Boom de compras navideñas por internet desafía la logística de las empresas del retail

FOTO: DAVID VON BLOHN/AGENCIAUNO

En algunas comunas, y dependiendo de cada producto, hoy parece casi imposible comprar algo que llegue antes de Navidad. No obstante, la industria ha reforzado fuertemente su logística.




Cuando resta prácticamente nada para la Navidad, como de costumbre, el grueso de las compras se concentra en estos días.

Si bien el canal digital ha sido por lejos uno de los mejores aliados en medio de la crisis, dados los grandes volúmenes de compra que se están produciendo, el sistema logístico de las empresas del retail ha empezado a extremarse, hasta tal punto que pensar en tener determinados productos en casa antes de Navidad, e incluso antes de que acabe el año, parece todo un desafío.

Lo cierto es que los tiempos de despacho pueden variar dependiendo de la zona de entrega. Así, y entre más céntrica la comuna, los tiempos se acortan y lo contrario, si es que son comunas muy retiradas.

En este contexto, PULSO hizo un ejercicio en el que cotizó los envíos de algunos productos para determinadas comunas y estos fueron los resultados: en el caso de Providencia, y si se trata de retailers como Falabella o Ripley, el despacho puede ser de 5 días, en el caso del primero y 8 días si se trata de el segundo. El costo de envío, en tanto, es de $3.990 y se mantiene en estos y otros comercios como París, Lider y Jumbo.

En el caso de Mercado Libre, la situación cambia. Los tiempos de despacho se mantienen como cualquier período normal (uno o dos días) y pueden ser incluso sin costo. Desde la compañía, su director general Alan Meyer, dice que el continuo funcionamiento viene dado por su constante inversión en logística.

“Desde septiembre y noviembre comenzamos a operar dos service center y un cross docking, que nos ha permitido agilizar aún más la distribución en estas fechas, logrando tiempos de entrega de 24 horas”, sostiene el ejecutivo.

Si se mira Santiago Centro, la situación es similar a la Providencia.

Ahora, y si se tratase de una comuna más retirada, como Buin, los tiempos de despacho se alargan más, oscilando así entre los 7 y 9 días, y los costos, en tanto, también suben a $4.990 en algunos casos.

Ahora, esto es asumiendo que se trata de productos pequeños y de fácil traslado como vestuarios, calzados y electrónica, pero si en cambio, el producto es un colchón o una nevera, las fechas de envío disponible pueden ser incluso para febrero del próximo año.

El desafío logístico no solo se presenta para los grandes retailers, en el caso de Cornershop se han tenido que reprogramar algunos pedidos y se ha aplicado un cobro extra de $3000 por la mayor demanda. Además, piden a los clientes que compren solo lo necesario.

La tendencia

El vicepresidente de ventas de Beetrack, Felipe Porter, sostiene que aunque este año se ha observado un alta demanda en las compras navideñas, esta se ha mantenido en niveles parecidos a los vistos durante la pandemia, por lo que cree que el sector “parece estar más preparado que nunca”.

Comenta que las firmas han incorporado tecnologías de optimización de rutas. Esto, sumado a que se ha elevado el estándar de eficiencia de las operaciones logísticas, por lo que no ve riesgos de incumplimiento de las entregas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.