Distanciamiento y temor a contagio podría traer un aumento de ciclovías en Chile

13 Abril 2020 Gente con mascarilla por prevencion de pandemia de Coronavirus Covid19 que afectacta al pais en la comuna de Prvidencia que puso fin a la Cuarentena toltal. En la imagen el Parque de Avenida Pocuro. Foto : Andres Perez

Algunos países están aprovechando la menor cantidad de autos que transitan en las calles para avanzar en infraestructura para ciclovías. Esto, ya que en la nueva normalidad se busca que las personas vuelvan a sus rutinas, con el menor riesgo posible a contagio.




Delineamiento de calles, estacionamiento para bicicletas y una mayor demanda de servicios relacionada con vehículos no motorizados marcan el panorama en las ciudades que aumentan los kilómetros de ciclovías para evitar el uso de los vehículos particulares o del transporte público. Todo bajo la “nueva movilidad” que se empezará a ver post pandemia.

De hecho, en Europa, EEUU y en algunos países latinoamericanos, el uso de la bicicleta ha tomado mayor protagonismo ante la necesidad de que las ciudades vuelvan a funcionar y lo hagan en forma segura. En esa línea, este tipo de iniciativas también se vio favorecida, ya que, durante las épocas más duras de las cuarentenas o las primeras etapas de retorno a la nueva normalidad, las calles no recibían el tráfico habitual y su intervención para dar espacio a vehículos no motorizados o al peatón era más fácil de realizarla que antes de la crisis sanitaria.

“Cuando no hay autos en las calles se copa el espacio por ciclovías. Así, en el momento en que vuelvan todos los vehículos, y la gente tenga miedo de andar en la micros o en la red de Metro, tenga la opción del uso de bicicleta, que garantiza el distanciamiento social requerido”, dice el investigador del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable de la UC (Cedeus) y académico del Departamento de Urbanismo de la Universidad de Chile, Rodrigo Mora, quien también destaca el aporte al medioambiente que significa este tipo de medida.

El caso chileno

Durante la campaña presidencial, el mandatario Sebastián Piñera se comprometió a la construcción de 800 kilómetros (km) de ciclovías y según el primer catastro de Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU) se destacó que en la Región Metropolitana existen 369,35 km a lo largo de 33 comunas, donde Santiago encabeza la lista con 48,79 km y en la otra cara de la moneda está Lo Prado, San Ramón, Huechuraba, La Cisterna, San Miguel e Independencia con menos de 2 km de ciclovías.

Sin embargo, en medio de la crisis sanitaria, la creación de nuevas ciclovías no ha sido protagonista dentro de los anuncios para hacer frente a la crisis y se suma a las medidas que van en línea de reducir el gasto del Estado. Eso sí, la RM se ve lejos de volver a una nueva normalidad dado que, a partir de este viernes, en la noche, más comunas entrarán en cuarentena tras el alza de contagios en la RM.

“Si bien hay restricciones económicas, no significa que no se pueda hacer nada. Lo están haciendo los países en las mismas situaciones que está Chile. En Perú no están mejor y están construyendo alrededor de 300 km de ciclovías de emergencia y lo mismo está pasando en Colombia. En ninguna parte hay muchos recursos”, dice Mora.

Al ser consultado el Ministerio de Transporte por el rol de la ciclovía o su promoción en esta crisis, el subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez, comentó que “este instrumento cobra relevancia hoy por el Covid-19, ya que agiliza la tramitación de estas iniciativas que, además, son de bajo costo, para que las lleven a cabo municipios o los gobiernos regionales” y desde la cartera también destacaron que son otras entidades públicas las llamadas a ejecutar las obras de este tipo.

En esa línea, en la Municipalidad de Providencia destacaron la importancia de la ciclovía en este contexto y resaltaron su trabajo en esta área en Eliodoro Yáñez, pero que la crisis por el coronavirus y el estallido social paralizaron por ahora este tipo de iniciativas. “Tenemos en carpeta varios otros proyectos cicloviales que están esperando financiamiento. Lo propio ocurre con la peatonalidad”, dice el jefe del Departamento de Ingeniería de Tránsito y Transporte Público de la comuna, Gerardo Fercovic.

Comenta