CC: comisión mantiene mandato del BC centrado en inflación, pero se desata debate por norma que establece “coordinación” con el gobierno

Brasil subió las tasas de interés antes, pero Chile podría ser el primer país de la región en bajarlas

La Comisión de Sistema de Justicia empezó a votar en particular este martes los temas referidos al Banco Central. Uno de los puntos que criticó Vamos por Chile, es que se definió que la función del BC se ejerza “en coordinación” con orientaciones de política económica “definidas con el gobierno”. Pero los impulsores de dicha indicación argumentaron que esto no significa supeditar la acción autónoma del instituto emisor a las directrices del Ejecutivo de turno.


Fueron diez las iniciativas sobre el Banco Central (BC) que votaron en general el 8 de marzo los miembros de la Comisión de Sistema de Justicia, Órganos Autónomos de Control y Reforma Constitucional de la Convención Constitucional.

Ese día se aprobó la mitad de aquellas propuestas. Y este martes los convencionales de dicha comisión empezaron a votar en particular precisamente esas iniciativas que lograron pasar la primera valla. De todas maneras, no alcanzó a quedar zanjada la totalidad de los articulados sobre esta materia.

Así las cosas, los convencionales fueron definiendo, ya más en detalle, algunos temas sobre el BC, y todas las indicaciones que se aprobaron este martes en particular, fueron presentadas en conjunto por los convencionales Daniel Bravo (Pueblo Constituyente), Vanessa Hoppe (MSC), Mauricio Daza (INN), Christian Viera (FA), Tomás Laibe (Colectivo Socialista) y Luis Jiménez (Pueblos Originarios).

Algunas de ellas apuntaban a suprimir artículos que se habían aprobado anteriormente en general, y otras dos indicaciones aprobadas sustituyeron otros artículos.

Una de ellas, era para sustituir el artículo 61 C, que pasa a ser el número 1 sobre el BC, estableciendo que “es un órgano autónomo con personalidad jurídica y patrimonio propio, de carácter técnico, encargado de formular y conducir la política monetaria. La ley determinará su organización, atribuciones y sistemas de control, así como la determinación de instancias de coordinación entre el Banco y el Gobierno”.

El convencional Daza explicó durante la sesión el tema de coordinación entre el gobierno y el BC. Previo a la votación de dicho artículo, dijo que, en realidad, “la Ley Orgánica (actual) ya lo establece de alguna forma, en cuanto a la posibilidad de que el ministro de Hacienda pueda participar con derecho a voz en las sesiones del Consejo, y otras instancias de coordinación que son necesarias. Pero es ´coordinación´. En caso alguno es supeditar el ejercicio de su función técnica de formular y conducir la política monetaria, a aquellas directrices, las cuales vaya a formular legítimamente el gobierno de turno. Entonces, esta coordinación es necesaria, pero se establece en esos términos”.

Pero el artículo que generó más debate entre los convencionales, fue respecto a los objetivos que tendrá el BC. En ese sentido, existían dos visiones. La primera, de aquellos que estaban por mantener el actual mandato principal que tiene el instituto emisor, de velar por la estabilidad de precios y el normal funcionamiento de los pagos internos y externos. La segunda visión, contemplaba incorporar objetivos adicionales, como la protección del empleo y el cuidado del medioambiente.

Este martes triunfó la primera de esas visiones, ya que se aprobó una indicación para sustituir el artículo 62, sobre el objeto del BC, por el siguiente que pasa a ser el número 2: “Le corresponderá en especial al BC, para contribuir al bienestar de la población, velar por la estabilidad de los precios y el normal funcionamiento de los pagos internos y externos, en coordinación con las principales orientaciones de política económica definidas con el Gobierno”.

Y “para el cumplimiento de sus objetivos”, el articulado agrega que el BC “deberá considerar la estabilidad financiera, la volatilidad cambiaria, la protección del empleo, la diversificación productiva, el cuidado del medioambiente y patrimonio natural y los principios que señale la Constitución y la ley”.

El convencional Laibe, previo a la votación, defendió dicha indicación señalando que la estabilidad de precios es el objetivo principal del banco, y para el cumplimiento de ese objetivo principal, se pueden considerar los otros criterios que se mencionan posteriormente.

En tanto, Daza insistió que esto apunta solo a “coordinación”, y “en caso alguno involucra supeditar la acción autónoma del BC, a las políticas económicas definidas por el gobierno de turno. Pero obviamente tiene que haber una instancia de coordinación para que la autoridad del BC, sus consejeros, conozcan cuáles son esas orientaciones, y también sea un insumo, a fin de que dentro de su autonomía, el BC puede adoptar las decisiones en el objetivo único, que es la estabilidad de precios y normal funcionamiento de los pagos internos y externos”.

Con todo, aunque actualmente la ley orgánica del BC no menciona la palabra “coordinación”, sí establece en el artículo 6 que “el Consejo, al adoptar sus acuerdos, deberá tener presente la orientación general de la política económica del Gobierno”. En tanto, el artículo 19 dice que “el Ministro de Hacienda podrá asistir a las sesiones del Consejo, con derecho a voz”.

Este punto en particular generó debate, ya que el convencional Ruggero Cozzi (Vamos por Chile) planteó que es “un error” que la función del BC se ejerza “en coordinación” con las principales orientaciones de política económica “definidas con el gobierno”.

En ese sentido, el convencional de Vamos por Chile sostuvo que “eso derriba la muralla que debe separar la política monetaria y la política económica de empleo, fomento u otras que defina el gobierno. La ley orgánica del BC en su artículo 6 actualmente exige que ´se tenga presente´ las políticas económicas del gobierno, en cambio requerir una ´coordinación´ con el gobierno -como lo hace la norma aprobada- supone alinearse, y eso debilitaría la autonomía del Banco. A mi juicio, debe corregirse”.

En todo caso, Cozzi indicó que “es valioso que una parte de la izquierda haya cambiado de postura. Se generó un consenso de limitar el mandato del Banco Central exclusivamente al manejo de la política monetaria y control de la inflación. No obstante, el Partido Comunista y algunos movimientos sociales insisten en desnaturalizar el mandato del órgano. La votación en el pleno no será fácil.”.

Sin perjuicio de lo anterior, Cozzi dijo que “la redacción debe corregirse para que la autonomía no tenga letra chica. Una cosa es considerar aspectos como el empleo o sustentabilidad en las decisiones, otra cosa incluirlos a nivel de ´cumplimiento de sus objetivos´”.

Al aprobarse esta indicación sustitutiva referente a los objetivos del BC, se entendió por rechazada, por incompatible, una indicación que establecía que el instituto emisor “debe contribuir al bienestar de la población y al desarrollo económico sustentable del país. Para ello deberá velar por la estabilidad de los precios, el normal funcionamiento de los pagos internos y externos, la protección del empleo, la diversificación productiva y el cuidado del medio ambiente, en coordinación con las principales orientaciones de política económica definidas por el Gobierno”.

Ahora falta por votar las indicaciones referentes a las atribuciones del BC, sus limitaciones, rendición de cuentas, su gobernanza y sobre el Consejo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Este domingo se llevó a cabo la 4ª versión del Creating Games Fest. El evento sumó de concursos, zona de arcade, puesto de ventas y empresas nacionales de la industria de los videojuegos.