Mercado laboral no logra retomar impulso: en trimestre marzo-mayo se perdieron 63 mil empleos

Actividad económica registró una fuerte contracción de 3,1% en enero y el desempeño fue mucho peor a lo esperado

De acuerdo al INE, la merma en empleo ajustada por estacionalidad es de 37 mil plazas laborales. Si bien la tasa de desempleo disminuyó a 10%, el nivel más bajo desde febrero-abril de 2020, se debe principalmente a la caída en la participación laboral.




El mercado laboral sigue sintiendo los efectos del recrudecimiento de la pandemia que llevó a que el gobierno implementara nuevas cuarentenas. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en el trimestre marzo- mayo se registró una pérdida de 63.019 puestos de trabajo en comparación al trimestre inmediatamente anterior de febrero-abril de 2021. Se trata de la tercera seguida luego de una previa recuperación, y con ello, en los últimos tres trimestres móviles la pérdida de empleos asciende a 126.513.

Ahora, según detalló la directora del ente estadístico, Sandra Quijada, si se considera el ajuste estacional, la merma en los ocupados de marzo-mayo fue de 37 mil personas.

Si bien se informó que la tasa de desempleo disminuyó en relación a los trimestres anteriores, llegando a 10% y siendo la menor desde febrero-abril de 2020, se debe a una caída en la participación laboral. De acuerdo a las cifras informadas, 90. 831 personas salieron de la fuerza laboral en el último trimestre móvil.

En ese contexto, la caída en la fuerza laboral trae consigo una disminución de los trabajadores inactivos potencialmente activos de poco más de 25 mil, los cuales pasaron a la categoría de inactivos habituales, que subieron en casi 149 mil en el trimestre.

En el detalle, el INE señaló que la mayor pérdida se produjo en los asalariados privados, con una caída de 52 mil plazas laborales, mientras que los asalariados públicos cayeron en poco más de 10 mil. Por su parte, los cuenta propia subieron en 1.586.

La mayor caída se produjo en los trabajadores formales, con una baja de 38.479, mientras que los informales se redujeron 24.539.

En suma, desde el peor momento de la crisis se han recuperado 967.917 plazas laborales, lo que se traduce en el 52,7% de los 1,8 millones perdidos por la crisis.

Según detalló el INE, en los últimos trimestres se muestra una desaceleración en el ritmo de crecimiento de los ocupados y ahora ya se completan dos caídas trimestrales consecutivas.

La directora del INE, Sandra Quijada, sostuvo que “hay una transición de la fuerza de trabajo potencial a la inactividad habitual. Es decir, personas que estaban dispuestas a trabajar ya no lo están. Las condiciones para buscar este empleo no están en sus expectativas”, mencionó.

Con respecto a las razones que pueden explicar el desaliento de los trabajadores por ingresar a la fuerza de trabajo, la directora mencionó algunos: “En Estados Unidos el Presidente dijo que el problema se solucionaba pagándoles más. Acá el problema no necesariamente tiene que ver con eso, sino que el incentivo para entrar a la fuerza de trabajo, el cual depende de los salarios y de la estabilidad laboral que se tenga”. También, Quijada mencionó que “está la sensación de las personas de poder perder los beneficios que el Estado entrega”.

El director del centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la UC, David Bravo, sostuvo que las cifras reflejan una situación preocupante. “En los datos del INE, una vez que llegó la pandemia tuvimos 5 meses de caída en el empleo hasta llegar al punto más bajo donde se perdieron casi 2 millones de empleos (el trimestre mayo-julio 2020). A partir de ese momento estamos en un proceso de recuperación del empleo y con los datos que se conocieron hoy tenemos 10 meses de recuperación y estamos a mitad de camino. Y lo preocupante es que los últimos tres meses hemos retrocedido en el empleo”.

Para Bravo, será clave ver lo que ocurre en junio. “Si se mantiene el estancamiento o el leve deterioro, entonces es claro que tanto la incertidumbre asociada a la pandemia en sus nuevas variantes, como la que está tal vez asociada al ciclo político, están incidiendo en el empleo”.

En Scotiabank afirmaron que “la menor tasa de desempleo respecto del mes previo se explicó por una caída más pronunciada de la fuerza de trabajo (-1,0%) que la observada en el empleo total (-0,8%). En ese contexto, podría dar la impresión de que la salud del mercado laboral es mejor. Sin embargo, varios factores podrían estar llevando a que la contratación formal y empleabilidad informal a nivel sectorial no estén mostrando recuperaciones, a pesar de que durante mayo la economía se encontraba con mejores niveles de movilidad”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.