Clasificadora de riesgo ICR mantiene nota crediticia de Quiñenco tras anuncio de venta de activos de SAAM a alemana Hapag Lloyd

El 4 de octubre SM SAAM informó al mercado sobre la operación de venta de activos que había sido aprobada por el directorio.


Luego que este martes SAAM, compañía perteneciente a Quiñenco, el brazo de inversiones del grupo Luksic, informara que firmó un acuerdo vinculante con la naviera alemana Hapag-Lloyd para la venta del 100% de las acciones de sus filiales SAAM Ports y SAAM Logistics y los activos inmobiliarios asociados la clasificadora de riesgo ICR informó que mantiene la nota crediticia para la sociedad.

“Ante la eventual operación de compraventa de activos que se produciría entre SM SAAM y Hapag-Lloyd, ICR ratifica en categoría AA+/Estable, la solvencia y bonos de Quiñenco, sustentada en el acotado impacto financiero de largo plazo que esperamos genere dicha operación para el holding”, dijo la clasificadora en un informe.

El 4 de octubre SM SAAM informó al mercado sobre la operación de venta de activos que había sido aprobada por el directorio. Esto significa que, una vez conjugadas todas las condiciones y aprobaciones, SM SAAM venderá a Hapag-Lloyd toda su operación en el negocio de terminales portuarios, que incluye 10 terminales en 6 países de América, y la totalidad del negocio de logística terrestre, vale decir, post materializada la transacción, SM SAAM continuará operando sus actividades en la industria de remolcadores y de logística de carga aérea.

El precio por estos activos sería de US$1.137 millones (US$1.000 millones si se deduce la deuda financiera neta proporcional a la propiedad de los activos subyacentes), y generaría una utilidad después de impuestos de US$400 millones aproximadamente.

“Aun cuando la operación todavía debe atravesar por la aprobación de la junta de accionistas (citada para el 19 de octubre) y de las autorizaciones regulatorias tanto en Chile como en el extranjero, se analizó esta operación bajo el supuesto que todo lo anterior, culmina exitosamente”, dijo ICR en su informe.

En este sentido, detalló que, pese que el aporte de SM SAAM a la caja de Quiñenco es relativamente menor respecto al restante pool de filiales, es una fuente continua de generación de dividendos desde la cual, en promedio, se reciben $12.000 millones anuales aproximadamente (promedio del período 2013-2022), cifra bastante inferior a lo que recibe desde Banco de Chile o desde Compañía Sudamericana de Vapores (CSAV).

“Precisamente, desde el punto de vista de los dividendos a percibir tras la compraventa de activos, dado que la operación generaría una utilidad neta de US$400 millones, en efecto, Quiñenco percibiría un dividendo muy superior al históricamente recibido desde esta filial, pero en los períodos siguientes el dividendo ordinario percibido podría llegar a reducirse en más de 55%, lo que debería ser compensado por CSAV, tras la consolidación de estos activos en Hapag-Lloyd y por la mayor escala que vaya adquiriendo paulatinamente SM SAAM tras la inversión de parte del flujo de la venta en su crecimiento orgánico e inorgánico”, agregó.

La calsificadora agregó que respecto a la cobertura de las obligaciones del holding, dado el significativo y diversificado nivel de dividendos ordinarios que percibe Quiñenco, sumado a un perfil de amortización concentrado al largo plazo, tampoco han identificado impacto en el servicio de la deuda del emisor a consecuencia de la transacción, la que estaría ampliamente cubierta con o sin la operación en análisis.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Quay Quarter Tower, un edificio de 59 pisos, fue construido sobre otro edificio de la década de los 70, manteniendo el 90% del núcleo y un 65% de la estructura.