Bullard dice que recesión en EE.UU. es poco probable

James Bullard, presidente de la Fed de Saint Louis, EE.UU.

Presidente de la Fed de Saint Louis y otros integrantes de otras zonas se han sumado dar un giro agresivo para luchar contra la inflación más alta en 40 años, y son partidarios de nueva alza de tasas de 75 puntos base.




El presidente del Banco de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, dijo que los temores de una recesión en Estados Unidos son exagerados, ya que los consumidores están llenos de efectivo acumulado durante la pandemia del Covid-19 y la expansión se encuentra en una etapa inicial.

“De hecho, creo que estaremos bien”, dijo Bullard en un discurso en Zúrich el viernes. “Es un poco pronto para tener este debate sobre las probabilidades de recesión en EE.UU.”.

Bullard repitió su llamado a una mayor “carga anticipada” de aumentos de tasas para contener la inflación. El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) elevó las tasas de interés en 75 puntos básicos la semana pasada y el presidente de la Fed, Jerome Powell, indicó que otro movimiento de ese tamaño, o de medio punto porcentual, estará sobre la mesa cuando los responsables de política monetaria se reúnan nuevamente a fines de julio.

Si bien un número creciente de economistas ha comenzado a predecir una recesión en EE.UU., Bullard dijo que “estamos en las primeras etapas de la recuperación de EE.UU., o de la expansión de EE.UU., estamos más allá de la recuperación. Sería inusual volver a entrar en recesión en esta etapa”.

“Los aumentos en las tasas de interés desacelerarán la economía, pero probablemente se desacelerarán a un ritmo de crecimiento más de tendencia en lugar de ir por debajo de la tendencia”, agregó en el panel de discusión organizado por UBS. “No creo que esto sea una gran desaceleración. Creo que es una desaceleración moderada de la economía”.

Bullard dijo que los hogares, que representan alrededor del 70% de la economía de EE.UU., continúan gastando, impulsados por los ahorros acumulados durante la pandemia y la riqueza inmobiliaria.

“Los hogares parecen estar en una excelente posición para gastar en el futuro”, dijo. “Tienen efectivo. Todavía tienen US$3,5 billones de tipo de ayuda Covid, que está más o menos sin gastar”, que es “alrededor del 10% del PIB que aún se encuentra en las cuentas bancarias de las personas”.

El mercado laboral “es muy fuerte”, con alrededor de dos vacantes por cada trabajador desempleado, dijo Bullard, y las nóminas no agrícolas están funcionando a un ritmo más alto de lo normal. “Simplemente no parece que, desde el punto de vista de los hogares, se esté en etapas inminentes de retroceso significativo de los hogares”.

Bullard no se refirió específicamente a la reunión de julio en sus comentarios, aunque ha sido uno de los funcionarios de la Fed más agresivos.

Los líderes de la Fed parecen estar alineándose a favor de los 75 puntos básicos, y la gobernadora de la Fed Michelle Bowman dijo el jueves que respaldaba un alza de tasas de 75 puntos básicos el próximo mes y continuaría con alzas de al menos 50 puntos básicos después de eso hasta que las presiones sobre los precios se enfriaran. El sábado, el gobernador Christopher Waller dijo que apoyaría otro movimiento de 75 puntos básicos en julio.

Powell y sus colegas han dado un giro agresivo para luchar contra la inflación más alta en 40 años en medio de críticas de que mantuvieron la política monetaria demasiado relajada durante mucho tiempo mientras la economía se recuperaba del Covid-19. Han elevado las tasas en 1,5 puntos porcentuales este año y los funcionarios pronostican alrededor de 1,75 puntos de mayor ajuste acumulativo en 2022.

Bullard, de 61 años, presidente del banco de St. Louis desde 2008, ha presionado antes que otros para que el banco central gire para luchar agresivamente contra la inflación, y el comité ha optado por adoptar ese punto de vista con el tiempo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.