El año de la pandemia elevó en 19% el número de empresas con pérdidas

Justicia suspende demanda colectiva de Conadecus contra Latam Airlines por cancelación de vuelos

De las 681 compañías que informaron, 212 mostraron pérdidas en el ejercicio completo.




El pasado fue un año duro para las empresas. Las restricciones al movimiento y a las actividades establecidas por los gobiernos a nivel mundial, con el objetivo de frenar la propagación del coronavirus, significó en muchos casos detener en seco su actividad, reinventarse o derechamente bajar la cortina. Un dato que refleja ese difícil momento es la cantidad de grandes empresas que reportan a la Comisión para el Mercado Financiero que terminaron el año con pérdidas, aunque la mayoría logró un repunte en el cuarto trimestre.

De las 681 compañías que informaron, 212 mostraron pérdidas en el ejercicio completo, lo que implicó un incremento interanual de 19% (el año previo fueron 178 firmas). Así, el 31% de las empresas quedó en rojo el año pasado.

La dimensión de las pérdidas también fue distinta. En 2019 la empresa que más perdió fue Metro, con algo más de $195 mil millones. Este año fue Latam, con $3.231.898 millones.

Los rubros más afectados por la restricción a la movilidad fue el de transporte, turismo, restoranes y apuestas. El top 10 de las pérdidas anuales es un fiel reflejo de esto.

La aerolínea Latam vio caer su actividad mensual más de 95% en sus peores momentos, por lo que debió acogerse al procedimiento de capítulo 11 en Estados Unidos para evitar la quiebra. Perdió $3.231.898 millones (unos US$4.500 millones). Claramente, el negocio se vino abajo, con ventas que se contrajeron 69%. Lo único que amortiguó en algo los números fue el negocio de carga: “Esta baja fue parcialmente compensada por un aumento del 26,7% de los ingresos de carga, en respuesta a la sólida demanda de este tipo de servicios durante la pandemia”, explicó la compañía.

Y si las aerolíneas tuvieron problemas, por consiguiente, también lo tuvieron los terminales aéreos. La concesionaria del aeropuerto Arturo Merino Benítez, Nuevo Pudahuel, fue la tercera mayor pérdida de Chile, con números rojos por US$500 millones ($358.901,8 millones). Los pasajeros totales cayeron de 24,6 millones en 2019 a solo 8,5 millones en el año de la pandemia, lo que da una pista de cómo estuvo el negocio. Pero gran parte de esos US$500 millones se explicaron por un ajuste contable, dado que la concesionaria Nuevo Pudahuel castigó en más de US$ 400 millones el valor intangible de la concesión que tiene hasta 2035.

En el listado también asoman empresas de transporte: Metro, EFE e Inversiones Alsacia. En gran medida es el mismo efecto. En particular en Metro, la pérdida creció 36% frente al ejercicio previo al totalizar $265.488 millones, como consecuencia de ingresos que retrocedieron 55%, lo que a su vez fue producto principalmente de una contracción de 62,6% del número de viajes.

En EFE, que tuvo números rojos por $71.142 millones (-$57.888,8 millones en 2019) en parte relevante por un menor ingreso por transporte de pasajeros, que se redujeron en 45%. El transporte de carga se elevó 4%.

Tampoco es un misterio que el rubro de los casinos de juegos esté en una crítica situación. Enjoy también se sometió a un proceso de reorganización para esquivar la quiebra, mecanismo mediante el cual los dueños disminuyeron su porcentaje de participación al mínimo.

Enjoy tuvo pérdidas por $130.529 millones, mientras Sundreams por casi $48 mil millones. En ambos casos, el cierre desde marzo debido a la orden de la autoridad, salvo algunas iniciativas hacia fines de 2020, empujaron a las compañías a situarse en la posición 7 y 18 de las mayores pérdidas del país.

Una eléctrica y un banco en el top 5

Llama la atención que en este listado se hayan colado un par de eléctricas y un banco, pero en gran medida no significó flujo de caja, sino más bien fue un efecto contable.

En AES Gener, que aparece en el top 5 de pérdidas con $193 mil millones, se explicó, a que en el lado no operacional hubo un registro de deterioro del “valor de Propiedad Planta y Equipos de las centrales Ventanas 1, Ventanas 2, Laguna Verde y Angamos, como consecuencia de la intención de acelerar la desconexión de dichas unidades y a la terminación de contratos de suministro con MEL y Spence”. Este deterioro fue por US$787 millones.

Itaú, en tanto, es la empresa con las segundas mayores pérdidas del ranking 2020. “En los estados financieros consolidados correspondientes al cierre del mes de junio de 2020, se informó “una pérdida contable (sin efecto en caja) por la cantidad de $764.024.173.911, como resultado del deterioro de la plusvalía (goodwill) de su unidad de negocios de Chile por la cantidad de $448.273.346.586 al 30 de junio de 2020; y del deterioro de la plusvalía (goodwill) y de los activos intangibles generados por combinación de negocios de su unidad de negocios de Colombia por la cantidad de $315.750.827.325 al 30 de junio del presente”, informó en julio la empresa en la que la familia Saieh es accionista (ver declaración de intereses de Copesa).

Pese a que el comercio ha sido también fuertemente golpeado, entre las 10 mayores pérdidas sólo aparece una empresa directamente ligada al retail: Ripley. Estuvo afectado por el negocio de venta retail y por el inmobiliario (de los malls).

“En el año 2020, los ingresos consolidados de Ripley Corp alcanzaron los $1.499.541 millones, lo que significa una caída del 13,2% respecto al año anterior, principalmente por los efectos anteriormente mencionados. El segmento retail tuvo una disminución en ventas del 10,4% respecto al 2019, con un segundo y tercer trimestre bastante afectados por las cuarentenas y cierre de tiendas en ambos países, y un cuarto trimestre con recuperación sostenida de las ventas en tiendas físicas”, explicaron en la compañía. El repunte del comercio electrónico, de 140% compensó en algo el golpe. Por el lado inmobiliario la reducción fue de 23,1%.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.