Supermercados de Cencosud y Falabella en Perú son investigados por posible colusión

Autoridades de libre competencia de Perú abren proceso sancionatorio contra Falabella y Cencosud por posible colusión

La autoridad local inició un proceso sancionatorio contra los dueños de Metro, Wong y Tottus, por supuesta concertación de los precios del pavo entero entre 2010 y 2016. Entre las pruebas hay correos electrónicos y datos económicos.




Un nuevo caso de posible concertación de precios, esta vez en Perú, enfrentan filiales supermercadistas de los grupos chilenos Cencosud y Falabella.

Esto, luego que el organismo que vigila la libre competencia en Perú, el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), símil de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) chilena; anunciara la apertura de un procedimiento administrativo sancionador (PAS) en contra una serie de empresas por acordar fijar precios en el mercado local de carne de pavo y bloquear la entrada de posibles competidores a ese segmento, entre las cuales están las filiales peruanas de los dos principales grupos de retail del país.

Concretamente, el Indecopi pidió sanciones contra Cencosud Retail Perú S.A. (propietaria de Wong y Metro), Makro Supermayorista S.A. (Makro), Supermercados Peruanos S.A. (Plaza Vea y Vivanda) e Hipermercados Tottus, controlada por Falabella S.A.

Investigan a Falabella y Cencosud por posible colusión en Perú

En su informe, el Indecopi señaló que, de acuerdo con sus primeras investigaciones, Cencosud, Makro, Supermercados Peruanos y Tottus habrían fijado el precio de venta del pavo entero de la marca local San Fernando entre el 2009 y el 2016; mientras que la propia Cencosud, Supermercados Peruanos y Tottus, habrían incurrido en la misma práctica anticompetitiva en la comercialización del pavo entero de la marca Redondos, entre el 2010 y 2015.

“De acuerdo con la evidencia obtenida por la Secretaría Técnica de la CLC (Comisión de Libre Competencia de Indecopi), consistente en correos electrónicos e información económica, el presunto acuerdo se habría ejecutado a partir del establecimiento de un ‘precio de venta al público mínimo sugerido’ por parte de los proveedores San Fernando y Redondos, en las campañas de fiestas de fin de año, de los períodos mencionados”, señaló el Indecopi de manera pública.

El caso

“Cencosud, Makro, Supermercados Peruanos y Tottus se habrían puesto de acuerdo para eliminar la competencia entre ellas mismas, evitando fijar precios por debajo del ‘precio de venta al público mínimo sugerido’, establecido por San Fernando. A su vez, Cencosud, Supermercados Peruanos y Tottus habrían hecho lo mismo para evitar establecer precios por debajo del ‘precio de venta al público mínimo sugerido’ de Redondos”, agregó ese organismo.

Según relató el Indecopi, esta presunta práctica anticompetitiva se logró con la participación de las cadenas productoras de carne de pavos San Fernando y Redondos, las que presentaban reclamos o quejas cuando alguno de sus competidores establecía un precio por debajo de aquel sugerido como valor mínimo a público. Es decir, estas empresas tomaban acciones para lograr que se respetara dicho valor. Según Indecopi, estas empresas promovieron y facilitaron el acuerdo a las cadenas supermercadistas.

“Es importante anotar que el inicio de un procedimiento administrativo sancionador se basa en la existencia de indicios razonables sobre la realización de una presunta conducta anticompetitiva y no constituye un prejuzgamiento sobre el resultado del procedimiento ni la responsabilidad de los investigados”, complementó el organismo peruano.

Lo ocurrido trae a la memoria los hechos investigados y sancionados en Chile por colusión en la carne de pollo fresco, que enfrentaron las empresas Walmart Chile, Cencosud y SMU (ver declaración de intereses del grupo Copesa), y que en abril este año fuera cerrado definitivamente por la Corte Suprema, que finalmente duplicó la multa contra las compañías involucradas respecto de lo que había dictaminado el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia.

La respuesta

Desde Tottus Perú entregaron una declaración donde aseguran que rechazan “todo tipo de prácticas que atenten contra el libre mercado y los derechos de los consumidores”, y que desarrollan su actividad “en estricto cumplimiento del marco legal y de las normas de libre competencia”.

“Tottus cuenta con protocolos y políticas que velan por el respeto de la regulación y realiza constantemente seguimiento para garantizar su cumplimiento. A inicios del año 2017, Indecopi inició una investigación preliminar por presuntas infracciones a la regulación de competencia y desde entonces a la fecha, Tottus ha cooperado activamente con la autoridad en el desarrollo de la investigación. Hipermercados Tottus seguirá prestando su cooperación para el esclarecimiento de los hechos que son materia de investigación”, se añade en la declaración.

Al cierre de la edición, Cencosud no había respondido las consultas de PULSO.

En tanto, Supermercados Peruanos, dueña de la cadena Makro, descartó haber participado en tal esquema.

“Makro Perú ha venido colaborando, y continuará haciéndolo, con todas las investigaciones de Indecopi, con el fin de que la autoridad pueda esclarecer lo planteado en el procedimiento que acaba de iniciar”, dijo la firma en un comunicado reproducido por el sitio web del diario peruano Gestión, donde además aseguró que no ha incurrido en ninguna conducta anticompetitiva.

También entregó su visión sobre lo ocurrido el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) de Chile, Juan Sutil, quien aseguró que, de confirmarse los hechos investigados, “sería un hecho más que lamentable porque atenta una vez más contra la libre competencia”.

El timonel de la CPC dijo que se deben determinar bien las indagaciones de estos hechos en el vecino país, los cuales suponen un peligro para la libre competencia.

“De ser así, por supuesto que, como representante de los empresarios, rechazo este tipo de conductas que atenten contra el libre mercado”, sostuvo el líder empresarial local.

La anterior investigación de Indecopi sobre una firma chilena

La investigación de Indecopi respecto de la posible conducta colusoria de las cadenas de supermercado no es la primera que involucra a empresas chilenas en ese país.

De hecho, Indecopi tuvo un rol clave en el caso de colusión del papel tissue, donde una de las protagonistas fue la filial peruana de CMPC, llamada Protisa.

En abril de 2017, Indecopi falló en contra de Protisa y su competidor por coordinarse en el mercado del tissue. CMPC deberá cancelar la mitad de la multa, luego de que fuera el segundo actor en autodenunciarse. La otra empresa involucrada fue Kimberly Clark.

De hecho, fue el inicio de la investigación en Perú la que dio pie a la acción de las autoridades de libre competencia nacionales. En total, CMPC debió pagar una multa de US$13,5 millones en ese país.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.