China propina duro golpe a criptomonedas, declarando ilegales sus transacciones y reprimiendo su minería

Hasta ahora, la determinación de Beijing no ha generado un derrumbe en el valor de las monedas digitales. Bitcoin cede 5%, una variación acotada frente a caídas como la de 8% que experimentó el lunes por las turbulencias de Evergrande.




La regulación china avanza a toda velocidad y este viernes tocó la puerta de las criptomonedas de la manera más severa posible. El bitcóin y sus pares fueron declaradas como ilegales por el Banco Popular de China (PBOC), quedando estrictamente prohibidas todas sus transacciones, como pagos, trading, emisión de tokens y derivados para monedas virtuales. Asimismo, los intercambios de criptomonedas en el extranjero que brindan servicios en China continental sera considerados ilegales.

“Las actividades comerciales vinculadas con monedas virtuales son actividades financieras ilegales”, dijo el Banco Central de China en un comunicado en el que asegura que “pone en peligro seriamente los haberes de la gente”, por lo que incluso la publicidad queda prohibida.

“Las instituciones financieras y las instituciones de pago no bancarias no pueden ofrecer servicios a las actividades y operaciones relacionadas con las monedas virtuales”, agregó el ente emisor, que además advirtió que ha mejorado sus sistemas para intensificar el monitoreo de las transacciones relacionadas con las criptomonedas y que quienes no respeten la reglamentación serán “investigados por responsabilidad penal de acuerdo con la ley”.

La determinación regulatoria no proviene únicamente del PBOC, ya que otras diez agencias gubernamentales chinas, incluida la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC), el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información y el Ministerio de Seguridad Pública enumeraron la minería de criptomonedas como un sector a eliminar.

El sitio web de noticias estatal Global Times detalla que Beijing está “redoblando los esfuerzos en la regulación de las monedas virtuales para defenderse de los riesgos financieros y facilitar la mejora de la estructura industrial para alcanzar el peak de carbono y las metas de neutralidad”.

Criptominería sin corriente

En efecto, el golpe para el sector de la divisas digitales es fuerte no sólo porque China es un gran mercado, sino porque el país alberga la mayor cantidad de mineros de criptomonedas, una actividad que es cuestionada también por el nivel de emisiones y por la gran demanda de energía.

China tenía una participación del 46% de la tasa de hash global, una medida de la potencia informática utilizada en la minería y procesamiento, de acuerdo con lo consignado por el Índice de Consumo de Electricidad de Bitcoin de Cambridge.

Foto de archivo tomada el 6 de abril de 2021 muestra a un residente local trabajando a tiempo parcial en una granja de criptomonedas en Dujiangyan, en la provincia de Sichuan, suroeste de China.

Precisamente en ese contexto, la agencia de planificación económica china también dijo que es una tarea urgente para el país erradicar la cripto minería, mientras que la NDRC informó en un comunicado que “queda prohibido la incorporación de nuevos proyectos de minería de moneda virtual, a la vez que exigen a los gobiernos locales que adopten un calendario y un enfoque científico para acelerar la salida de los proyectos actuales sobre la base de una transición estable”, según relatan en Global Times.

De acuerdo a las agencias estatales, lo anterior también implicará una supervisión mayor sobre las empresas de generación de electricidad, especialmente para las más pequeña, de manera que se puedan asegurar de que no faciliten los recursos para la actividad minera, que además tiene prohibido autoabastecerse de energía.

La acción de China contra las criptomonedas es diametralmente opuesta a la de El Salvador, que se convirtió en el primer país del mundo en adoptar al bitcóin como moneda de curso legal, lo que para muchos es considerado el mejor experimento sobre su viabilidad.

Tibia reacción del mercado

Con todo, la determinación de Beijing ha generado movimiento relativamente suave para un mercado que se caracteriza por su alta volatilidad. Por ejemplo, el Bitcóin experimenta una caída de 5,5% en este momento, incluso menor a la de 8,52% que experimentó el lunes, cuando Evergrande remecía a las bolsas internacionales. La situación de repite entre sus pares. Ethereum cae 7,3% y Litecoin 8,64% esta jornada, mientras que el lunes ambas caían más de 10%.

Constantine Tsavliris, jefe de investigación del sitio de datos criptográficos CryptoCompare, explica que las novedades de esta jornada son, en realidad, “una extensión de los anuncios anteriores en mayo (por el Comité de Estabilidad Financiera y Desarrollo del Consejo de Estado) sobre la represión de la minería de criptomonedas y la prohibición de las instituciones financieras y de pago de los servicios relacionados con las criptomonedas”.

Al respecto, detalla a CNBC que “como resultado de las prohibiciones, anteriormente vimos una liquidación a corto plazo y un cambio en la minería fuera de China, seguido de una rápida recuperación durante julio y agosto”. En base a esto, Tsavliris apuesta porque las nuevas medidas de Beijing generen a lo más otra venta de corto plazo.

Después de todo, el mercado ya tenía incorporado desde mayo la posibilidades de que el gobierno de Xi Jinping profundizara la regulación del sector. Es más, en los últimos meses ya eran varios los grandes centros de minería de moneda virtual que habían anunciado el cierre de proyectos de minería, como la provincia de Sichuan, en el suroeste de China, y la región autónoma de Mongolia Interior, en el norte de del país.

En ese marco, la directora de investigación del proveedor de datos Kaiko, Clara Medalie, indicó a Bloomberg que si bien es probable que siga habiendo especuladores en China continental, la actividad ya se ha desplazado fuera del país a lo largo de los años en medio de regulaciones cada vez más estrictas.

De todas manera, plantea que si bien es probable que las noticias de China afecten el sentimiento de los mercados, “el efecto real de otra prohibición china tiene un impacto mínimo en la estructura subyacente del mercado en este momento”, señaló.

Sin embargo, hay quienes creen que las cosas se pueden complicar más. “Los mercados de criptomonedas se encuentran en un estado extremadamente frágil en general, y este tipo de caídas hablan de ello; hay un grado de pánico en el aire”, dijo Joseph Edwards, jefe de investigación del corredor de criptomonedas Enigma Securities, informó Reuters.

Vijay Ayyar, el jefe de Asia Pacífico en la criptobolsa Luno, en Singapur, dijo a esa agencia que si bien el gobierno chino ha hecho declaraciones similares en el pasado, es “un ambiente ligeramente nervioso para las criptomonedas con los comentarios recientes de la SEC y el entorno macro general con las noticias de Evergrande. Por lo tanto, cualquier comentario de esta naturaleza provocará una venta de activos de riesgo”.

En efecto, hace algunas semanas Gary Gensler, presidente de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), calificó como “un salvaje oeste” la plataforma en la cual se realizan transacciones de criptomonedas, y solicitó al Congreso mayores atribuciones respecto a la supervisión de la compra-venta de estos token digitales, lo que podría traducirse en el fin del anonimato y el aspecto descentralizado que las caracteriza.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.