Boric adopta primeras redefiniciones para viabilizar las reformas y manejar el duro escenario económico

28 Octubre 2021 El Diputado y candidato Presidencial Gabriel Boric presento en el comando a su consejo academico economico asesor Foto: Andres Perez28 Octubre 2021 El Diputado y candidato Presidencial Gabriel Boric presento en el comando a su consejo academico economico asesor Foto: Andres Perez

En medio del intenso trabajo de rediseño del programa de gobierno, el equipo económico del candidato de Apruebo Dignidad prepara un plan de estímulo para 2022. Entienden que construir consensos, generar gradualidad y evitar dogmatismos será clave para que las reformas puedan ser duraderas en el tiempo. Hoy gana prioridad dentro de su agenda la debilidad del empleo y la delicada situación fiscal del país.




El reloj marcaba las 3 de la tarde del martes pasado y Gabriel Boric se aprestaba a ingresar por primera vez a la tradicional casona de Monseñor Sótero Sanz 182 para reunirse con la CPC, el mayor gremio empresarial del país. Sin tatuajes a la vista, de chaqueta oscura, pelo corto y barba cuidada, el abanderado de Apruebo Dignidad no sólo buscaba acentuar su nueva imagen, sino también transmitir el cambio de relato que él y su equipo han mostrado de cara a la segunda vuelta.

La posibilidad cierta de llegar al poder, el difícil panorama económico que se avecina para los próximos dos años y el equilibro de fuerzas que se configuró en el Senado tras las elecciones han obligado al equipo económico del candidato a aterrizar y rediseñar su programa de gobierno y a definir una estrategia para viabilizar las reformas y manejar las expectativas y el debilitado escenario económico.

La primeras definiciones del equipo económico apuntan a asumir que la única forma de generar reformas duraderas y de largo plazo es a través de los consensos políticos y una mayor colaboración con el sector privado y el mundo empresarial.

Otra definición clave es priorizar la salud de las finanzas públicas y revertir la tendencia alcista que ha tenido el endeudamiento del Fisco en los últimos años. En la interna del equipo económico de Boric también hay un especial atención a la “crisis” que hay en el mercado del trabajo y la baja participación laboral femenina.

Sin embargo, en lo inmediato, los asesores del candidato trabajan arduamente en un plan de estímulo económico para evitar que una debilitada economía en 2022 golpee con fuerza la actividad y a los sectores más vulnerables.

“Estamos trabajando en encontrar políticas públicas que hagan el ajuste lo menos duro y severo posible el próximo año. Un conjunto de políticas públicas para enfocarse en el empleo, cambiar el foco de las obras públicas hacia una versión más verde, y en temas de capacitación y reconversión laboral”, sostiene Diego Pardow, coordinador del programa de gobierno del abanderado de Apruebo Dignidad.

“Más allá de las buenas noticias por el último Imacec, el escenario del próximo año sigue siendo preocupante. Además de una presión fiscal e inflacionaria para retirar gradualmente los estímulos implementados este año, la participación laboral femenina sigue estancada y tenemos un desafío para migrar hacia obras públicas más verdes y aumentar la inversión privada que contribuye con la resiliencia climática. Ese es precisamente el enfoque de las propuestas que estamos trabajando”, complementa, a su vez, Fabian Duarte, integrante del consejo asesor económico de Gabriel Boric, quien trabaja en este plan de estímulo económico.

Pardow agrega que otro ingrediente a tomar en cuenta para el próximo año es la posible prolongación de la pandemia, en el marco de una “situación fiscal delicada, una economía débil y harta volatilidad”.

“Además, en el mundo del empleo, con hartas crisis que hemos arrastrado y que no han sido bien resueltas, la participación laboral femenina sigue siendo problemática. En la informalidad del empleo femenino existe una crisis social en ciernes, y a eso se suma nuestro problema con la falta productividad que llevamos arrastrando décadas”, alerta el abogado y doctor en Derecho de la Universidad de California, Berkeley.

Salud fiscal

Pero Pardow va más allá y dice que la prioridad que hoy el equipo de Boric le está dando a la consolidación fiscal apunta al compromiso que existe con no dejar una mochila pesada a generaciones futuras.

“El compromiso con la sostenibilidad fiscal como coalición tiene que ver con entender nuestro espacio en el mundo, que es muy parecido a la del medio ambiente. Cuando uno emite deuda hoy, lo que haces es anticipar el gasto público de generaciones futuras. Eso es muy parecido a usar el medioambiente hoy de una manera no sostenible, porque te estás gastando el capital natural de las futuras generaciones”, explica.

Pardow, de paso, fustiga al programa del candidato José Antonio Kast, por su débil compromiso con la salud de las finanzas públicas. “Somos muy realistas respecto del escenario económico que se nos viene, mucho más de lo que se muestra en la candidatura de Kast. Estamos conscientes de que el PIB tendencial, por ejemplo, es muy difícil de mover en el corto plazo. No basta con soñar en crecimientos del 5% o 7% para que ocurran, se requiere un esfuerzo consistente y políticas públicas adecuadas”, sostiene.

Anticipa que este gobierno va a terminar con una deuda pública de entre 35 y 40 puntos del PIB como deuda. “Eso no es tanto si lo comparas con otros países, especialmente en el mundo pospandemia. Lo preocupante no es tanto ese número en abstracto, sino su trayectoria: cuánto nos demoramos en ir del 20% al 40%. Esto exige revertir esa tendencia y dar un horizonte de consolidación fiscal”, afirma.

Reformas y viabilidad

Esta semana Boric decidió incorporar a los equipos programáticos de las candidaturas de Marco Enríquez-Ominami y Yasna Provoste a la definición de un camino común en cuatro ejes: recuperación económica, reformas a pensiones y salud, y reforma tributaria.

“En el consejo asesor y el nuevo grupo de trabajo hay un proceso de ir viabilizando estas reformas estructurales que van a requerir un consenso legislativo importante. Hay que entender que las mayorías en el Congreso cambiaron. En este nuevo contexto, reformas estructurales como pensiones, salud o impuestos, que necesitan un grado importante de consenso para aprobarse, su diseño debe pensarse desde esa perspectiva”, afirma Pardow.

Luego de la reunión de esta semana con Boric, el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, reconoció su intranquilidad frente al programa económico del candidato presidencial. “Los chilenos fueron claros: quieren transformaciones en equilibrio (... ) Espero que en algún momento eso (alza de 8 puntos del PIB la reforma tributaria) entre en un nivel de corrección”, sostuvo el dirigente del gremio empresarial el martes.

Sin embargo, en el mundo político ligado al oficialismo creen que el equilibrio de fuerzas logrado, especialmente en el Senado, será clave para tener reformas menos radicales y de mayor consenso, independientemente de si Kast o Boric llegan al poder.

Precisan que, en general, reformas como la de pensiones requieren quórum calificado (exigen una mayoría de los diputados y senadores en ejercicio), mientras que la tributaria necesita quórum simple.

“El empate que se ha dado en el Senado abre más una oportunidad que un obstáculo. Con el nuevo Senado hay espacios para intentar entenderse, flexibilizar posturas y quizás llegar a acuerdos más grandes. Llegar a acuerdos grandes no le hace mal a los países”, afirmó el senador de la UDI, Juan Antonio Coloma.

En la misma línea, el senador de RN José García Ruminot destaca que ambos comandos están moderando sus programas de gobierno. “Lo que se va a ver es un proceso de negociación mucho más intenso y proyectos bastante abiertos, de manera que esas iniciativas puedan traducirse en ley”, sostiene García, quien menciona como prioridades del próximo Parlamento la reforma tributaria y de pensiones, crecimiento económico y convergencia fiscal.

En este escenario, un grupo de 270 economistas de centroizquierda -que incluyó desde el exministro Nicolás Eyzaguire hasta el exasesor de Daniel Jadue, Ramón López- entregó su apoyo al candidato de Apruebo Dignidad, pero sugirió cambios al programa. “Las propuestas económicas de Gabriel Boric pueden y deben ser mejoradas, y es necesario buscar acuerdos con un poder legislativo en que nadie tendrá mayoría”, sentenciaron.

De hecho, esta semana la asesora económica de Boric, Stephany Griffith-Jones, anticipó cambios en la pensión básica universal que propone el candidato. “Se está revisando un poco y se están empezando a hacer los cálculos”, precisó la experta, quien junto a otros economistas del consejo asesor del candidato, como Eduardo Engel, Andrea Repetto y Roberto Zahler, se han opuesto a los retiros de fondos previsionales, contradiciendo el voto a favor que el candidato emitió el viernes, en el ya frustrado cuarto retiro.

Empresarios y prueba de la blancura

Para Pardow, hoy existe un empresariado más heterogéneo y generacionalmente distinto de aquel que recibió a Ricardo Lagos en el 2000, cuando el expresidente tuvo que dar “pruebas de blancura” ante el sector privado por ser el primer socialista en llegar al poder después de Salvador Allende.

“A diferencia de cuando (Ricardo) Lagos asumió, hoy estamos en un país mucho más globalizado, donde el empresariado se ha vuelto mucho más heterogéneo y hay más capital extranjero”, afirmó.

Luego de numerosas reuniones con empresarios y el mundo financiero en los últimos meses (ver recuadro), Pardow destaca que hay señales de que la colaboración es posible si Gabriel Boric llega a La Moneda.

“En las reuniones (con empresarios) hay una resistencia inicial, lo cual es entendible, ya que nosotros no tenemos grandes vínculos con el mundo empresarial, por lo que es natural que en una primera aproximación haya una cierta distancia. Pero cuando presentas un plan que es realista, que no es un eslogan, que tiene posibilidades de ajuste, que muestra que no somos dogmáticos, que no tenemos problemas con la gradualidad y que estamos dispuestos a construir consensos para que las reformas sean duraderas en el tiempo, baja la resistencia”, dice.

Pero el abogado insiste en la necesidad de buscar acuerdos. “Venimos saliendo de un estallido social y de la pandemia, lo que deja claro que o remamos todos juntos, o nos hundimos cada uno en su trinchera. En ese sentido, creo que la disposición a colaborar de parte de muchos empresarios está”, sostiene.

En el equipo económico de Boric reconocen que Juan Sutil, los presidentes de la Sofofa y del Consejo Minero, Richard von Appen y Joaquín Villarino, respectivamente, han sido los mayores nexos con el empresariado en los últimos meses.

“He visto en el discurso de Gabriel Boric y en las conversaciones cuotas de realismo. Creo que su equipo se ha dado cuenta de que es distinto con guitarra. Han ido evolucionando a propuestas que son menos radicales de las que tenían en su programa original”, afirmó Villarino, quien organizó reuniones recientes entre los asesores de Boric y el área minera.

En el mundo financiero dicha evolución tiene más matices. “Me quedó la sensación de que el mercado de capitales no es de vital importancia para el equipo económico de Boric, aunque percibo que sí tienen conciencia de que deben preocuparse de los efectos que puedan tener las reformas que proponen en el sector financiero”, afirma Igal Magendzo, fundador de Pacifico Research.

Equipo económico amplía citas con empresarios: fija nueva cita con la CPC y se reúne con la CChC

La segunda mitad del año ha tenido una alta intensidad para el equipo económico del candidato de Apruebo Dignidad. No sólo han debido afinar aceleradamente aspectos clave del programa económico, sino también han buscado desplegarse y reunirse con distintos líderes del mundo empresarial y financiero de manera de aterrizar sus propuestas.

El encuentro de esta semana del candidato y su equipo con el máximo referente empresarial del país, la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), coronó un recorrido de alrededor de 3 meses por diferentes gremios, asociaciones y empresarios de distintas áreas.

Sin embargo, en dicho encuentro, el candidato y el presidente de la CPC, Juan Sutil, fijaron una nueva reunión teniendo en cuenta que el nuevo diseño del programa de Boric traerá novedades que interesan al gran empresariado. Lo mismo ocurrirá con la Cámara Chilena de la Construcción, aunque aún no se define la fecha exacta.

Las reuniones de los últimos tres meses han estado encabezadas por el abogado Diego Pardow y el economista Nicolás Grau, además de Claudia Sanhueza, Javiera Martínez, Javiera Ketterer y el exsocio de NotCo, Pablo Zamora, quien ha tenido un rol relevante en el enlace con las pymes y empresas tecnológicas.

Además de haberse reunido con gremios como la Sofofa, Sonami y el Consejo Minero por separado, hubo encuentros con la Cámara Chileno Norteamericana de Comercio (AmCham) y la Cámara Española de Comercio, entre otras. A su vez, la experta en temas eléctricos, la ingeniera Javiera Ketterer, participó en el seminario Energía Presidencial (que congregó también a las otras candidaturas), organizado por los gremios eléctricos.

Sin embargo, en el comando se recuerda con gran interés la reunión en noviembre con los máximos ejecutivos en Chile de la tecnológica Microsoft, quienes tienen una fundación para entregar internet en zonas rurales.

Pero fue el mundo financiero el que tuvo especial interés en reunirse con los representantes económicos de Gabriel Boric. Diego Pardow reconoce que hubo reuniones con la corredora LarrainVial, Santander Investment y BTG Pactual.

Con todo, el webinar organizado por Igal Magendzo, economista jefe y socio de Pacífico Research, con Nicolás Grau sobre pensiones, tuvo alto interés de decenas de ejecutivos del sector financiero. “Hubo alrededor de 70 ejecutivos financieros conectados que son de bancos, AFP y administradoras de fondos”, afirma Magendzo, quien aclara que también hicieron lo mismo con los representantes económicos de las otras candidaturas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.