China lanza contrato de cobre para apostar por el crecimiento mundial

Con esta nuevo instrumento financiero, Beijing busca ofrecer más opciones de inversión en su territorio y con su moneda, además de intentar incidir más en la valoración del metal, lo que actualmente se define en Londres.




China apunta a impulsar su fuerza en los mercados globales de materias primas con un contrato de cobre, el cual brinda a los inversionistas extranjeros una nueva forma de apostar por las perspectivas de crecimiento global en la segunda economía más grande del mundo.

La oferta denominada en yuanes, que comenzó a cotizar el jueves en la Bolsa Internacional de Energía de Shanghai (INE), es el primer derivado de cobre chino disponible directamente para los inversionistas internacionales.

El contrato del INE cerró su primera jornada de transacción con un descuento de alrededor de 11% sobre los futuros de cobre existentes en la Bolsa de Futuros de Shanghai. Esto refleja en parte los diferenciales de impuestos, dado que el nuevo contrato fija el precio del metal almacenado en las reservas del puerto antes de pasar por la aduana.

El regulador del mercado de bonos chino endurece emisiones de deuda y prohíbe el autofinanciamiento
Producción industrial de China crece más de lo esperado en octubre
China y otros 14 países forman el mayor bloque comercial del mundo

El lanzamiento alimenta los esfuerzos del país asiático tanto para abrir sus mercados financieros como para impulsar su influencia sobre los precios de las materias primas. El cobre en Londres se cotiza cerca de un máximo de dos años en medio de una demanda desenfrenada en China, donde el control temprano de la pandemia lo lleva a ser la única economía importante que se espera que crezca este año.

“El cobre es un indicador muy importante para la macroeconomía en China”, dijo Tiger Shi, director gerente de BANDS Financial, una corredora que maneja operaciones para el nuevo contrato.

China es el mayor importador y usuario mundial de materias primas, desde mineral de hierro hasta aceite y soja. Pero durante mucho tiempo se ha quejado de que sus propias empresas están demasiado expuestas a los precios asentados en plataformas fuera del país, como la Bolsa de Metales de Londres.

La SHFE, que opera la INE, ya ofrece futuros de cobre, aunque no son negociables directamente por entidades extranjeras y, a menudo, existen desconexiones entre los precios globales y los de China. El nuevo contrato debería ayudar a suavizar esas disparidades y alentar a los proveedores globales, incluidas las principales empresas mineras, a vender a los clientes chinos en yuanes, dijo Shi.

El producto “proporcionará a las empresas de cobre de todo el mundo una nueva herramienta para gestionar el riesgo”, dijo la Bolsa de Futuros de Shanghai en octubre. El presidente Xi Jinping prometió una apertura más rápida de los mercados financieros del país bajo el último plan quinquenal hasta 2025. El INE ya lanzó un contrato de petróleo crudo para inversionistas internacionales, mientras que la Bolsa de Productos de Dalian tiene mineral de hierro.

El cobre ha tenido una recuperación en forma de V este año, subiendo más de 50% desde los mínimos que anotó en marzo en medio de la pandemia. El repunte obedece en buena medida a que China ha impulsado la infraestructura, mientras que su sector manufacturero se recuperaba. El metal también está atrayendo la atención a medida que las principales economías, incluida la de China, aumentan el gasto en iniciativas ecológicas que involucran vastas redes eléctricas ricas en cobre.

En términos más generales, los metales básicos estuvieron bajo presión el jueves en medio de crecientes preocupaciones sobre una nueva ola de restricciones de antivirus en Europa y Estados Unidos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.