El frente a frente del Presidente Boric con las grandes empresas de EE.UU.

Asistieron a la llamada “roundtable” altos ejecutivos de 30 compañías estadounidenses con operaciones en Chile. Tras la cita, el representante de la empresa controladora de AFP Cuprum -Principal-, Luis Valdés, comentó que “el punto central fue la relación entre los inversionistas norteamericanos y el nuevo gobierno”, y que se acordó un canal formal de consultas sobre la reforma previsional.



En un encuentro organizado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos y la Cámara Chilena Norteamericana de Comercio (AmCham), que comenzó a las 16 horas de Los Ángeles (19.00 horas de Chile), el Presidente Gabriel Boric compartió este martes en Estados Unidos con altos ejecutivos de empresas de ese país presentes en Chile. A la cita fueron invitadas cerca de 30 grandes compañías.

Entre quienes estuvieron invitados a la llamada roundtable se encontraba Luis Valdés, presidente chileno de Principal International, firma controladora de AFP Cuprum a nivel local. El ejecutivo se sentó a solo tres puestos de distancia de Boric, quien a su vez estaba flanqueado por el embajador de Chile en EE.UU., Juan Gabriel Valdés, y por el ministro de Economía, Nicolás Grau.

El listado de invitados incluyó a Juan Ignacio Rubiolo, presidente y vicepresidente ejecutivo de negocios internacionales de AES Andes; Shannon Kellogg, por Amazon; Ernesto Torres, CEO de Citibank Latinoamérica; Marcos Araujo, CFO de Coca-Cola en Latinoamérica; Susan Greenwell en representación de Metlife, compañía que controla a AFP Provida en Chile; y Carlos Murillo, presidente regional de Pfizer. También hubo representantes de Prudential, firma que tiene participación en AFP Habitat; así como ejecutivos de Google, Microsoft, Fedex, BlackRock, Bank of America, entre otros.

Además de los ejecutivos estadounidenses, también hubo líderes gremiales locales que asistieron: Juan Sutil, por parte de la Confederación de la Producción y del Comercio, y Bernardo Larraín Matte, expresidente de la Sofofa.

Fuentes de gobierno aseguraron que el mandatario quedó con una muy buena impresión del tono de las conversaciones con el empresariado estadounidense. Es más, la cita se extendió por bastante más tiempo del presupuestado, precisamente porque Boric así lo quiso, por lo que su agenda se atrasó cerca de una hora. Ello quedó reflejado cuando asesores se le acercaron para recordarle que debía asistir a otra reunión, pero respondió: “No, me quiero quedar”.

Quienes conocieron del tenor de la reunión aseguran que hubo bastante discusión sobre el tema previsional. Los controladores de las aseguradoras y de las AFP agradecieron que se hayan frenado los retiros de fondos de pensiones, pero pidieron mayores certezas sobre la reforma previsional que viene, y también le manifestaron que quieren participar del proceso de modificación al sistema.

Sobre el rumbo del proceso constituyente, fuentes que estuvieron presentes señalan que se abordó en términos generales, y que el Presidente vio mayor mesura de los empresarios estadounidenses en comparación con la derecha chilena.

Tras la reunión, el representante de la empresa controladora de AFP Cuprum, Luis Valdés, comentó que si bien se esperaba que el encuentro tuviera una duración de una hora, finalmente se extendió por mucho más de eso. “Del proceso constituyente se habló poco, el punto central fue la relación entre los inversionistas norteamericanos y el nuevo gobierno”, explicó Valdés.

Agregó que “el Presidente tenía preparado un discurso, y la verdad es que yo diría que sorprendió bastante en cuanto a lo que dijo y cómo planteó las cosas: una visión bien moderna de las oportunidades que ofrece Chile a los inversionistas extranjeros. También fue bien claro respecto del tipo de relación que él esperaba con respecto a la inversión extranjera”.

El ejecutivo continuó diciendo que “fue un planteamiento bastante positivo, creo que hubo bastante energía y ánimo al final. Ciertamente que hay muchos sectores distintos, desde el financiero, pensiones, energía, educación, entonces es difícil hacer un gran resumen de todo, pero sí es importante destacar que la inversión extranjera norteamericana en Chile es un stock de US$40 billones, es sumamente importante y significativo para el país, y me imagino que lo importante es que esta inversión crezca”.

Valdés también señaló que “hubo algunos conceptos que el Presidente manejó, yo tomé algunas notas, pero él ciertamente ve muy bien a la inversión extrajera como un socio del país, colaboración entre los gobiernos y los privados. No solamente la inversión tiene sentido para él, sino que también la transferencia tecnológica, es decir, la cooperación y la transferencia de conocimientos lo enfatizó mucho, varias veces. Ahí creo que se puede hacer mucho más”.

Consultado sobre lo que se conversó en materia de la reforma previsional, que se pidió ser parte de la reforma, Valdés dijo que “a través de AmCham se van a canalizar las consultas necesarias para que… Ustedes tienen que entender aquí que la inversión extranjera en el área de servicios financieros y específicamente en el capítulo de pensiones, es supremamente importante. Aquí tenemos números que son bastante grandes, entre US$4,5 y US$5 billones solo invertidos por tres compañías, que es Principal, Prudential y Metlife. Esa es una suma que es más del 10% de toda la inversión extranjera norteamericana en Chile, del stock, por lo tanto, me parece muy adecuado lo solicitado por AmCham y, ciertamente, aceptado por el Presidente”. Ello, “sobre tener un canal formal de consultas”.

Por su parte, Paula Estévez, gerenta general de AmCham, quien también estuvo presente en el encuentro, afirmó que “agradecemos la disposición del Presidente Boric de reunirse con las empresas estadounidenses, en un espacio de conversación honesto y cordial”. Contó que “fue una muy buena instancia, (...) donde tuvimos la oportunidad de dialogar en torno a visiones compartidas para avanzar hacia un desarrollo económico inclusivo y sostenible”.

La ejecutiva agregó que “abordamos la importancia de avanzar en los cambios que requiere el país con certezas y visión de largo plazo para seguir atrayendo inversión extranjera, así como también la relevancia de la colaboración público–privada para contribuir al bienestar de las personas”. Por último, sostuvo que se trataron “materias fundamentales para el fomento de la inversión estadounidense y el desarrollo económico sostenible de Chile, así como temáticas en que las empresas de Estados Unidos cuentan con una amplia experiencia y mejores prácticas, tales como cambio climático, diversidad e inclusión y el rol de la economía digital”.

El mensaje del gobierno

Desde el gobierno tenían claro que sus interlocutores eran algunos de los máximos ejecutivos de empresas de ese país, por las operaciones que ya tienen en Chile, o por eventuales nuevas inversiones que pudieran hacer a nivel local. La idea, dicen fuentes conocedoras, era comunicar a los empresarios el plan económico que tiene el gobierno, en particular sobre inversión extranjera, así como también poner énfasis en que a nivel local hay certeza jurídica y un buen marco institucional, pese a que el país está atravesando por cambios.

De hecho, el Presidente Boric habló algo al respecto antes de esta reunión. Luego de una cita con el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, se refirió a lo que esperaba de la cita con los empresarios. Indicó que en dicho encuentro buscaría darles cuenta a los empresarios “de cuál es la situación hoy día en Chile y que sepan que nuestro país es un lugar seguro y deseable para invertir y que podemos crecer juntos”.

A lo anterior agregó que “tenemos absolutamente claro que para salir adelante, para mejorar nuestras condiciones de vida, tenemos que trabajar juntos el sector público y el sector privado”.

Al ser consultado sobre la recepción del empresariado norteamericano frente al proceso constituyente y las reformas estructurales que está impulsando su gobierno, el jefe de Estado aseguró que el recibimiento que ha tenido por parte de CEOs de empresas de Canadá, como en algunas conversaciones preliminares que ha tenido en Estados Unidos, “es tremendamente positivo”.

“Los empresarios del mundo entienden que es necesario cambiar y mejorar nuestras instituciones para adaptarlas a los tiempos que corren. Y eso es justamente lo que ha buscado, desde mi punto de vista, el proceso constituyente”, añadió Boric.

Dijo que existe una gran valoración de la fortaleza institucional de Chile por parte del mundo empresarial. “Y la sensación que he tenido, por lo menos con las conversaciones con diferentes líderes empresariales de diversos países, es que valoran que en Chile hayamos optado, en un momento de crisis, por más democracia. Eso es lo que significa el proceso constituyente: más democracia”, aseguró.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Imperdibles




La entrenadora Amanda Caprito, experta en vida saludable, explicó en un medio de Estados Unidos, cuáles son los principales motivos por los que se fracasa a la hora de emprender un plan de reducción de peso