Cambios de multifondos: los perjuicios para los afiliados

Retiro del 10% impulsa fuerte aumento en ingresos de los hogares y deuda se mantiene estable

El último informe elaborado por la Superintendencia de Pensiones, titulado “Resultados de los Cambios de Fondos Marzo 2014-Noviembre 2020”, concluye que en promedio las personas que siguen estas sugerencias de moverse entre multifondos han obtenido una rentabilidad un 6% menor en ese periodo. El documento revela que el 80% de quienes las siguieron obtuvo un resultado peor que el fondo de referencia.




Mesas de dinero y corredoras lo siguen. Deben hacerlo. Sus recomendaciones de cambios de multifondos de las AFP mueven miles de millones de dólares, moviendo en una dirección u otra al dólar, las acciones y la renta fija.

Por eso, las sugerencias de Felices y Forrados se han vuelto en objeto de preocupación para las autoridades económicas; afectan los precios de los activos y provocan un impacto negativo en los afiliados que no siguen las sugerencias.

Pero el aspecto que más inquieta es que la gran mayoría de los que se mueven entre fondos ganan menos que si no se hubieran movido.

Así lo indica el último informe elaborado por la Superintendencia de Pensiones, titulado “Resultados de los Cambios de Fondos Marzo 2014-Noviembre 2020”, en el que se actualizó el análisis respecto del impacto en la rentabilidad de los afiliados de las distintas sugerencias de movimientos. Las conclusiones son contundentes: “Los resultados muestran que en promedio las personas han obtenido una rentabilidad un 6% menor entre marzo 2014 y noviembre 2020 debido a los cambios que han realizado”.

Según el estudio, en 2020, 1.054.677 personas cambiaron de fondos, y en promedio los afiliados que hicieron 5,65 cambios, tenían 40,6 años y movieron unos $ 20.230.614 cada uno desde sus cuentas de capitalización individual de sus AFP. Ese es el número más alto desde 2014 de afiliados que traspasaron dinero entre las distintas alternativas de fondos.

Otro hallazgo del estudio del regulador: “El 80% de las personas que realizan cambios de fondo lo hacen peor que la alternativa de haberse quedado en la estrategia por defecto o haberse mantenido en el fondo inicial donde estaban antes de empezar a cambiar de fondos”.

El estudio detalla que entre 2014 y 2020, la rentabilidad de quienes se cambiaron de fondo es en promedio un 6,4% menor que quienes siguieron su estrategia inicial, como por ejemplo quedarse en el fondo A o E; y es un 5,7% menor respecto de quienes siguieron la estrategia por defecto, es decir, moviéndose según la edad entre los fondos B, C y D.

Así, el porcentaje de afiliados que rentaron menos respecto de la estrategia inicial, y por defecto, llega a 79,5% y 78,2%, respectivamente.

“Estos resultados son concluyentes y muestran que una estrategia de inversión con cambios frecuentes de fondos, buscando ganarle al mercado, es una estrategia que obtiene malos resultados, además de ser muy riesgosa”, dice la Superintendencia de Pensiones.

La polémica

Justamente es por este tipo de situaciones que, a mediados de diciembre, y siguiendo las recomendaciones de la Ocde, el Ministerio de Hacienda anunció un proyecto de ley que restringe los movimientos entre los multifondos por parte de los usuarios. Por una parte, a los afiliados al sistema se les permitirá realizar solo hasta dos traspasos de fondos en un año calendario, entre cualquier tipo de fondo; o solo entre fondos adyacentes, todas las veces que el afiliado lo solicite.

Hacienda precisó que las limitaciones no se aplicarán a la cuenta de ahorro voluntario, cotizaciones voluntarias o depósitos convenidos, ni respecto a los afiliados al momento de pensionarse, quienes solo podrán optar sin restricción por los fondos C, D y E.

¿Cuál es la razón que esgrimió la cartera comandada por Ignacio Briones? Cada cambio masivo de fondos ha generado flujos de operaciones cercanos a los US$ 5.000 millones, con el consecuente impacto en el tipo de cambio y en el precio de activos.

“Ha aumentado significativamente la frecuencia de las recomendaciones de asesores privados en los últimos meses, muchas veces con reversiones en pocos días, lo que eleva la volatilidad de los precios de algunos instrumentos financieros”, señaló el instituto emisor en su Informe de Estabilidad Financiera (IEF), publicado en noviembre pasado.

De hecho, la recomendación de la Ocde, luego de que en enero de 2020 el Consejo de Estabilidad Financiera solicitara su asesoría, concluyó que de un total de 30 países, 11 limitan el traspaso entre fondos y 10 limitan el traspaso entre proveedores.

Por otro lado, sobre la regulación de asesorías financieras, el informe recomendó registrar, regular y supervisar a los asesores previsionales. Es más, advierte que las recomendaciones masivas de asesores no regulados pueden afectar negativamente la estabilidad del mercado financiero, debido a la volatilidad que causa en los precios de los activos y en el tipo de cambio.

Advirtió que los cambios frecuentes de fondos “pueden tener implicancias negativas para los ahorros individuales de pensión, los mercados financieros y la economía, en general”.

El documento también comenta que “los ‘asesores financieros’ que se anuncian a sí mismos como expertos que con sus consejos ayudarán a los que ahorran para su pensión haciendo market timing y aprovechar las fluctuaciones de precios al cambiar entre fondos conservadores y agresivos, puede ser particularmente dañino, ya que generalmente no es posible adelantarse al mercado”.

Esta semana que viene, F&F seguirá en el foco, pues el proyecto con el que Hacienda busca limitar los cambios entre los multifondos, volverá a ser visto en la Cámara.

FYF

En FyF, según dice el mismo Lorenzini, cuenta con 120.000 suscriptores que pagan $ 2.000 al mes en Felices y Forrados, mientras que su otro negocio, Happy and Loaded, que partió en 2015 y recomienda fondos mutuos, tendría 10.000 usuarios que pagan entre $ 1.000 y $ 2.000 al mes.

Este semana se vio una muestra de su influencia en el mercado. En 2020, Felices y Forrados realizó 19 recomendaciones de cambios de multifondos, y el pasado miércoles sugirió a sus seguidores estar en un 70% en el fondo A, y en un 30% en el fondo B. Ese movimiento, sumando a la tendencia despreciativa regional, impactó al dólar, que cerró el jueves con un alza de $ 11,5 hasta los $ 710,09, la mayor ganancia diaria desde el 10 de agosto. Ese día, el peso chileno fue la moneda más depreciada del mundo.

Más allá de las recomendaciones, esta semana Gino Lorenzini, fundador de Felices y Forrados, volvió a estar en el centro de la noticia, luego de que se conociera que el Servicio Electoral inició estudios para ver cómo enfrentar el mecanismo utilizado por la firma para inscribir una lista de independientes.

Esto, pues el proyecto FyF Vota Feliz, plataforma que busca permitir la inscripción de precandidatos a la convención constitucional y posteriormente lograr formar una lista que participe de las elecciones del 11 de abril, obliga a quienes pretendan ser cartas a la convención y participar de la lista de la organización, a ser usuario premium de la plataforma y tener el plan con la firma que entrega las recomendaciones para cambios de fondos a cambio de un pago anual de $ 24 mil.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.