OPEP + entra en crisis y precio del petróleo llega nuevo máximo en más de dos años

Lo que está en juego es la estabilidad de la recuperación económica mundial en medio de crecientes presiones inflacionarias.




La OPEP + se hundió en una crisis cuando una lucha cada vez más intensa entre Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos bloqueó un aumento del suministro de petróleo.

Lo que suceda a continuación determinará si la ruptura de las conversaciones, que hizo que el crudo subiera a US$80 el barril, podría convertirse en un conflicto tan amargo y destructivo como la guerra de precios del año pasado.

Finalmente Los futuros del crudo Brent ganaron 99 centavos, o un 1,3%, a US$77,16 por barril, cerca de máximos de dos años y medio.

En tanto, los futuros del West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos, subían 1,5%, a US$76,27 por barril.

Lo que está en juego es la estabilidad de la recuperación económica mundial en medio de crecientes presiones inflacionarias y la capacidad de la alianza de productores para mantener el control que tanto le costó ganar sobre el mercado del petróleo.

El mercado estará atento en los próximos días a que Riyadh y Abu Dhabi publiquen precios y negocien volúmenes para sus suministros de crudo de agosto.

Guerra de precios

Era evidente el temor de que los acontecimientos se salieran de control aún más. “No queremos una guerra de precios”, dijo el ministro de Petróleo de Irak, Ihsan Abdul Jabbar. “Y no queremos que los precios del petróleo aumenten a más de los niveles actuales”, añadió.

El grupo no acordó una fecha para su próxima reunión, según un comunicado del secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo.

En lo que va del año, los precios del crudo han subido cerca de 50%.

El impasse daña la autoimagen del grupo como administrador responsable del mercado del crudo, lo que aumenta la probabilidad de un incremento adicional de los precios inflacionarios.

Reacción de Estados Unidos

Tras conocida la información el gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, señaló que está impulsando una “solución de consenso” en las estancadas conversaciones sobre la producción de petróleo de la OPEP+.

“Estados Unidos está siguiendo de cerca las negociaciones de la OPEP+ y su impacto en la recuperación económica mundial de la pandemia del Covid-19”, dijo el portavoz de la Casa Blanca en un comunicado.

“No somos parte de estas conversaciones, pero los funcionarios de la Administración se han comprometido con las capitales pertinentes para instar a una solución de consenso que permita avanzar en los aumentos de producción propuestos”, añadió.

Las condiciones estables del mercado del petróleo son necesarias para impulsar la recuperación y cumplir con el objetivo de una energía asequible y confiable, dijeron asesores de Biden bajo condición de anonimato.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.