la participación que tenían en la clínica San Carlos de Apoquindo, clínicas regionales y se hicieron cambios internos. Ahí llegó el primer interesado. Luego, tras cumplirse el plazo impuesto para enajenarla, fueron los accionistas quienes activaron un proceso de venta. “Nosotros sabíamos que queríamos vender principalmente por lo que dije antes, que este era un fondo que se creó con un horizonte”, declaró Sánchez.

En ese marco, explicó su visión del negocio. “Cualquier empresa de seguros que esté vendiendo seguros de vida está muy cerca de transformarse o de crear a la par una isapre, porque quiere decir que conoce bastante bien el negocio, que tiene sistemas, que sabe cómo funciona la industria etc.”. Sin embargo, se da la paradoja -dijo- que no han aparecido actores nuevos. “Han desaparecido muchas isapres y no ha aparecido ninguna. ¿Cuál es la razón de esto? La razón no es que haya barreras de entrada de por sí, o sea los requisitos para construir una isapre en términos de capital son mínimos, empresas que conocen la industria, como les dije, hay muchas, lo que pasa es que con toda la variación de las regulaciones en una industria que es muy regulada y que siempre han ido cambiando los últimos 15 años para peor y no para mejor, no invita a que alguien quiera entrar a este sector y por eso no han nacido nuevas empresas”, declaró. “El problema es que hoy día está todo en discusión y no hay claridad si de acá a tres años van a existir las isapres, no van a existir las isapres; van a tener un plan único con Fonasa, no lo van a tener; la gente se va a poder cambiar, no se va a poder cambiar. Entonces cuando todas las reglas del juego están desde hace 15 años al menos sujetas a discusión, es muy difícil hacer inversiones y apostar por un negocio”.

El presidente del directorio de Colmena, Jaime García, agregó en mayo: “La incertidumbre jurídica que ha vivido la industria de las isapres en los últimos años es la razón por la cual no hay nuevas isapres; no porque haya barreras reales de entrada en términos de tamaño, en términos de posibilidad o del nicho. Aquí estamos viviendo una incertidumbre jurídica verdadera, profunda y muy compleja para el sector; esa es nuestra realidad, en eso estamos”.

“Lo que está escrito se puede cambiar”

Hoy Colmena es la tercera isapre más grande del país en término de cotizantes, y cuarta a nivel de beneficiarios. Al primer trimestre tenía 403.647 cotizantes. La líder es Consalud, con 424.780.

Los principales costos de la compañía dicen relación con las licencias médicas, los procesos ambulatorios y las hospitalizaciones. “Una vez que nosotros vendemos un plan, no podemos controlar cuándo una persona va a pedir licencia o va a usar su plan ambulatorio u hospitalario; nosotros estamos obligados a pagar lo que ellos gastan, entonces no es una variable que podamos interceder en si gastan más o si gastan menos, lo que a nosotros nos queda es solamente ser muy eficientes en toda la parte back office y comercial”, señaló Sánchez. Y agregó: “Y, por otro lado, una vez al año tratar de hacer una adecuación de precios que permita cubrir para el siguiente año lo que aumentaron los costos en el año anterior o lo que nosotros proyectamos que van a aumentar, y esa adecuación se ve empañada porque hay un porcentaje cada vez más alto de la cartera que judicializa (...) Esta es una industria donde los costos van subiendo, donde uno no tiene mucho control sobre los costos y donde la vía de ajuste, que es el ajuste de precio, no se puede aplicar plenamente por la judicialización”.

Jaime García explicó que la ley estableció la posibilidad de ir ajustando los planes. “Al tener libertad de fijar los precios que así se estableció (como) fundamento de poder fijar precios razonables hoy día y no cobrar la perpetuidad (...) cuando esa posibilidad te la quitan o está en cuestionamiento o está cuestionada, ahí se complica la vida de las isapres, porque no somos magos”.

Ramiro Sánchez complementó: “Y se le agrega un factor más, que cuando uno fija un precio dice: ‘yo voy a vender este producto que tiene esta cobertura y vale tanto’ y la persona me lo compra, pero después la autoridad, ya sea la superintendencia o el Poder Legislativo, están, y eso ha pasado los últimos cinco años, continuamente cambiando las regulaciones e incorporando más costos, más coberturas de cosas que las isapres deben pagar que no estaban consideradas en el momento en el que se tarificó el producto. Por ejemplo, en este minuto las licencias maternales extendidas, por decir algo; entonces nosotros nos hacemos cargo de todo un costo que no estaba considerado cuando fijamos el precio”.

Hasta 2013, explicó el gerente de Finanzas de Colmena, Eugenio Cornejo, la adecuación de la prima GES no había sido objeto de fallos adversos en tribunales para las isapres. “La corte veía que se incrementaba el número de problemas de salud que estaban incorporados en la cobertura GES, entonces le parecía razonable que hubiese un incremento de prima GES”, señaló. En 2016 salió el primer fallo en favor de un afiliado. Y de ahí comenzó el alza de los procesos judiciales. “La judicialización es una industria legal de un grupo pequeño de abogados que se dedica a judicializar y este grupo que está muy abocado a judicializar las alzas de precios anuales no se dedicaba al GES, porque tenían en su cabeza que el GES la isapre lo ganaba. Cuando se dio este primer caso en 2016, ya a la siguiente vez estaba toda esta industria enfocada en decir ‘acá tenemos una venta nueva de nuestro negocio de cobrar costas’ y se metieron de lleno al GES”, reforzó el gerente de Bethia. Agregó que para introducirle un ingrediente adicional de incertidumbre, en 2019 correspondía adecuación de la tarifa GES. “El ministro de Salud de ese minuto dispuso que no se podía hacer la adecuación porque sí. Y finalmente se terminó haciendo, no me acuerdo, cinco meses más tarde (...) Entonces ahí hubo una nueva incertidumbre legal, que es la fecha en que se ajusta la prima GES”.

Minutos después resumiría: “La incertidumbre está en que los costos que nosotros tenemos que asumir, que tenemos que pagar, están sujetos a cambios mes a mes vía regulaciones. No sabemos si vamos a poder ajustar precio o no, si vamos a ajustar el GES ahora o seis meses después, si vamos a tener que cubrir o no un determinado costo, porque lo que está escrito se puede cambiar”. Ramiro Sánchez aseguró tener unas sesenta circulares que han modificado las cosas a cubrir solo en los últimos doce meses.

Nexus: “En lo inmediato queremos

hacer una integración impecable”

“En lo inmediato queremos hacer una integración impecable, que sea transparente, sin ruido para los afiliados, justa para los prestadores, pero que a la vez nos permita capturar las sinergias que es nuestro principal objetivo en el corto plazo”. El 12 de mayo fue el turno del gerente general de Nexus Chile, Eduardo Sánchez. Frente a profesionales de la FNE dio ciertas luces de los primeros pasos que darían tras adquirir Colmena. Si bien un alto porcentaje está tajado, sí se desprenden ciertas ideas.

Según dejó entrever, los cerca de 200.000 cotizantes que hoy posee Nueva Masvida, que controla Nexus, pasarán a tener los beneficios que actualmente tiene Colmena. “Esto es lo mismo que simular una venta en un mes de 200.000 contratos, y todos ellos pasan a gozar de la red de prestadores de Colmena Golden Cross”, declaró. “Colmena tiene 650.000 beneficiarios, Nueva Masvida tiene menos de 400.000. Sí genera diferencias, sobre todo en la posibilidad de que las carteras de afiliados puedan acceder a prestadores de mejor nivel, con precios más baratos, de lo que hoy tiene Nueva Masvida”, subrayó.

En ese sentido, explicó que: “Nuestra apuesta también es que, en esta integración, al quedarnos del lado de Colmena con un set de convenios de mejor nivel que el que hoy tiene Nueva Masvida, yo pueda generar nuevos planes a futuro mejorados para los segmentos que hoy día están en Nueva Masvida, y que probablemente Colmena no esté abarcando”.

Y destacó: “Si ustedes ven la red de prestadores que tiene Colmena, es bastante más grande que mi red de prestadores GES. Y ahí también se ve, por ejemplo, aparece hasta la Clínica Alemana o la Clínica las Condes, no me acuerdo cuál, o las dos, ¿te fijas? En el caso mío no está. Entonces, obviamente en la integración, mi cartera o la cartera de afiliados de Nueva Masvida, al integrarse sobre Colmena, va a poder tener, obviamente GES, acceso a una red ampliada y mejorada de prestadores”.

Frente al alto porcentaje de planes colectivos que tiene Colmena, subrayó que hoy son rentables. Y dio un paso más en base a ese tema: “Nosotros hemos hecho una declaración de intención de que queremos darle proyección a la estrategia de la administración de Colmena”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La empresa italiana 3D WASP, diseñó una casa experimental autosuficiente y sostenible que además incluye paneles solares y sistemas de recolección de lluvia para regar.