Contraloría y oposición en picada contra proyecto de Fondo Covid por ausencia de toma de razón

El presidente de la Republica al aniversario de Contraloría

Esta iniciativa crea un Fondo especial de US$12.000 millones estableciendo reglas para definir y proceder con los gastos en programas a favor de las familias y empresas.




No fue fácil para el Ministerio de Hacienda la sesión de la comisión ad hoc que analizaba por primera vez el proyecto que crea un Fondo Covid por 24 meses que manejará la cuenta de los US$12.000 millones acordados entre el gobierno y la oposición.

Entre varios temas hubo un punto clave de la iniciativa que sacó ronchas referido a que el gasto será fijado por el Presidente de la República y cuyos decretos no requerirán el trámite de “toma de razón” de parte de la Contraloría, lo que a juicio del jefe de esta institución, Jorge Bermúdez, impedía fiscalizar luego la ejecución o trazabilidad del gasto.

“La operatoria contempla fondos presupuestarios y extrapresupuestarios, lo cual es una innovación, que no se había visto. El proyecto contempla la exención de la toma de razón, lo que para nosotros no resulta deseable, y puede abrir un flanco muy peligroso desde el punto de vista de la ejecución cuanto se trata de grandes recursos. El ejecutor puede ser un privado que no tiene ninguna obligación”, acotó.

Indicó que para que exista coherencia, trazabilidad del gasto y posibilidad de fiscalización es necesario que la Contraloría sea parte del inicio del proceso.

Y llamó la atención respecto de que el proyecto da un paso hacia el trato directo con los privados en que fiscalizar es fundamental. “Si le quita la toma de razón a eso (relación con privados) corre varios riesgos. Puede que le esté adjudicando a una empresa sin espaldas financieras, puede estar financiando un hospital mal emplazado, o que esté en una zona típica, o que no tiene solución de incendios. Todos estos son ejemplos que nosotros hemos detectado a partir de la toma de razón”, subrayó.

Las declaraciones de Bermúdez concitaron bastante revuelo, tanto que todos los parlamentarios de oposición señalaron en forma muy dura que no podían apoyar el proyecto si se dejaba fuera a la Contraloría. “Si hubiera un plan de acción se facilitaría un respaldo, pero como el gobierno improvisa cada vez, nos parece indispensable mantener el rol de la Contraloría tal cual es”, indicó el diputado Marcelo Schilling (PS). “Yo no tengo confianza. Privilegiar el trato directo es una práctica muy peligrosa, ya lo vimos con las cajas de alimentos” recalcó el presidente de la comisión, Daniel Núñez (PC).

Gobierno

Tanto el ministro de Hacienda Ignacio Briones como el director de Presupuestos, Matías Acevedo, explicaron que hay disposición para informar al Congreso, y que la exención de la toma de razón era para gestionar con mayor flexibilidad, no para retroceder en transparencia.

“Esto no es una innovación, sino que estamos replicando un modelo que ya existe. Todos los gastos se van a ejecutar a través de las partidas presupuestarias, desde esa perspectiva va a haber trazabilidad sobre el uso y destino de cada uno de ellos. Quiero dejar claro que acá no estamos bypaseando ningún control” recalcó Acevedo al señalar que el fondo de las Fuerzas Armadas tiene características similares al fondo Covid.

Mientras que el ministro agregó: “nos anima la transparencia, pero tomando en cuenta algo que estuvo en el centro del acuerdo que es la flexibilidad, la agilidad. Si se pudieran comprometer plazos (de toma de razón) como los que el Contralor mostraba creo que no habría ningún problema en poder avanzar en esa dirección”.

Previamente el contralor había señalado que desde el 18 de marzo de 2020, se habían tramitado 566 decretos de modificaciones presupuestarias en un promedio de 7,2 días.

La Comisión de Hacienda seguirá analizando el miércoles el proyecto con especialistas invitados.

Comenta